EL PAíS › JEREMY BROWNE LLEGó A CHILE TRES DíAS ANTES QUE LA PRESIDENTA

El Reino Unido busca convencer vecinos

A pocos días de que Cristina Kirchner llegue a Santiago para una visita oficial, el secretario de Estado de Relaciones Exteriores del Reino Unido, Jeremy Browne, brindó una conferencia de prensa en Chile luego de reunirse con el ministro de Hacienda trasandino, Felipe Larraín, en la que defendió una vez más el principio de autodeterminación y criticó la prohibición fijada por los países de la región de no recibir en sus puertos barcos con bandera del gobierno de las islas Malvinas. “La posición de Gran Bretaña es muy clara en este asunto. No creemos que un bloqueo económico a las islas Falkland sea lo correcto”, afirmó Browne.

Cristina Kirchner y su par chileno, Sebastián Piñera, se reunirán este jueves para firmar acuerdos y repasar los temas de la agenda bilateral, entre los que se supone que estará la cuestión Malvinas a poco de cumplirse 30 años del conflicto bélico. Semanas atrás, Piñera recibió una llamada del primer ministro británico, David Cameron, en la que buscaba que revirtiera su postura de no permitir el ingreso de buques con bandera del gobierno kelper. En realidad, Chile no había hecho más que apoyar la postura exhibida en un primer momento por el gobierno de Uruguay y luego adoptada por los países del Mercosur y sus asociados.

Si bien el gobierno chileno se adelantó en declarar que apoyar el reclamo argentino “no supone estar en contra del Reino Unido”, Browne buscó minimizar el interés nacional en la cuestión. “El ciudadano argentino medio quiere tener un buen trabajo y un buen salario para su familia”, dijo, y añadió que “si fuera argentino, una economía estable, baja inflación y la posibilidad de un empleo serían más importantes para mí” que el archipiélago en disputa. Para sustentar semejante opinión, Browne argumentó que “la mayoría de los argentinos no ha visitado” las islas, por lo que la cuestión de la soberanía “no hace diferencia algunas en sus vidas”.

En su conferencia de prensa en Chile, el funcionario británico señaló que “nosotros no buscamos una controversia con Argentina. Pero tenemos una creencia absoluta en el principio de autodeterminación”, insistió. La gira de Browne por la región abarcará también Colombia y Perú con el declarado objetivo de “estrechar los lazos económicos” del Reino Unido con estos tres países de Sudamérica. Pero en una entrevista al diario El Mercurio, Browne anticipó que planea conversar sobre la prohibición al ingreso de barcos. “Esperemos que los pueblos de Chile, Brasil, Uruguay y otros países vean que no está bien que un país grande y poderoso (en referencia a Argentina) establezca un bloqueo para reducir la calidad de vida de habitantes que viven en islas remotas”, sostuvo. Además, por si hiciera falta, aclaró que su país “debe estar siempre preparado” para un eventual conflicto y que las Malvinas “están defendidas apropiadamente”.

Compartir: 

Twitter
 

El ministro chileno Larraín y el británico Jeremy Browne.
Imagen: EFE
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.