EL PAíS › DECLARO LA SOCIA DE LAS ESPOSAS DE RODRIGUEZ LARRETA Y JAMES

Un testimonio que dejó dudas

Lo dicho por Daniela Claiman no convenció al juez Norberto Oyarbide. Ordenarán nuevas medidas para tratar de establecer si el jefe de Gabinete porteño tuvo que ver con la designación del espía en la administración macrista. Le hicieron el examen psiquiátrico a Macri.

 Por Irina Hauser

El juez federal Norberto Oyarbide le tomó declaración ayer a Daniela Claiman, socia de las esposas de Ciro James y Horacio Rodríguez Larreta. Su citación apuntaba a establecer si el jefe de Gabinete porteño pudo haber tenido alguna vinculación con el nombramiento del espía en el Ministerio de Educación, que le habría servido como pantalla de sus actividades ilegales de espionaje. Su declaración dejó algunas dudas en el juzgado, que ahora ordenará más entrecruzamientos de llamados entre teléfonos de la mujer del funcionario macrista y de una flota que utilizaba James. El magistrado amplió también el procesamiento del espía por las pinchaduras a los teléfonos de dos gerentes de supermercados Coto y, tal como le había indicado la Cámara Federal, le dictó falta de mérito al ex ministro de Educación porteño, Mariano Narodowski.

La actividad relacionada con la causa de las escuchas también incluyó ayer la visita de Mauricio Macri al Palacio de Tribunales, donde estuvo ante dos expertos en salud mental del Cuerpo Médico Forense que le hicieron finalmente una evaluación psicológica y psiquiátrica, como suelen hacerles a todos los procesados encaminados a juicio por delitos con penas mayores a diez años de prisión. El examen –que había ordenado el juez Norberto Oyarbide en la causa del espionaje– duró cerca de media hora, en la que al parecer no hubo preguntas incómodas. Pero bastó la cita para redoblarle al jefe de gobierno el malhumor que ya venía acumulando tras el derrumbe del gimnasio de Villa Urquiza, otro asunto por el que también se topó con Oyarbide, quien allanó las oficinas de un ministerio en busca de legajos de inspectores.

James y el ex jefe de la Metropolitana Jorge “Fino” Palacios, que están detenidos, también fueron sometidos a pericias psicológicas esta semana. Al igual que Macri, están procesados por asociación ilícita, un delito que tiene una pena máxima de diez años. Los estudios, de rutina, apuntan a establecer si la persona imputada está en condiciones de enfrentar un juicio oral. En los tribunales de Retiro, el líder de PRO entregó un seguro de caución por 250 mil pesos, ya que Oyarbide lo había intimado para que cumpliera con el embargo que le trabó el mes pasado al procesarlo. De ese modo, si la Justicia ejecuta el embargo, paga el seguro.

Por Comodoro Py también pasó Claiman, socia de las esposas de James y Rodríguez Larreta en la publicación de una guía de novias en un período que arranca en 2007 y coincide con el de las escuchas investigadas. La punta del ovillo que llevó a Oyarbide a citarla fue la aparición de llamadas entre un teléfono que usaba la esposa de James –Daniela Zanta– y el de Bárbara Diez, la mujer de Rodríguez Larreta. Diez presentó tiempo atrás un escrito donde explicaba que compartían un emprendimiento: la publicación de Bárbara Diez Wedding Guide. Todo salvo el novio.

Claiman declaró que la guía de novias había sido una idea suya y Zanta, que se conocían de la facultad, y que se les ocurrió llevársela a Diez, que era una experta en la materia, ya que es una conocida organizadora de casamientos. Su declaración dejó algunas dudas en el juzgado: primero, la mujer aseguró que en las reuniones sobre la revista sólo estaban ellas tres, pero ante ciertas preguntas dijo que Rodríguez Larreta había participado en alguna conversación sobre el tema. Dijo que no conoce el teléfono de la casa de Diez, pese a que son socias desde hace tres años. Zanta, dijo, cedió su parte a fines de 2007, cuando quedó embarazada, pero según otros datos de la causa habría seguido vinculada con la publicación hasta el año pasado. Contó que vio a James, a quien sus allegados no llaman Ciro sino Gerardo (su otro nombre), en cumpleaños y sus respectivos casamientos, y que quedó espantada al enterarse del espionaje. Ahora, el juzgado ordenará más entrecruzamientos de llamados entre teléfonos de la esposa del jefe de Gabinete y de una flota que utilizaba James.

La ampliación del procesamiento de James por intercepción indebida de comunicaciones y por insertar en un documento declaraciones falsas era esperable, ya que se sabía que estaba corroborado que había sido él quien retiró las escuchas de los gerentes del supermercado Coto, Diego Molaro y Rodrigo Blas Velazco. A ambos les pincharon los teléfonos con la misma modalidad que a Sergio Burstein, familiar de AMIA; Daniel Leonardo, cuñado de Macri, y los demás espiados: las escuchas las ordenaban dos jueces de Misiones que truchaban expedientes, las hacía la SIDE y las grabaciones las retiraba James en Buenos Aires con autorización de los juzgados. También se amplió el procesamiento de la secretaria judicial Mónica González y de dos policías misioneros, Diego Guarda y Raúl Rojas. La falta de mérito del ex ministro de Educación Narodowski era cantada, ya que la indicó la Cámara Federal. Oyarbide lo había procesado como responsable del nombramiento de James en la cartera, pero el tribunal de alzada señaló a otro posible responsable, el funcionario Andrés Ibarra –actual director de Recursos Humanos del Ministerio de Hacienda porteño–, quien será indagado cerca de fin de mes.

Compartir: 

Twitter
 

El juez Oyarbide amplió el procesamiento de James y le dictó falta de mérito a Narodowski.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.