EL PAIS › JUAN CARLOS SCHMID, DEL CONSEJO DIRECTIVO DE LA CGT, Y LA RELACION CON EL GOBIERNO

“No hay declaraciones de guerra”

Sin negar que haya tensiones y desacuerdos, avisa que no están en la oposición y no lo estarán, desmiente que van a relanzar el MTA y jura que “no nos vemos haciéndole el juego a la derecha económica”.

 Por Laura Vales

No niega que hay tensiones entre la CGT y el Gobierno. Incluso dice que en la central obrera sienten que les falta algo más que diálogo con la Casa Rosada: un marco de trabajo. Sin embargo, Juan Carlos Schmid advierte que de ahí a decir que la CGT se prepara para hacer oposición hay mucha distancia. “No nos vemos haciéndole el juego a la derecha económica”, define. Schmid es titular de la Federación Portuaria Marítima, integrante del consejo directivo de la CGT y uno de los hombres de confianza de Hugo Moyano. En ese rol, desmintió que el camionero vaya a relanzar el Movimiento de los Trabajadores Argentinos (MTA) con el que enfrentó al menemismo. Y aseguró que las diferencias de la central obrera con el Poder Ejecutivo “no pueden ser tomadas como declaraciones de guerra”

–Entonces, ¿cómo está la relación? Porque la Presidenta y Moyano vienen cruzándose día por medio.

–Son cosas que obedecen más a la exaltación de algunas notas que a cuestiones de fondo.

–Por ejemplo, la Presidenta señaló que no va a respaldar el proyecto de ley de reparto de ganancias.

–Hay que considerar todo lo que la Presidenta dijo, porque ella no dijo que no estuviera de acuerdo con el reparto de las utilidades, sino que no está de acuerdo en que se haga por ley. Después, en la presentación que se hizo de la noticia pareció que le daba todo el aval al sector empresario... no fue así. Ella dijo “estoy de acuerdo en que hay que repartir las utilidades”. Lo que no cree es que se tenga que hacer por ley, y nosotros sí.

–¿Por qué?

–Porque el hecho de que no se reparta a través de una ley implica una ventaja para los empresarios, que ya tienen la ventaja de no poner toda la información sobre la mesa. El problema gira alrededor del nivel de información que se maneja. Todos hemos escuchado a (el titular de la Unión Industrial, José Ignacio) De Mendiguren decir “nosotros no queremos que nos ausculten los balances”. Bueno, pero la Ley de Contrato de Trabajo y toda la legislación vigente para discutir en paritarias establecen que nosotros tenemos derecho al acceso a la información. Y eso no se cumple.

–Cuando la CGT argumenta que hay un mandato constitucional...

–Lo decimos porque la Constitución establece participar de las utilidades... y además participar en el control de la producción. ¿Se imagina si lo planteamos? ¡Estaríamos al horno!

–Entonces, usted decía que los medios inflan el tema...

–Bueno, evidentemente hay una tensión, porque hay una mirada sobre estos temas, pero esto no nos convierte en opositores, ni puede ser tomado como una declaración de guerra.

–Y con esa tensión, ¿qué se hace?

–Como dice la Presidenta, lo mejor es no resolverlo a través de los diarios, sino levantando el teléfono y hablando. Me parece que eso es lo mejor para los dos actores.

–¿Hay diálogo? La impresión es que no hay.

–Bueno, pero yo soy de los que piensan que hay que intentar siempre, porque no me veo... no nos vemos muchos de nosotros haciendo el juego a la derecha económica.

–¿Cuándo fue la última reunión?

–La Presidenta se reunió con Moyano hace un mes y medio... pero no solamente hay que tener un diálogo, hay que tener un diálogo que implique compromiso de cambio, porque un diálogo sin resultado tampoco tiene mucho sentido.

–Además del reparto, ¿qué reclamos quiere poner en agenda la CGT?

–La universalización de las asignaciones familiares. Ahí hay una discriminación porque la asignación familiar, que siempre tuvo un criterio universalista y en este momento tiene topes, que se fueron corrigiendo pero siguen. El otro tema es el mínimo no imponible (del impuesto a las Ganancias), que creemos debe estar inscripto en una revisión del sistema tributario. No es que nosotros no queremos pagar impuestos. Si hubiera una negociación podríamos discutir hasta encontrar una fórmula. La presión que hay es muy grande; es cierto que está asentada sobre las ramas más dinámicas de la economía y los niveles más altos de ingresos, pero es excesiva.

–La CGT cree que estos tres temas pueden implementarse sin afectar el modelo.

–Naturalmente, nosotros estamos preocupados por la alta cantidad de compatriotas que todavía no tienen convenio colectivo ni seguridad social y queremos que se mantenga el crecimiento, porque los primeros afectados si esto se corta seríamos nosotros. Pero son reclamos que hay que ir solucionando, o por lo menos para los que hay que definir una orientación, con etapas para solucionarlos. Hasta ahora no los hemos podido resolver. El tema del mínimo no imponible, por ejemplo: cada vez que se modifica la ronda de negociaciones de ingresos vuelve a aparecer.

–¿Qué va a pasar con los diputados de la CGT en el Congreso en el marco de estas tensiones?

–La referencia inmediata que tenemos es el veto a la movilidad jubilatoria. Ahí los diputados sindicales acompañaron lo que pidió el Ejecutivo. Esa es la referencia más cercana... sobre lo que puede pasar de acá en adelante, lo ignoro. Como todo el mundo.

–Sobre el conflicto en Aerolíneas con (Ricardo) Cirielli, ¿es intersindical?, ¿es político?

–Me gustaría hacer dos comentarios puntuales. El primero, que nosotros no compartimos que se les revoque la personería gremial (como impulsó el Ministerio de Trabajo), es algo muy grave para el ejercicio sindical. Lo segundo, es un disparate que Cirielli compare a este gobierno con los métodos de la dictadura militar.

–¿Moyano va a relanzar el MTA?

–Esa es una especulación de la nota (publicada por La Nación), nada más.

–Pero se habla incluso de un encuentro para el 6 de diciembre en el que sería reflotado.

–No es así, es una especulación. Yo, que he estado en la gestación de ese Movimiento... eso sería un retroceso.

–¿Moyano se va de la CGT el año que viene?

–Eso queda para el Congreso de delegados. Y para la decisión que quiera tomar él.

Compartir: 

Twitter
 

Schmid es titular de la Federación Portuaria Marítima y hombre de confianza de Moyano.
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared