EL PAíS › EN NEUQUEN VOTAN HOY PARA ELEGIR AL PROXIMO GOBERNADOR

Un asunto a dirimir entre dos

Jorge Sapag, del Movimiento Popular Neuquino, va por su reelección. Los sondeos le dan cierta ventaja, pero hay muchos indecisos. A ellos apuesta Martín Farizano, al frente de una alianza con fuerte impronta kirchnerista, para dar el batacazo.

 Por Nicolás Lantos

Desde Neuquén

La provincia de Neuquén será hoy la sede de la quinta parada en el calendario electoral nacional. El gobernador Jorge Sapag (Movimiento Popular Neuquino) buscará su reelección ante un frente que reúne al radicalismo, el PJ, el kirchnerismo transversal, fuerzas vecinales y hasta al PRO. Aunque las encuestas le dan una ventaja razonable al oficialismo, desde la oposición creen que tienen chances de desbancar al MPN, quizás el partido provincial más fuerte del país, como nunca antes en el medio siglo que lleva en el poder. Quizá porque ambos contendientes mantienen buenas relaciones con el gobierno nacional, la presidenta Cristina Fernández no gravitó en esta campaña como sí lo hizo en otras ocasiones: gane quien gane, el resultado será visto en la Casa Rosada como una nueva muestra de fortaleza con vistas a las presidenciales de octubre.

El MPN llega a estos comicios invicto, con un record difícil de igualar: creado hace casi cincuenta años, ganó todas las elecciones provinciales que se llevaron a cabo en este medio siglo. El actual gobernador, Jorge Sapag, es sobrino del primer gobernador, Felipe Sapag, que condujo las riendas aquí durante casi cuarenta años, hasta que la aparición en el mapa de Jorge Sobisch a principios de los noventa abrió una cuña dentro de la agrupación. Justamente Sobisch, que perdió las internas contra el actual mandatario, sigue siendo el titular del partido y aunque Sapag busque despegarse, en la ciudad pueden verse carteles diseñados por la oposición que los muestran juntos, soplando las cincuenta velitas.

Los favoritos llegan (según aseguran ellos mismos) con una ventaja de algo más de cinco puntos sobre su perseguidor. Se trata de una luz escasa comparada con la performance histórica del MPN (Sapag en 2007 quedó más de 13 puntos arriba) pero en ese partido confían que les alcanzará para retener una vez más la corona. En el cuarto oscuro estarán acompañados por listas de adhesión de otra agrupación provincial asociada al peronismo disidente, el Partido Nuevo Neuquén, además del Movimiento de Integración y Desarrollo y el duhaldista Unión Popular. Perjuran que en caso de ganar no se modificará la alianza que mantienen con el kirchnerismo.

Martín Farizano, candidato del Frente Neuquino, es radical y ganó las internas de ese partido de la mano del alfonsinismo, pero terminó encabezando una alianza de fuerte impronta K. Su vice, la senadora nacional Nanci Parrilli (Frente para la Victoria), es la hermana del secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli. Aunque reconocen que están en desventaja, confían en dar el batacazo.

Para alcanzar ese objetivo, conformaron una coalición variopinta que incluye media docena de colectoras: la de la UCR, la del PJ (encabezada por el secretario general de CGT Neuquén, Sergio Rodríguez, hombre de confianza de Hugo Moyano), una de los socialistas, otra del Frente Grande, una del local UNE (vinculada con la CTA) y una última del PRO. Hacia el interior del macrismo local hubo un quiebre y el sector más ortodoxo llamó a cortar boleta y apoyar la fórmula que ofrece la Coalición Cívica, que junto a Proyecto Sur, Libres del Sur y el Frente de Izquierda quedaron lejos de la pelea grande pero buscarán cosechar votos que les permitan aumentar su participación legislativa.

Compartir: 

Twitter
 

Intendente Martín Farizano y actual gobernador Jorge Sapag: se enfrentan hoy por la gobernación neuquina.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.