ECONOMíA › LA COMISION BICAMERAL Y EL PLAN CUATRIENAL DE AEROLINEAS

Un vuelo aprobado con disidencias

Diputados y senadores oficialistas que integran la Comisión Bicameral de Reforma del Estado y Seguimiento de Privatizaciones suscribieron un dictamen favorable al Plan General de Negocios de Aerolíneas Argentinas y Austral para el período 2009-2013. El informe fue firmado por el titular de la Comisión Bicameral, Mariano West; el secretario Ariel Basteiro, el senador Eric Calcagno y la diputada María de la Rosa. Se opusieron y presentaron un dictamen en disidencia los legisladores de la oposición

Adolfo Rodríguez Saá (PJ-San Luis), Juan Carlos Marino (UCR-La Pampa), Rubén Lanceta (UCR-Buenos Aires) y Esteban Bullrich (PRO-Ciudad Buenos Aires), que reclamaron enmiendas al plan presentado por el secretario de Transporte, Juan Pablo Schiavi, y el titular de Aerolíneas, Mariano Recalde, por considerar que no se justifican los resultados proyectados, con una reversión de la situación deficitaria para 2011.

Los dictámenes de la Comisión Bicameral no tienen carácter vinculante, pero cumplen el rol de evaluación de gestión para las autoridades de la empresa y del área. Casi sin debate y después de una breve sesión, los oficialistas aprobaron el plan en todos sus términos y lo giraron a los presidentes de ambas cámaras para su conocimiento por el conjunto de los legisladores. En tanto, el dictamen en disidencia fue elevado al ministro de Planificación, Julio De Vido, reclamando respuesta a las objeciones puntualizadas.

El plan de recuperación de Aerolíneas contiene un programa de negocios para los próximos cuatro años que prevé compras de aviones Boeing 737-700, Airbus y Embraer, con el objetivo de llegar a 63 aeronaves en 2013. Además, prevé transportar alrededor de 8.600.000 pasajeros en 2013, en comparación a los cinco millones actuales y contempla, como fue dicho, que en 2011 no necesitará aportes estatales para su funcionamiento.

Entre otros argumentos para cuestionar la presentación oficial, estos legisladores sostienen que no está especificada la metodología para postular que se triplicarán los ingresos o que habrá una considerable reducción de los gastos. Tampoco estarían “los rubros sobre los que versan las proyecciones económicas” ni se presentaría con claridad de dónde surgen las necesidades económicas.

El plan de negocios oficial prevé que Aerolíneas y Austral dejarán de ser empresas deficitarias en 2011 y tendrán un superávit operativo a partir de 2013. Para diseñar ese programa, los funcionarios del Ministerio de Planificación se basan en el supuesto de que habrá un importante incremento de los pasajeros, que responderán a una suba en la oferta. La cantidad de vuelos aumentará exponencialmente en el cabotaje y en los regionales, no sólo con el incremento de frecuencias sino con la anexión de nuevos destinos. Aunque con un criterio más conservador, esa expansión también llegaría al segmento de los internacionales.

Para afrontar los compromisos exigibles y los que surjan de la compra de aviones, el Poder Ejecutivo incluyó dos artículos en la Ley de Presupuesto para el 2010 que autorizan la emisión de deuda con el fin de renovar flota y la asignación de recursos para la cancelación de vencimientos.

Compartir: 

Twitter
 

El Plan General de Negocios prevé una fuerte renovación de flota.
Imagen: Rolando Andrade
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.