EL PAíS › METROVíAS PUSO CARTELES EN LOS QUE SEñALó QUE EL GOBIERNO PORTEñO DEBE HACERSE CARGO

El subte empapelado contra Macri

La empresa utilizó las carteleras de la red para difundir un mensaje a los pasajeros. Afirmó que la suspensión del traspaso del servicio le ocasionó “graves dificultades” y que es necesario que la gestión PRO asuma “el control y manejo de la concesión”.

 Por Werner Pertot

Si bien los altavoces no dijeron “Metrovías informa que Mauricio Macri se tiene que hacer cargo del subte”, la empresa optó por un medio de difusión directa de su posición en la controversia entre el gobierno nacional y el porteño. El Grupo Roggio, que controla Metrovías, utilizó las carteleras que maneja a través de otra de sus compañías para difundir un mensaje a los pasajeros, en el que le reclamó al jefe de Gobierno que asuma su responsabilidad. “Que la Ciudad se haga cargo, nos permitirá acceder de manera inmediata a fondos vitales para la operación de la empresa”, le reclamó. “El subte es un medio de transporte totalmente seguro”, respondió a los reparos del macrismo para asumir la concesión. La vicejefa María Eugenia Vidal fue la encargada de dejar en claro que nada cambiará. “Esperemos que Metrovías no haga en TBA lo que hizo en los subtes, donde fue cómplice de la falta de inversiones”, los cuestionó.

La disputa por la transferencia del subte a la Ciudad ya está por cumplir medio año. Luego de una resistencia inicial de Macri, los dos gobiernos firmaron un acta acuerdo en enero, gracias a la que el jefe de Gobierno aumentó la tarifa a 2,50 pesos. Luego del accidente en Once, el líder del PRO sostuvo que podía ocurrir lo mismo en los subtes y aseguró que no los aceptaba. Las dos administraciones cruzaron denuncias judiciales, el Congreso aprobó una ley que transfería el subte y las líneas de colectivo urbanas. Pese a lo que aseguraban los macristas, la Legislatura nunca trató ni la ley ni el acta.

La controversia se metió luego en la paritaria del subte y desembocó en un paro que complicó el tránsito porteño. Allí los delegados de dos sindicatos involucrados y la empresa Metrovías reclamaron la presencia del gobierno porteño, El titular de la empresa estatal de subte (Sbase), Juan Pablo Piccardo, se negó cuatro veces a ir hasta que enviaron a la policía a buscarlo. Finalmente, asistió por sus propios medios.

Ayer Metrovías empapeló los pasillos del subte con su posición un texto destinado “a nuestros pasajeros”. Allí señaló que el “traspaso del servicio a la ciudad de Buenos Aires, iniciado el 3 de enero pasado” fue “luego suspendido por el gobierno porteño”. “La suspensión de las negociaciones para concretar el traspaso del subte a la Ciudad le generó a la empresa graves dificultades”, advirtió. El Grupo Roggio recordó que “Metrovías reclamó, junto con los trabajadores, la presencia de la ciudad de Buenos Aires en la mesa de negociación” y que “presentó una propuesta salarial concreta, asumiendo el compromiso de retomar en agosto las negociaciones paritarias para el sector”.

La concesionaria remarcó que “considera necesario e imprescindible que la Ciudad de Buenos Aires asuma el control y manejo de la concesión, y de esta manera normalizar la situación en la que se encuentra el subte para poder planificar a futuro”. El comunicado pegado en las carteleras tuvo la clara intención de marcarle la cancha a la gestión PRO ante los usuarios, aunque en la empresa señalaron a este diario que “la intención no era generar una polémica. Sí dejar en claro que la empresa está en una situación compleja. Y necesitamos que el gobierno porteño se haga cargo un poco del servicio”. Ante los planteos del PRO, también aclararon que el comunicado no fue consensuado con el gobierno nacional.

En nombre del gobierno porteño, Vidal les salió al cruce. “La posición del Gobierno de la Ciudad respecto del traspaso de los subtes no ha cambiado”, remarcó. “La Ciudad quiere hacerse cargo de los subtes, pero sólo después de que pueda acordar con la Nación un plan de inversiones que garantice la seguridad del servicio y de los usuarios”, insistió la vicejefa. “No nos sorprende lo expresado por Metrovías, porque es la misma empresa a la que el gobierno nacional criticó y amenazó públicamente en una conferencia de prensa y, pocos días después, terminó acordándole nuevos negocios mediante la concesión de los servicios de trenes de TBA”, sostuvo Vidal. “Esperemos que Metrovías no haga en TBA lo que hizo en los subtes, donde fue cómplice de la falta de inversiones”, los criticó.

Compartir: 

Twitter
 

Metrovías salió a marcarle la cancha al gobierno porteño, que respondió a través de María Eugenia Vidal.
Imagen: Rafael Yohai
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.