EL PAíS › EL EX TITULAR DE LA CAMARA DE MAQUINARIA EN LA CAUSA DE VENEZUELA

La otra campana del caso

José Luis Médica contradijo en la Justicia la versión que había dado el ex embajador en Venezuela, Sadous. Sostuvo que la comisión que cobraba la trader era normal y desmintió que hubiera renunciado a su cargo por eso.

 Por Raúl Kollmann

El ex presidente de la Cámara de Fabricantes de Maquinaria Agrícola (Cafma), Jorge Luis Médica, declaró ayer ante el juez Julián Ercolini, que renunció a esa Cámara a principios de 2009 no porque tuviera objeciones respecto del manejo de las exportaciones a Venezuela, sino porque consideraba que había que avanzar todavía más en esas exportaciones. En el marco del conflicto del campo de 2008, una parte de los fabricantes decidieron alinearse con la Mesa de Enlace y no quisieron aparecer exportando a Venezuela, mientras que Médica opinaba lo contrario: que debía buscarse un acuerdo en el conflicto y que había que aprovechar más la oportunidad de la exportación a tierra bolivariana. Además, el ex presidente de Cafma dijo que el 15 por ciento de comisión que se le pagaba a la trader Palmat era lo habitual y que la brasileña Cotia cobraba una cifra similar. Mencionó a un directivo de Cotia, Juan Manuel Fayen, quien los contactó en Barinas, Venezuela, para ser la trader de las operaciones. En su declaración de ayer, Médica contradijo en todos los puntos lo señalado por el ex embajador Eduardo Sadous. Lo mismo hizo el día anterior otra ex presidenta de Cafma, Rosana María Negrini.

El extenso testimonio de Médica requirió seis horas, desde la mañana hasta la media tarde. Es que el industrial –dueño de la empresa Yomel SA– fue titular de Cafma en los años más importantes del acuerdo con Venezuela. Los presidentes Néstor Kirchner y Hugo Chávez habían acordado una operación de enorme magnitud para maquinaria: Argentina le compraba combustibles a Venezuela para paliar una época complicada en materia de energía, pero el gobierno de Chávez se comprometió a usar ese dinero para adquirir bienes industriales argentinos.

Médica dio ayer cifras impactantes. Se exportaron unos 500 tractores y 240 cosechadoras, entre mucha otra maquinaria. El total previsto era de 500 millones de dólares, pero –según Médica– la fuerte reactivación en la Argentina en 2007 y principios de 2008 y luego el conflicto con el campo hicieron que no se completaran todos los tramos. “De todas maneras, fue la mejor y mayor exportación de la historia de la industria metalmecánica argentina en toda su historia. La cantidad de puestos de trabajo que se crearon fue fantástica. Lamentablemente, después se perdió una parte de esos puestos porque no seguimos adelante con la exportación como debíamos. Parte del mercado se lo hemos regalado a los brasileños otra vez”, le dijo Médica a este diario en un diálogo sostenido anoche.

Estos son algunos de los puntos de la declaración de Médica que desvirtúan las acusaciones de Sadous:

- Sadous sugiere que el 15 por ciento que cobró la trader Palmat podría encubrir una coima a funcionarios venezolanos o argentinos. “En nuestro comercio en la Argentina pagamos comisiones que van del 15 al 25 por ciento al vender un producto. Además, la comisión real que se le pagó a Palmat era del 9,74 por ciento, ya que el porcentaje se calculaba sobre un valor mucho más bajo, el de la maquinaria en la fábrica. En una reunión que se hizo en 2006 entre todos los fabricantes que íbamos a exportar a Venezuela evaluamos que no había posibilidad de hacer la operación sin una trader por las dificultades que íbamos a tener para cobrar. Palmat gestionaba allá el cobro. Hubo un debate intenso para decidir contratar a Palmat. Luego se llegó al consenso.”

- El 15 por ciento de Palmat no es una comisión habitual. Cuando se exhibió la maquinaria en la feria de Barinas, en Venezuela, se presentaron dos traders. Palmat y la brasileña Cotia. Médica fue muy preciso en ese punto. En primer lugar mencionó al hombre de Cotia, que los abordó en Barinas, Juan Manuel Fayén. “Se habló de un 15 a un 20 por ciento”, especificó Médica. La decisión de inclinarse por Palmat fue unánime, tomada en una reunión celebrada en la empresa Agrinar. “No queríamos darle al adversario, en este caso brasileño, las claves de un negocio que teníamos en la mano”, explicó el ex presidente de Cafma. Palmat fue recomendada por una empresa de la Cámara que ya venía exportando: Gherardi.

- Sadous dio a entender que funcionarios de Planificación elegían las empresas que podían exportar y a cuáles se pagaba. Médica rechazó ambos puntos en forma tajante. Podían exportar todas las empresas de Cafma, aunque muchas no lo hicieron por temor a no cobrar. Y los pagos le llegaban directamente a cada empresa.

- Médica renunció a Cafma porque estaba en desacuerdo con las operaciones con Venezuela. Todo lo contrario: “Había desinterés de continuar en las otras empresas de Cafma. La Cámara tomó una posición por el campo, y otros socios, como yo, tomamos una posición más proclive a resolver el problema. A mi juicio, seguir con las negociaciones con Venezuela era favorable. Como no se hacía, renuncié”, resumió Médica ante este diario.

Compartir: 

Twitter
 

La denuncia del ex embajador Eduardo Sadous quedó a contramano de lo que declaró ayer Médica.
Imagen: Sandra Cartasso
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.