SOCIEDAD › TODOS LOS BLOQUES OPOSITORES DE LA CIUDAD PIDIERON LA RENUNCIA DE ORLOWSKI

La fresa del postre de las denuncias

Los trabajadores del Consejo de los Derechos de la Niñez cumplieron un paro y marcharon a la Legislatura para denunciar el “vaciamiento” del organismo y exigir la renuncia de su presidenta. Trece legisladores respaldaron los pedidos.

Trece legisladores porteños de todos los bloques opositores se presentaron en conjunto ayer para reclamar la renuncia de la presidenta del Consejo de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, Beatriz Orlowski, a quien acusan por el desmanejo del organismo y la falta de atención a los chicos con derechos vulnerados en la ciudad. El reclamo se produjo en el marco del paro y la movilización que hicieron ayer los trabajadores del Consejo para denunciar el vaciamiento del organismo y la persecución a los empleados, además de pedir también la renuncia de la funcionaria por su “manifiesta incapacidad”. Orlowski había sido citada para ayer a la Comisión de Mujer e Infancia, pero pidió una postergación para el miércoles próximo. Los diputados anticiparon que pedirán su renuncia de manera formal y propondrán un proyecto de creación de la carrera profesional para los trabajadores con el fin de resguardar su autonomía frente a los directivos de turno.

“Que renuncie”, fue la frase que se repitió una y otra vez durante la conferencia en la Legislatura de la ciudad de Buenos Aires, ayer al mediodía. Para los empleados del Consejo, la institución se encuentra en “estado de emergencia”. “No se cumple con la ley 114 de Protección de la Niñez, por la cual este organismo debe exigir a los diferentes ministerios que se cumplan los derechos de los niños”, le dijo a Página/12 Romina Piccirillo, miembro de la comisión interna del organismo que dirige Orlowski.

La funcionaria fue cuestionada además por crear una web del organismo en la que recomendaba a niños en situación de vulnerabilidad el consumo de alimentos como queso cheddar o fresas y la práctica de deportes de elite. Un tweet de la diputada Gabriela Cerruti (presente ayer en la conferencia) disparó la polémica en las redes sociales que terminó con su levantamiento.

Los trabajadores también denunciaron el mal funcionamiento de la línea 102, de emergencia para niños que ven sus derechos vulnerados, la persecución gremial dentro del organismo y el cierre de programas. Piccirillo señaló que, por ejemplo, el plan “Nuestros Derechos, Nuestras Vidas”, de promoción de derechos en escuelas, “pasó de tener 40 talleristas a sólo tres, por lo que ya no se ejecuta”.

Al comenzar la conferencia, el consejero del organismo en representación de la Legislatura José Machaín leyó una carta de tres ex alumnos de la escuela Raggio que en el marco de un concurso diseñaron el anterior logo del Consejo, eliminado ahora arbitrariamente por Orlowski y reemplazado por uno impuesto desde su gestión de forma “unilateral e inconsulta”, denunciaron los trabajadores. El logotipo abandonado “simbolizaba la unión” y “referenciaba a las niñas y los niños”, dijeron los autores. “El nuevo logo responde a una imagen de empresa”, consideraron a través de su nota. Gustavo Lesbegueris, de la Defensoría del Pueblo de la ciudad, ratificó la presentación de una actuación al respecto y evaluó que la modificación del símbolo “es una defraudación a estos adolescentes”. En la misma línea, Diana Maffía (Coalición Cívica), presidenta de la Comisión de Mujer e Infancia, sostuvo que “cuando el PRO asumió, cambió el logo de la ciudad por un código de barras. Esto que hacen con el logo del Consejo es coherente con esa política”.

A su turno, la diputada Delia Bisutti (SI) pidió sin rodeos: “Que renuncie la actual presidenta del Consejo”. El reclamo fue acompañado por el resto de los presentes. Hernán Vázquez, vocero de ATE-Capital y de los trabajadores del organismo, manifestó: “No hay más lugar para que esta conducción siga en sus funciones”. “Cada vez hay más tercerización de tareas y desvío de fondos a ONG amigas”, apuntó. Para impulsar la renuncia de Orlowski, Laura García Tuñón (Proyecto Sur) anticipó que presentará un proyecto en ese sentido.

En esa misma línea se pronunció Nora Schulman, directora ejecutiva de la Comisión por los Derechos de la Niñez (Casacidn) –que preside Estela Carlotto–, que advirtió que la gestión actual reemplaza cada vez más a los trabajadores del propio Consejo por ONG.

María José Lubertino (FpV) repudió “enérgicamente la política de vaciamiento llevada a cabo por el gobierno macrista en el tema de políticas públicas para la niñez”. Y destacó “la importancia de recuperar el Consejo como lugar de recuperación de niños y jóvenes en situación de riesgo”.

La legisladora María Elena Naddeo (Diálogo por Buenos Aires) indicó que “nunca hubo tanto maltrato a los trabajadores” del organismo. Al respecto, García Tuñón reflexionó que “cuando se tiene trabajadores del Estado en forma precarizada es porque no se quiere cumplir con las políticas públicas”. En vez de mejorar la calidad de los programas y la situación de los trabajadores, “se malversa el presupuesto para la niñez” y se lo ejecuta “en intervenciones frívolas”, remarcó Naddeo.

Como propuesta, la legisladora de Diálogo por Buenos Aires explicó a este diario que presentará un proyecto para crear la carrera profesional técnico-administrativa para los empleados del organismo. “Es la manera de darles autonomía a los trabajadores”, señaló. Y advirtió que “ya hubo resoluciones en ese sentido que el macrismo derogó”.

También estuvieron Francisco “Tito” Nenna y Gabriela Alegre (FpV), Gonzalo Ruanova (Nuevo Encuentro), Martín Hourest (GEN), Julián D’Angelo (PS), Adriana Montes (CC) y Rafael Gentile (Proyecto Sur).

Informe: Leonardo Rossi.

Compartir: 

Twitter
 

La conferencia en la Legislatura fue una sucesión de críticas a la gestión de Beatriz Orlowski.
Imagen: Rafael Yohai
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.