EL PAíS › LA OPOSICIóN CONFíA CONSEGUIR HOY QUóRUM CON EL VOTO DE MENEM

Por la revancha en el Senado

El ex presidente apareció ayer y confirmó que asistirá al recinto para la sesión especial de esta tarde en la que se distribuirá el poder de la Cámara alta. Las reuniones entre los bloques opositores se sucedían anoche temiendo deserciones.

 Por Miguel Jorquera

La gran incógnita es si el kirchnerismo tiene o no un plan B para enfrentar la embestida opositora y quedarse en la sesión de hoy con el control parlamentario del Senado. En la reunión de Labor Parlamentaria realizada ayer por la tarde en el despacho de Julio Cobos no hubo cambios ni modificaciones en las posturas que oficialistas y opositores llevaron a la fracasada sesión de la semana pasada, donde sólo se eligieron las autoridades de la Cámara alta. Aunque esta vez, Carlos Menem estará en el recinto para darle el voto que le faltó entonces al conglomerado –opositor– UCR, peronistas disidentes y díscolos, juecistas, CC y PS– para alcanzar quórum e imponerse en la votación en la que obtendría mayoría en las 25 comisiones legislativas y la presidencia de 13 de ellas. Además de cinco de los ocho asientos que los senadores tienen en la estratégica comisión bicameral de los DNU, donde también dejaría en minoría al bloque k.

Ayer por la noche se sucedían las reuniones entre miembros de uno y otro bando para pulir estrategias y prevenir sorpresas. Las charlas se sucedían en distintos despachos e incluían a dirigentes opositores de ambas Cámaras legislativas. El diputado anti K Felipe Solá se cruzó hasta el Senado para encontrarse con el puntano Adolfo Rodríguez Saá. Los senadores radicales también desplegaron toda su fuerza para reafirmar sus lazos con las otras fuerzas parlamentarias opositoras.

Después de la reunión de Labor Parlamentaria, el jefe del bloque K, Miguel Angel Pichetto, continuó una charla reservada con el díscolo pampeano Carlos Verna, que se sumó a la propuesta opositora, y de la que también participaron los kirchneristas José Mayans y Nicolás Fernández. Pero frente al resto de los jefes de los bloques opositores, del que también participó Menem, Verna habría reafirmado su acuerdo con la oposición. El pampeano quería que la utilización de las reservas se resolviera por ley, para la que había presentado un proyecto propio. Pero la decisión presidencial de desdoblar los decretos que reemplazan al Fondo del Bicentenario lo alejó más de la postura oficial.

El conglomerado opositor tendrá que conformar quórum en la sesión convocada para las 14. Hasta entonces el oficialismo no bajará al recinto a dar pelea. “Por supuesto”, dijo Menem para confirmar que esta vez sería de la partida en la sesión de hoy, al salir de su despacho junto Adolfo Rodríguez Saá para participar de Labor Parlamentaria. Pocos minutos antes, su antiguo y fiel secretario privado Ramón Hernández le quiso imprimir un poco de suspenso a la participación del riojano encogiéndose de hombros ante la misma consulta periodística.

Con Menem sentado en su banca, y sin mediar sorpresas, la oposición alcanzaría quórum propio en la Cámara alta y los 37 senadores (sobre 72) para imponer su propuesta. De prosperar, el conglomerado opositor se quedará con mayoría en las 25 comisiones legislativas permanentes del Senado y la presidencia en trece de ellas. Para el oficialismo quedarán las presidencias de las doce restantes, donde estarán incluidas las llamadas de gestión, como las comisiones de Presupuesto y Asuntos Constitucionales, entre otras.

Aunque gran parte de la expectativa opositora pasa por estas horas en romper la actual paridad (ocho a ocho) en la estratégica comisión Bicameral de los Decretos de Necesidad y Urgencia (DNU). Con mayoría en esa comisión, podrían emitir en la reunión convocada por la oposición para mañana un dictamen en contra del nuevo DNU presidencial que asigna 4382 millones de dólares de las reservas del Banco Central para cancelar vencimientos de deuda externa a lo largo de 2010. Pero también bloquearían, en el futuro, la posibilidad que el Gobierno recurra a los decretos para esquivar su desventaja numérica en el Congreso.

Incluso, hasta se especuló que la oposición podría aprovechar el quórum y la mayoría en la sesión de hoy para tratar y rechazar el DNU 298 en el recinto. Varios legisladores del PJ disidente empujaban anoche esa propuesta en reuniones donde se evaluaban los antecedentes parlamentarios y jurídicos para intentar llevarla adelante. Aunque desde el oficialismo insistían en que todavía el Gobierno no había girado el DNU al Congreso (tiene diez días para hacerlo), los más acérrimos opositores aseguraban que con el Parlamento funcionando y el decreto publicado en el Boletín Oficial “nadie podría evitar su tratamiento”.

Mucho dependerá de hasta dónde llegarán los acuerdos que se tejían bien avanzada la noche de ayer en los despachos de los senadores opositores.

Compartir: 

Twitter
 

El miércoles pasado, el oficialismo logró dejar sin quórum la sesión: la oposición tenía 36 de los 37 necesarios.
Imagen: DyN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.