EL PAíS › EL FUNCIONARIO DE OBAMA PARA LA REGIóN SE REUNIó CON TIMERMAN

Valenzuela se llevó un reclamo

El canciller argentino le recordó las trabas que pone Estados Unidos al ingreso de productos como carne y cítricos. Valenzuela destacó el papel que juega la Unasur en la región. Esta vez no hizo declaraciones en público.

Como para evitar problemas, esta vez el secretario adjunto del Departamento de Estado norteamericano, Arturo Valenzuela, pasó por Buenos Aires sin hacer declaraciones. Así y todo, el chileno se llevó el reclamo argentino para que Estados Unidos abra su mercado a productos nacionales como cítricos y carne, lo cual para el canciller Héctor Timerman resulta “un castigo y una discriminación” al país. En un comunicado de la embajada norteamericana, se sostuvo que Valenzuela coincidió con el canciller en destacar “el papel significativo de la Unasur para evitar conflictos regionales y la importancia de la cooperación regional para enfrentar las preocupaciones compartidas de nuestros países”. Pese a que hubo algunos sondeos previos, Valenzuela no fue recibido por la presidenta Cristina Kirchner.

El antecedente le jugaba en contra. En su visita “presentación” como el funcionario de Barack Obama para la región, en diciembre de 2009, Valenzuela aseguró en conferencia de prensa que había escuchado a empresarios quejarse por la “inseguridad jurídica” y comparó esa situación con la que encontró cuando viajó a Argentina en 2006 –pleno menemismo– que dijo haber visto a los hombres de negocios “con mucho entusiasmo”. La intervención no pudo ser más de-safortunada a ojos del gobierno argentino. Varios funcionarios salieron a retrucarle públicamente e, incluso, el entonces canciller Jorge Taiana le planteó una queja a la secretaria de Estado, Hillary Clinton.

El altercado se subsanó aunque Valenzuela va a tener que trabajar mucho para recuperar la simpatía del gobierno argentino como la que supo tener su antecesor, Thomas Shannon, que solía pasar por la Casa Rosada cada vez que venía de visita.

En un día de agenda completa, Timerman recibió a Valenzuela y a la embajadora norteamericana en Buenos Aires, Vilma Martínez, pasadas las 11 en su despacho de la Cancillería. Más lenguaje de gestos: igual que la semana pasada cuando se reunió con su par uruguayo Nicolás Almagro, hay fotos de ayer que atestiguan que Timerman bajó hasta la entrada del edificio de la Cancillería para recibir al brasileño Antonio Patriota en la vereda. En cambio, las imágenes con Valenzuela son las formales, reunidos en su despacho del piso 13.

Timerman, en la entrevista publicada por Página/12 el domingo, había explicado que recibiría a Valenzuela porque así se lo había pedido en el marco de una visita que continuó ayer por la noche en Chile. Timerman explicó que cuando él iba a Estados Unidos siempre pasaba por el despacho de Valenzuela en el Departamento de Estado.

En el encuentro hubo repaso a la agenda bilateral en la que hay varios temas en los que los países trabajan en buena sintonía como todo lo que tenga que ver con no proliferación y seguridad nuclear y en la lucha contra el terrorismo y el narcotráfico. También conversaron sobre “diversos esfuerzos de cooperación en ámbitos multilaterales tales como la OEA y las Naciones Unidas”, según el comunicado de la embajada.

Un poco más áspero se puso el diálogo cuando el canciller argentino trajo a cuento las trabas que desde hace años Estados Unidos viene poniendo a algunos productos, entre los que mencionó “los cítricos del Noroeste y Noreste argentinos, que sufren la demora por barreras sanitarias que ya han sido objeto de consideración y continúan pendientes de levantamiento”. “Empiezo a creer que hay un castigo de los Estados Unidos a la Argentina, una discriminación, ya que no permiten exportar cítricos ni carnes. Y en materia de limones se comprometieron a hacer un estudio y no lo hicieron”, consideró Timerman a propósito del tema de la reunión.

El canciller planteó que era necesario abrir mecanismos para que se equilibre el comercio bilateral. Como cierre, Timerman reiteró –se lo había dicho semanas atrás a Hillary Clinton– la necesidad de reunir durante este semestre el mecanismo de Consultas Políticas Bilaterales para ir resolviendo temas y ampliar el contacto entre ambas gestiones.

No fue el único funcionario del Gobierno que ayer se reunió con Valenzuela. También lo recibió la ministra de Seguridad, Nilda Garré, con quien conversó de “iniciativas de cooperación bilateral y subregional en materia de seguridad y sobre políticas conjuntas sobre seguridad ciudadana”, según se informó.

Compartir: 

Twitter
 

Héctor Timerman recibió en su despacho a Arturo Valenzuela y a la embajadora Vilma Martínez.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.