EL PAíS › EL SENADO TRATA EL MIéRCOLES EL PROYECTO POR EL USO DE LAS RESERVAS

Un Fondo que ya tiene fecha

Según prevé el oficialismo, la iniciativa que permite la utilización de reservas del Banco Central para el pago de deuda podría alcanzar los 40 votos, ya que cuenta con los respaldos de varios senadores no kirchneristas.

 Por Sebastian Abrevaya

Luego de una semana de suspenso, el Senado se dispone a tratar el miércoles el proyecto de ley que crea el Fondo de Desendeudamiento. Con la firma la semana pasada del peronista pampeano Carlos Verna, el oficialismo consiguió emitir dictamen para llevar el tema al recinto y, de aprobarlo, podría evitar también la derogación del DNU 298, que ya fue rechazado en la Cámara de Diputados. Según los cálculos del oficialismo, la iniciativa que permite la utilización de reservas del Banco Central para el pago de deuda podría alcanzar los 40 votos, ya que cuenta con los respaldos de varios senadores no kirchneristas. En su último artículo, el proyecto establece que el DNU 298 quedará derogado automáticamente, una vez sancionada la ley en ambas cámaras.

A pesar de que la oposición prometió hace semanas darle una paliza al oficialismo en el tema del DNU, la situación en el Senado parece haber dado un vuelco. Con un poco de tiempo, el oficialismo logró negociar con varios senadores opositores el apoyo a una ley que reemplazara el decreto presidencial, evitando así quedar sin la herramienta de pago en medio del canje de deuda. Esta semana habrá contactos con algunos senadores más rebeldes del Frente para la Victoria, para garantizar los votos en una sesión que será clave para el Gobierno. Fuentes del bloque K anticiparon que conversarán especialmente con Adriana Bortolozzi para evitar que las disidencias expresadas públicamente por la formoseña terminen traducidos en un voto adverso a la iniciativa.

Tras acordar con el pampeano Carlos Verna el pago de fondos atrasados para su provincia, el kirchnerismo consiguió su firma en el dictamen, lo que posibilitará el tratamiento de la ley. Verna forma parte de las tres comisiones intervinientes en este proyecto, por lo que su aval era indispensable para posibilitar llevarlo al recinto. El arco opositor tiene una representación de nueve legisladores, contra seis del oficialismo, en la comisión de Presupuesto y Hacienda, y de ocho a siete en las comisiones de Coparticipación Federal y de Economía Nacional. Pero la firma “en disidencia total” del ex presidente Carlos Menem en Presupuesto y Hacienda colocó la relación a ocho a siete también en esta comisión por lo que fue Verna quien desempató a favor de la iniciativa K, como miembro de todas ellas.

Hasta el momento no se habían pronunciado públicamente la santafesina Roxana Latorre y la rionegrina María José Bongiorno, aunque en el oficialismo contaban con su acompañamiento. Verna y su compañera de bancada María Higonet también votarían a favor. Resta saber qué hará Menem, quien habilitó el pase al recinto con su firma. Incluso hubo conversaciones con el porteño Samuel Cabanchik, quien tenía una iniciativa sobre el pago de deuda con reservas y de la cual el oficialismo adoptó algún punto. Del proyecto original se incorporó la creación de una comisión bicameral para el seguimiento de los pagos efectuados.

En este marco, la oposición debe decidir si sigue con la batalla por el DNU, teniendo en cuenta que puede perder la votación, lo que significaría que el DNU 298 quedara ratificado definitivamente, ya que para su rechazo es necesaria el voto de la mayoría de ambas Cámaras. Hasta hace dos semanas el principal conflicto entre oficialismo y oposición era el orden de los temas a tratar. Precisamente para evitar una derrota contundente, los opositores buscaban primero rechazar el DNU para luego tratar el proyecto de ley.

Con varios votos abajo, el arco opositor podría obligar al oficialismo a juntar el quórum para sesionar, pero incurriría en una actitud que le cuestionó duramente al oficialismo cuando lo hizo. Este escenario favorable al kirchnerismo será un desafío para la oposición que hizo de la pelea por las reservas su caballito de batalla durante meses. El jefe de la bancada radical, Gerardo Morales, y el del peronismo disidente, Adolfo Rodríguez Saá, deberán apelar a su creatividad para evitar un duro golpe el miércoles en el recinto. Hasta ahora lograron dilatarlo, ya que la semana pasada Verna postergó su apoyo hasta último momento, impidiendo que el tema se tratara en la última sesión. En ese momento, los opositores aprovecharon para imponer su agenda: el repudio a los afiches anónimos cuestionando la independencia de los periodistas del grupo Clarín.

Compartir: 

Twitter
 

Con la firma del peronista pampeano Carlos Verna, el oficialismo logró llevar el tema al recinto.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.