EL PAIS › LA PROPUESTA DE MAURICIO MACRI NO ENCUENTRA ADHESIONES FUERA DEL PERONISMO FEDERAL

Sin eco entre los dirigentes de la oposición

Alfonsín rechazó la convocatoria del líder del PRO y marcó las diferencias entre ambos. Lo mismo hizo Binner. La Coalición Cívica, el GEN y Proyecto Sur reiteraron que no se sumarán al diálogo impulsado por el jefe de Gobierno. Duhalde y Solá adhirieron con críticas.

 Por Werner Pertot

El Grupo A sigue sin volver a la vida. El documento de Mauricio Macri, con el que pretende avanzar en un acuerdo de toda la oposición, consiguió una respuesta de Ricardo Alfonsín, sólo que para pronunciarse en contra. “Es un despropósito pensar que la lista de temas generales que sugiere Macri se trata de una propuesta programática en serio”, lo cruzó. “Lo mejor hubiera sido que antes de hacer una convocatoria a través de la prensa se hubiera llamado a los líderes de la oposición”, lo retó Eduardo Duhalde. Felipe Solá no se privó tampoco de pasarle factura: “Antes de dársela a la prensa se la debería haber dado a los demás”. De todas formas, los peronistas federales se mostraron a favor de la mesa de diálogo. En cambio, avisaron que no estarán allí los socialistas, la Coalición Cívica, el GEN y Proyecto Sur. Con este panorama, el jefe de Gobierno podría hacer un acuerdo con los mismos peronistas con los que ya pensaba aliarse.

Macri dio a conocer hace dos semanas su idea de que toda la oposición se una detrás de una sola candidatura. La estrategia del PRO para llegar a ese escenario tiene tres fases: la primera fue el documento que firmaron seis candidatos a presidente “en defensa de la democracia”, la segunda es el acuerdo sobre “políticas de Estado” que el líder de PRO les propuso al resto de los opositores y la tercera sería un acuerdo electoral.

Para llegar a la soñada unidad opositora, en el PRO plantean que no se debe hablar de alianzas al comienzo. “No pasa por un acuerdo electoral, sino por un acuerdo programático”, señaló Macri, para intentar recuperar a los que ya se dieron a la fuga. El jefe de Gobierno buscó convencerlos con otra frase de libro de autoayuda: “Para disentir siempre hay tiempo, hoy tenemos que poner la energía en coincidir”, dijo Macri, que decidió mandarle el texto de la propuesta a cada dirigente con un mensaje personal. “Me siento en igualdad de condiciones. No soy un obstáculo. Hablar de límites denota intolerancia”, afirmó con el paso de las horas. Por último, dejó abierta la posibilidad de bajar a la ciudad: “Iré en el lugar en que me toque, si se produjese un gran acuerdo”.

El mismo día del anuncio, rechazaron la propuesta de Macri la líder de GEN, Margarita Stolbizer; los socialistas, Proyecto Sur y la Coalición Cívica. El gobernador de Santa Fe, Hermes Binner, dijo que está de acuerdo con “la necesidad de buscar acuerdos programáticos”, pero que con el PRO “hay un límite en el marco teórico y también en la práctica”. “No tenemos ningún tipo de coincidencias con Macri en torno de la pobreza, el trabajo y el proyecto de país”, dejó en claro Claudio Lozano, de Proyecto Sur.

El vicepresidente Julio Cobos, en cambio, se mostró a favor de la mesa de diálogo. Ayer lo secundó Ernesto Sanz: “El primer paso es coincidir en políticas de Estado. No hablar ahora de acuerdos electorales sino de los problemas de nuestro país”. Una frase calcada a la del jefe de Gabinete, Horacio Rodríguez Larreta: “Hay que dejar las candidaturas de lado, buscar acuerdos alrededor de las ideas”, insistió.

Macri no tuvo tanta suerte con el resto de los radicales. Alfonsín le dedicó un extenso comunicado a través de Facebook y Twitter. Tras asegurar que cree en las políticas de Estado, se despachó contra las seis propuestas que difundió Macri: “Hay ciertas cosas que Macri propone con las que hay que ser cuidadoso: ¿qué nos quiere decir con ‘Programa de blanqueo de la economía’? ¿Está hablando de otro blanqueo de capitales?”, se preguntó Alfonsín. “O cuando habla de ‘inversión en ferrocarriles’, ¿por qué hace énfasis en el Belgrano Cargas?”, advirtió el candidato de la UCR sobre la concesión de la que participa Franco Macri. Para diferenciarse, Alfonsín planteó sus propios ejes, como el reconocimiento de la CTA y “una mejora distributiva: no sólo reducir la pobreza”.

En tanto, la diputada Silvana Giúdici dijo que los temas que propone discutir Macri “siguen siendo asignaturas pendientes en el distrito que él gobierna desde hace cuatro años”. Por si quedaban dudas, el senador Gerardo Morales señaló que “no hay posibilidad real de que el radicalismo suscriba un acuerdo programático con el PRO para un frente electoral. Hay que tener mucho cuidado de terminar con un rejunte”.

“Cuando uno quiere construir políticas de Estado, las tiene que construir primero y después anunciarlo. Anunciar los resultados y no las intenciones. Y no se puede definir con títulos”, advirtió la diputada de la Coalición Cívica, Patricia Bullrich. “Si no, parece que fuera alguien que se quiere poner por encima del conjunto. No se puede armar una mesa así. Estamos sentados en el Congreso y ahí vamos a quedarnos. No queremos confundir políticas de Estado con acuerdos electorales”, concluyó.

Entre los peronistas disidentes, Macri tuvo algo más de suerte, aunque no escapó a los reproches. “No se debe buscar un protagonismo que a los demás no les gusta”, le tiró de la oreja Duhalde. “Trabajamos durante más de dos años con Rodolfo Terragno, la UCR, el socialismo, el GEN e incluso el oficialismo, para perfilar políticas de Estado. En diciembre del año pasado firmamos un acta-acuerdo con todos y ahora debemos avanzar, pero no conviene hacerlo públicamente”, lo adoctrinó.

En tanto, Solá aseguró que “la propuesta es válida” y se quejó del primereo de Macri. “No por eso la propuesta debe ser rechazada. Se propone trabajar sobre temas concretos y estoy dispuesto a hacerlo, agregando algunas cosas que faltan. Pongámonos a discutir ya”, indicó Solá, quien también dejó su rosario de propuestas. El aliado intermitente de Macri, Francisco de Narváez, no se interesó por la propuesta.

Compartir: 

Twitter
 

Macri no tuvo respuestas positivas y se encamina a un acuerdo con los mismos peronistas disidentes con los que pensaba aliarse.
Imagen: Daniel Dabove
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared