ECONOMíA › EL GOBIERNO ANUNCIO MEDIDAS PARA IMPULSAR LA PRODUCCION DE TRES INDUSTRIAS

De motos, camiones y computadoras

El Ministerio de Industria lanzó un plan para el recambio de camiones de más de treinta años, reglamentó la ley para incentivar la fabricación de motos y anunció la renovación y mejora de la ley de software. Las medidas apuntan a la generación de empleo.

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner y la ministra de Industria, Débora Giorgi, anunciaron ayer tres planes de impulso a la producción nacional. Son beneficios impositivos y crediticios para la industria de vehículos de transporte de carga, del software y motos y motopartes. En el primer caso permitirá el recambio de camiones con más de 30 años de antigüedad en condiciones beneficiosas para transportistas pyme. En cuanto al software, se presentó un proyecto de ley que perfecciona y extiende los beneficios incluidos en una ley de promoción al sector de 2004, que tuvo buenos resultados. Por último se reglamentó una ley dirigida a la industria de motocicletas para estimular la sustitución de importaciones. Las tres iniciativas buscan impulsar la producción local y el empleo, tanto en los sectores a los que están directamente dirigidos como en aquellos que dependen hacia atrás o adelante en la cadena productiva.

La renovación de camiones

Los transportistas de menor facturación, con dificultades para invertir en la compra de un modelo nuevo, podrán renovar la flota de camiones de mayor antigüedad con más facilidad. Aquellos que posean hasta cinco unidades podrán entregar su vehículo de más de 30 años (que esté en funcionamiento), por lo que recibirán una compensación de entre 25 mil y 35 mil pesos y un crédito del Banco Nación a 5 años con una tasa subsidiada (entre 10 y 12 por ciento). Pretende ser un fuerte apoyo a la renovación de transportes de carga. Las cuotas mensuales rondarían unos 3500 pesos, monto que según fuentes del sector “es pagable”.

Para impulsar la producción nacional, el camión nuevo estará producido localmente, aunque con algunos aportes de la industria brasileña. Como todavía dicho modelo no existe en el mercado, el plan de recambio tardará, estiman en el sector, un año en ponerse en marcha. La marca será Iveco. La primera etapa del plan comienza con un recambio de 2100 camiones. Actualmente hay más de 80 mil camiones en el país con más de 30 años.

“De ser efectiva, la renovación total podría llevarse a cabo en 10 años. No sólo permitiría mejorar la productividad, sino también las condiciones de seguridad”, afirmó a Página/12 Eduardo Poverene, director ejecutivo de la Cámara Empresaria de Operadores Logísticos.

El software

El Ejecutivo enviará al Congreso un proyecto de ley que perfecciona y extiende hasta el año 2019 el apoyo a la industria del software, contemplado en la Ley 25.922, que fue promulgada en 2004. La norma original supone un conjunto de beneficios impositivos, espíritu que se mantiene con esta reforma, pero ahora incluiría mecanismos particulares para exportadores y pymes. Además supone la extensión por cinco años de la ley actual. Incluye la desgravación del 60 por ciento del impuesto a las Ganancias y un bono fiscal por el 70 por ciento de las contribuciones patronales.

Desde el sector destacan como “muy positivos” los resultados de la ley, ya que las empresas beneficiadas crecieron más que la media, en un segmento de por sí muy dinámico. La industria del software creció en la posconvertibilidad a una tasa promedio del 20 por ciento, con un incremento del 17 por ciento anual promedio en mano de obra y de 25 por ciento en las exportaciones. Agregan que “el costo fiscal de la ley para el Estado ha sido nulo”. Es porque el ascenso de estas empresas y su impacto en los ingresos fiscales fue mayor que lo que dejó de percibir el fisco al otorgar los beneficios.

Motos y motopartes

Se anunció la reglamentación de una ley promulgada en diciembre del año pasado, que estableció el “Régimen de incentivo a la inversión local para la fabricación de motocicletas y motopartes”. Su principal objetivo es el aumento del grado de integración nacional en la producción. Actualmente, el componente importado llega al 50 por ciento, porción que deberá reducirse al 30 por ciento en cinco años. Para ello se prevé una baja de hasta el 60 por ciento de los aranceles de importación para las empresas que presenten un plan para la fabricación de motos en nuestro país de al menos un millón de dólares en capital fijo cada una. El sector emplea alrededor de 25 mil trabajadores en forma directa e indirecta, y el mercado tiene un alto componente importado: el 70 por ciento de las motos que se venden localmente es producido en el extranjero.

Informe: Javier Lewkowicz.

Compartir: 

Twitter
 

La ministra de Industria, Débora Giorgi, compartió el anuncio con empresarios de motocicletas.
Imagen: Télam
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.