SOCIEDAD › DENUNCIAN IRREGULARIDADES EN PROTECCION DEL TRABAJO

Obras con inspectores fantasma

 Por Eduardo Videla

El inspector de Seguridad del Trabajo del gobierno porteño que en octubre del año pasado verificó el edifico de Lafinur 3060, donde ayer se registró un derrumbe, no estaba ni está registrado en la lista de agentes de esa área, que se publica en el sitio web de la Ciudad. La denuncia la hizo ayer el diputado Marcelo Parrilli (MST/Proyecto Sur), quien días atrás había presentado un pedido de informes sobre diferentes irregularidades detectadas en el área, como que sobre un total de 8500 actas retiradas por inspectores en el lapso de cinco meses, unas 4200 no fueron devueltas. “Es decir que esas 4200 inspecciones no se hicieron o esas actas se retuvieron para cobrar coimas”, dijo Parrilli a Página/12.

El inspector Gustavo Guarin, de la Dirección General de Protección del Trabajo, concurrió a la obra de la calle Lafinur el 13 de octubre del año pasado. Lo hizo tras dos denuncias de la Uocra, el gremio de la construcción, una por falta de arneses y la otra por ausencia de matafuegos, entre otras falencias. Las denuncias fueron realizadas el 17 de septiembre y el 7 de octubre, pero el inspector recién acudió 26 días después de la primera.

Pero lo que llamó la atención en el despacho de Parrilli es que el inspector Guarin no figura en la lista de verificadores que, con el fin de transparentar los procedimientos y evitar la acción de falsos inspectores, publica en su página web el Ministerio de Desarrollo Económico. Trabajadores del área consultados por Página/12 aseguran que tal ausencia obedecería a que el inspector, de nacionalidad colombiana, si bien tiene diploma de arquitecto, no tendría las incumbencias necesarias en materia de Seguridad del Trabajo.

Esa irregularidad ya había sido detectada por Parrilli, cuanto tuvo acceso a un “libro de control de la entrega y devolución de actas de inspección”, donde figuran las actas que retiran los inspectores, en blanco, y las que devuelven con las infracciones labradas. Esas fojas, que llevan un registro desde el 27 de julio de 2010 hasta el último días de ese año, tienen un sello de la Unidad de Auditoría Interna del ministerio. Allí se puede ver que sobre 8500 actas distribuidas, “en 4200 casos no hay constancias de que hayan sido devueltas”, es decir, que durante meses quedaron en poder de los inspectores. Casi la mitad.

También resultó curioso, para el legislador, que varios de los inspectores que aparecen en ese listado retirando actas en blanco, no figuran en la lista que publica el organismo en su sitio oficial. Entre ellos, el propio Guarin.

Según los datos que publica en LinkedIn, Guarin es arquitecto graduado en la Universidad La Gran Colombia, en Bogotá. Ingresó a la gestión macrista como asesor del Ministerio de Desarrollo Económico en el área de Políticas y Desarrollo del Espacio Público en agosto de 2008.

La Dirección de Protección del Trabajo está a cargo de Héctor Aguirre, quien cuando ocurrió el derrumbe del gimnasio de Villa Urquiza era coordinador de inspectores en obras. En esa ocasión también hubo una inspección tardía, tras una denuncia de la Uocra, y el inspector, días antes del derrumbe, no detectó ninguna irregularidad. “Pese a eso, Aguirre fue premiado con un ascenso”, dijo Parrilli.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
  • Obras con inspectores fantasma
    Por Eduardo Videla
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared