EL PAíS › CUANDO CALIENTA EL SOL > ANíBAL IBARRA, LEGISLADOR PORTEñO DE DIáLOGO POR BUENOS AIRES

“Macri ha fracasado en la gestión”

Mientras aguarda la llegada de su primera hija, Aníbal Ibarra confirmó que está lanzado para volver a ser jefe de Gobierno porteño. Aunque aguarda a que se defina el escenario electoral, el legislador de Diálogo por Buenos Aires se prepara para armar un frente con otros sectores. Dice apoyar muchas políticas del kirchnerismo, pero condiciona una posible alianza a quién sea el candidato oficialista. Critica a Mauricio Macri porque –remarca– está haciendo un “pésimo gobierno” y asegura que, en lo personal, la tragedia de Cromañón le dejó una “deuda por no haber podido o no haber sabido contener a los familiares”.

–¿Se va a volver a postular para gobernar la ciudad?

–Sí, es una decisión tomada. Vamos a recuperar la ciudad de una derecha retrógrada, que encima ha hecho un pésimo gobierno. Estamos preparados para competir y encabezar, pero también militamos con vocación frentista.

–¿Y con qué sector vislumbra una alianza?

–Es necesario que nos juntemos los que compartimos valores y visiones sobre el Estado y sobre lo público. En ese sentido, se podría confluir con sectores del kirchnerismo como el que expresa Daniel Filmus, con sectores del socialismo, de la izquierda independiente, del radicalismo progresista. Ya hay conversaciones con estos sectores y hemos coincidido en visiones generales, pero aún falta mucho. Hoy hay muchos candidatos. Además, tenemos historia de coincidencias con sectores de Proyecto Sur, pero muchas veces ellos expresan una vocación testimonial, y yo creo que la izquierda debe gobernar para cambiar las cosas y transformar la realidad...

–¿A quién le daría su apoyo a nivel nacional?

–Coincidimos con muchas decisiones y políticas del gobierno nacional y cuestionamos otras. No queremos que se retroceda en las cosas que se han logrado, pero es absolutamente necesario cambiar y corregir otras. Nuestra adhesión al Gobierno va a depender de definiciones políticas que ellos tomen, y que todavía están pendientes. Además, el kirchnerismo tendrá que definir cuál va a ser su candidato y, a partir de allí, veremos si se puede concretar un frente como el que proponemos.

–¿Y en el caso de que Amado Boudou sea el candidato K en la ciudad?

–Hoy Boudou está expresando al viejo sindicalismo como si fuera una foto a contramano de lo mejor del gobierno nacional. Si sigue encerrándose junto a la vieja burocracia sindical, veo imposible una alianza.

–¿A quién preferiría tener enfrente como contrincante macrista: a Gabriela Michetti o a Horacio Rodríguez Larreta?

–Me da exactamente lo mismo, Michetti, Larreta o el mismo Macri. Los tres forman parte del mismo gobierno que ha fracasado en la gestión. Algunos medios les perdonan lo que a otros jamás le perdonarían, sólo por el hecho de estar enfrentados con el gobierno nacional, pero los tres expresan lo mismo y a cualquiera de los tres les vamos a ganar.

–¿Macri tuvo responsabilidad política en el caso de las escuchas?

–Claramente tuvo una responsabilidad judicial, lo dijeron los jueces, y eso es mucho más que una responsabilidad política, que también la tuvo. Pero a Macri hay que sacarlo con los votos y no de otra manera. Las responsabilidades políticas se miden en las urnas, no es ni bueno ni recomendable intentar reemplazar la voluntad popular.

–¿Piensa que se aprobará el presupuesto para la ciudad en febrero?

–Tendrán que hacer varios cambios. El proyecto era invotable: era deficitario, aumentaba el endeudamiento en 500 millones de dólares y tenía un impuestazo en ABL e Ingresos Brutos. Además, pretendían apropiarse de 400 millones del Banco Ciudad de manera ilegítima.

–¿Qué piensa discutir cuando se lance a la campaña?

–Sería muy bueno poder discutir tanto el pésimo gobierno macrista como las grandes transferencias de los recursos públicos a los privados, las licitaciones digitadas, el brutal endeudamiento y la nula política en viviendas sociales, por ejemplo.

–A seis años de la tragedia en Cromañón, ¿qué siente que le quedó pendiente?

–Fue la peor tragedia por causas no naturales. Y fue aprovechada por la política para dar un golpe institucional, que fue lo único que les importó. Jamás se dio un debate serio sobre todas las causas que se sumaron para que sucediera esta tragedia. Esa es una deuda pendiente. A nivel personal, me quedó la deuda de no haber podido o no haber sabido contener a todos los familiares después de la tragedia. Cromañón ocurrió a pesar de todas las cosas que habíamos hecho. Aunque, con el paso del tiempo, uno siempre ve cosas que podría haber hecho mejor.

Entrevista: Gabriel Morini.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.