EL PAíS › EL MINISTRO RANDAZZO SE REFIRIó A LAS DENUNCIAS CONTRA BOUDOU

“Son operaciones que intentan debilitar”

“Es absolutamente falso, estúpido y, aparte, yo no creo en eso”, aseguró ayer el ministro del Interior, Florencio Randazzo, acerca de las versiones periodísticas que lo acusaban de haber filtrado supuesta información en el caso Ciccone que involucraría al vicepresidente, Amado Boudou. La oposición no lograba anoche las firmas necesarias para ingresar en Diputados un pedido de juicio político a Boudou, aunque hoy buscarán repetir el intento.

“Estamos acostumbrados a este tipo de operaciones, en el Gobierno no hay ninguna interna. Lo que hay son intereses económicos en juego que tienen una onda expansiva enorme, porque están vinculadas empresas que estaban acostumbradas a manejar el país, entre ellas los multimedios”, destacó Randazzo, aludiendo a la información publicada en distintos medios. El ministro le apuntó a la firma Boldt, “una de las empresas vinculadas a esta operación, que tenía enormes privilegios con el Estado nacional y se los quitó este gobierno”.

La ex Ciccone Calcográfica SA (ahora Compañía de Valores Sudamericanos) es la empresa con la que los denunciantes vinculan a Boudou, por supuestamente haber influenciado para el levantamiento de la quiebra y la posterior compra por personas a las que también acusan de ser allegadas al ministro. Boudou relacionó las denuncias con la empresa Boldt y sus contactos con el duhaldismo.

“En el Gobierno no hay ninguna interna”, destacó Randazzo ayer, al tiempo que insistió con que “se están tocando intereses” de empresas que “estaban acostumbradas a manejar el país”. Randazzo explicó que “el conflicto que atraviesa el gobierno de Cristina Fernández y que comenzó con Néstor Kirchner es que las decisiones se toman en función de las mayorías”, por lo que advirtió que “acá lo que se intenta es llevar adelante operaciones para debilitar al Gobierno”. El ministro del Interior insistió con la idea de que “la matriz del conflicto que tiene este gobierno es tomar decisiones que afectan intereses que habían gobernado la Argentina sin ningún voto y sin ningún rostro visible en los últimos treinta años de democracia”, aludiendo a los multimedios y los negociados residuales de las distintas administraciones.

Por el caso Ciccone, diputados de la oposición anunciaron que presentarán un pedido de juicio político a Boudou. Intentaron buscar adhesiones para hacer la presentación ayer, pero la falta de apoyo al proyecto hizo que se demore el ingreso del documento al recinto parlamentario. La diputada Patricia Bullrich, que impulsa la iniciativa, logró que el PRO y el Peronismo Federal le dieran el visto bueno a la propuesta y esperaban la decisión de Ramona Pucheta (MIJD). El radicalismo demoró la presentación ante las diferencias expresadas por sus dirigentes. Ricardo Gil Lavedra no estaba convencido de darle apoyo al pedido, por lo que Bullrich decidió esperar a que se integre el cordobés Oscar Aguad, con quien ya habría cerrado su adhesión.

Compartir: 

Twitter
 

“Es falso y estúpido”, dijo.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.