SOCIEDAD › SE DESPLOMO PARTE DE UNA MEDIANERA Y PROVOCO HERIDAS A TRES OBREROS

Otro derrumbe en la ciudad

El hecho ocurrió a las 10 de la mañana en la obra de Lafinur 3060. La medianera existente, aparentemente mal construida, cayó sobre los obreros que estaban picando la pared. El responsable de la obra estuvo demorado.

 Por Emilio Ruchansky

Tres jóvenes albañiles de nacionalidad paraguaya sufrieron ayer politraumatismos luego de que se derrumbara una pared medianera, en una obra en construcción en el barrio porteño de Palermo. Todos permanecerán internados y en observación, aunque se encuentran fuera de peligro. La obra, un edificio sobre la calle Lafinur al 3060, fue clausurada preventivamente “hasta tanto se encuentren restablecidas las condiciones”, según indica la faja puesta por la Dirección General de Fiscalización y Control de Obras de la ciudad. Los vecinos describieron el estruendo como “una explosión” seguida de una cortina de polvo. “Por suerte, los otros compañeros se apuraron a sacarlos de los escombros, podría haber sido un desastre”, dijeron a este diario fuentes de la comisaría 53.

El hecho ocurrió alrededor de las 10, cuando se derrumbó una pared lindera a un patio del edificio vecino. Los tres albañiles, uno de 22 años y los otros dos de 25, fueron contratados por la empresa RG Roitenberg Asociados y se encontraban en el primer piso de la construcción picando la medianera sobre los andamios. Según las versión policial, los ladrillos de la pared eran huecos y no macizos como corresponde y estaban dispuestos en dos hileras de 15 centímetros en lugar de formar un bloque de 30. La primera fila de ladrillos huecos fue la que se desplomó, mientras que la otra no resultó afectada.

Esta descripción fue corroborada por el encargado de la ejecución estructural de la obra, Gastón Castiglione: “Según los planos era una pared de 30 centímetros, pero en realidad había dos láminas de 15, y cuando empezó la vibración, la que estaba del lado de los obreros se empezó a derrumbar”. Castiglione quedó demorado durante unas horas en la comisaría 53, pero luego quedó en libertad.

El muro caído mide aproximadamente 15 metros de largo por 6 de alto y enterró a dos de los tres albañiles, mientras el tercero pudo tirarse a tiempo desde el andamio.

“Estaban picando la pared para poner las vigas y montar el siguiente piso del edificio. Como había otros albañiles en ese momento, cuando ocurrió el derrumbe, ellos desenterraron a los que quedaron atrapados. Estaban muy asustados. Les pedimos a los demás que no los movieran hasta que lleguen las ambulancias”, contaron dos oficiales de la policía. Del operativo de rescate participaron la Policía Federal, la Metropolitana y los bomberos.

Dos de los albañiles fueron derivados al Hospital Fernández y el otro, al Rivadavia, donde se les tomaron las radiografías y tomografías para determinar su estado de salud. Mientras tanto, al lugar acudieron agentes, funcionarios del área de riesgos laborales del Ministerio de Trabajo de la Nación, para determinar las condiciones técnicas y legales en las que se encontraban los 14 obreros.

“Tenían cascos y guantes, pero no mucho más que eso”, dijo una fuente de la comisaría 53, donde quedaron secuestrados los planos de la obra. Ocho compañeros de los tres heridos declararon ayer y se espera que los tres heridos hagan lo mismo hoy, si se les da el alta médica. La causa es instruida por Luis Schelgel, del Juzgado Nacional Correccional 11, en tanto que el fiscal designado es Carlos Gamallo.

Según relató Catalina Vitace, encargada del edificio de Lafinur 3080, el lugar donde se construye el edificio de unos diez pisos era la casa de un militar y fue vendida hace cuatro años. “Se sintió una explosión grande y mucha gente salió corriendo a la calle porque pensaron que se venía todo abajo”, comentó la mujer. Relató que ya hubo otro accidente en esa obra: “A otro de estos chicos se le cayó un andamio sobre la pierna y lo tuvieron que llevar en una ambulancia”.

Para Castiglione, encargado de la obra, el derrumbe fue solo “una contingencia”. Desde la Agencia Gubernamental de Control del gobierno porteño aseguraron que la obra estaba en regla y que el derrumbe “fue producto de un error de previsión de los responsables de la obra”.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

A las 10 de la mañana se escuchó como una explosión y muchos vecinos salieron a la calle.
SUBNOTAS
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared