EL PAIS › ELECCIONES PORTEÑAS AUN SIN FECHA

Mucho waka waka y poca definición

 Por Werner Pertot

Desdoblar o unificar. Esa es la cuestión. Aunque Mauricio Macri está un poco lejos de ser Hamlet, no le dedica menos espacio a la duda. Los macristas intentaron cubrir el desbarajuste que produjo el líder de PRO con sus declaraciones, en las que dio a entender que las elecciones iban a ser desdobladas. Pese a que el jefe de Gobierno luego advirtió que no había tomado ninguna decisión, la polémica continuó. “No hay una definición sobre la fecha electoral en la Ciudad. La prioridad hoy es trabajar para que no haya que votar seis veces. Creemos que lo lógico es unificar comunas con jefe de Gobierno”, advirtió el secretario general Marcos Peña, con miras a la sesión del próximo jueves, cuando la Legislatura definirá si unifica esos dos comicios.

Macri descolocó a propios y ajenos cuando dijo el viernes que “en principio, las elecciones serán separadas”. Cerca del jefe de Gobierno, explicaron luego que su interés era principalmente conseguir los votos para la sesión del 10 de marzo, en la que diversos bloques opositores están dispuestos a aprobar la unificación de las comunas, pero no necesariamente piensan lo mismo de juntar las elecciones porteñas con las nacionales. De hecho, las negociaciones del PRO para conseguir esto último están empantanadas hace rato: necesitan 40 votos y, como mucho, tienen 37.

En el entorno de Gabriela Michetti, casi que festejaron la frase de Macri. La ex vicejefa tiene muchas más chances contra su adversario interno, Horacio Rodríguez Larreta, si las elecciones son separadas. Los contertulios de la diputada saben que en el círculo de amigos de Macri, en su mayoría provenientes del Cardenal Newman, desconfían de ella. “Algunos hasta piensan que terminan presos”, confiesan los michettistas. Preferirían llevarlo como candidato a Larreta, pero el acuerdo era que él y sus hombres en la Legislatura iban a obtener la unficación con las nacionales. “Eso está fracasando y ahora no saben qué hacer”, sonreían.

Desde el larretismo, se niegan a dar por perdida la unificación de las elecciones con las nacionales. Señalan que, si esta semana se aprueba el cambio de fecha de las comunas, todavía queda tiempo para intentar conseguir los 40 votos. También aseguran que, sea cual fuere la fecha, Larreta tiene iguales chances de ser elegido como candidato a jefe de Gobierno. El jefe de Gabinete intentó forzar una interna del PRO en las últimas semanas. Buscó tentar a otra figura del macrismo para que se presentara como un tercer candidato. Incluso probó suerte dentro del entorno de su adversaria. Finalmente, Macri sepultó esa posibilidad.

Más alejado de la interna porteña, el jefe del bloque PRO en Diputados, Federico Pinedo, dejó en claro que “le da lo mismo” cuándo sean las elecciones locales. “Macri va a ser candidato a presidente, y si la elección es conjunta tendremos otro candidato para la Ciudad, pero si van separadas también”, afirmó.

Desde la oposición porteña, en tanto, siguieron castigando al líder de PRO por la incertidumbre. “Macri está indeciso, no sabe lo que quiere y no sabe si le conviene que las elecciones sean separadas o si le conviene Michetti o Rodríguez Larreta”, le contó las costillas Aníbal Ibarra. “La elección separada le va a hacer bien a la constitución de un frente progresista porteño”, opinó el socialista Roy Cortina. En tanto, el legislador de la Coalición Cívica Sergio Abrevaya señaló que “los porteños ya están cansados de que Macri especule con las fechas, según cómo le van dando las encuestas”.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: DyN
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.