EL PAIS › A DIEZ AÑOS DE KIRCHNERISMO, UN ESTUDIO MUESTRA UNA ABRUMADORA IMAGEN POSITIVA

El balance de una década

El próximo sábado se cumplen diez años de la asunción de Néstor Kirchner y los números muestran un inédito nivel de apoyo y aprobación. Los puntos clave son el empleo, la Asignación por Hijo, la nueva Corte Suprema, los derechos humanos y el refuerzo del Estado.

 Por Raúl Kollmann

El sábado próximo se cumple una década de la asunción de Néstor Kirchner y por tanto una década de los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner. Más allá de la abrumadora victoria electoral de CFK en 2011 y la nítida ventaja que hoy mantiene en materia de imagen, los puntos clave de la evaluación están en la preservación del trabajo, la Asignación Universal por Hijo, la estatización de YPF, Aerolíneas Argentinas y las AFJP, la ley de medios, el Fútbol para Todos, la designación de la nueva Corte y la política de derechos humanos. Todas tienen altos porcentajes de aprobación y Néstor Kirchner es considerado el mejor ex presidente de la democracia.

Las conclusiones surgen de un amplio estudio realizado por el Centro de Estudios de Opinión Pública (CEOP), que conduce Roberto Bacman. El trabajo consistió en evaluar la mirada que tienen los argentinos sobre la década transcurrida. Se trata de encuestas nacionales, de más de mil casos, realizadas en forma telefónica, la mayoría en la última semana. En cada sondeo se respetó la proporción por edad, sexo y nivel económico-social.

El estudio del CEOP parte de dos datos. El primero, es de opinión pública. Antes de las elecciones de 2003, Néstor Kirchner recogía un 30 por ciento de opiniones positivas en las encuestas realizadas en ese momento. Al final de su mandato, el porcentaje trepó a prácticamente el 77 por ciento. Esto se verificó en términos electorales: del 22 por ciento de los votos obtenidos en 2003 se pasó al 45 por ciento en 2007 y al 54 por ciento en 2011. “Hacia finales de 2003 la imagen positiva de Néstor ya había subido geométricamente –sostiene Bacman–, los indicadores económicos eran más que positivos, las expectativas de la gente eran alentadoras, se había instalado la esperanza.”

“El kirchnerismo se basó en tres pactos realizados con la sociedad –insiste el titular del CEOP–. El primero tiene que ver con la reactivación de la economía y la recuperación del empleo; el segundo se basa en el nuevo papel del Estado, y el tercero, en la política de derechos humanos.” Mientras en casi todo el mundo la principal preocupación es el empleo, o su contracara, la desocupación, en la Argentina la preocupación por perder el trabajo bajó sistemáticamente. En marzo de 2002, la desocupación figuraba al tope, con el 62,2 por ciento. En 2006 ya había bajado al 38, pero seguía siendo alta; en el difícil 2009 –con la crisis mundial, el conflicto con el campo, la sequía y la gripe– siguió bajando, y hoy está en apenas el 12 por ciento, muy abajo en las preocupaciones del ciudadano común. “Cuando se les pregunta a los argentinos cuáles fueron los principales logros de esta década, no queda duda alguna de que la percepción de la estabilidad e independencia económica lidera las respuestas.”

El Estado

La revalorización del Estado aparece en varios aspectos. Hay uno primordial, que tiene que ver con la equidad, y es la Asignación Universal por Hijo. “Es un claro reconocimiento del Estado como actor que contiene a los sectores más desprotegidos y vulnerables de la sociedad”, analiza Bacman. Lo cierto es que hay un 71 por ciento de los consultados que están de acuerdo con la AUH, es decir que es una medida que tiene un enorme consenso. Pero otras decisiones, que incluso produjeron un enorme rechazo mediático, y lo siguen produciendo, como la estatización de YPF, Aerolíneas Argentinas y las AFJP, también tienen un respaldo ampliamente mayoritario. Se lanzaron argumentos sobre una supuesta inseguridad jurídica, las pérdidas de la aerolínea, se les dio gran repercusión a las quejas españolas, pero la gente se mantuvo muy firme en la mirada. La estatización de YPF tiene el apoyo del 74 por ciento de los consultados, es decir, tres de cada cuatro argentinos. La estatización de Aerolíneas cuenta con el respaldo del 64 por ciento y la de las AFJP con el 62.

Pero la presencia estatal cuenta con aprobación también en el área de medios. Y hubo –y hay– una furibunda condena mediática al Fútbol para Todos, señalando que el Estado no tiene por qué meterse ni financiar las transmisiones. Sin embargo, es una de las medidas más apoyadas del kirchnerismo: nada menos que el 88 por ciento la respalda. Respecto de la ley de medios, el apoyo estuvo desde un principio, ni bien se aprobó en el Congreso, y sigue en el 67 por ciento, pese al furibundo cuestionamiento desatado en los tres últimos años y al hecho de que la ley está trabada por la Justicia desde que se votó. “Todos estos datos –redondea Bacman–, que surgen de las encuestas, ayudan a entender y a demostrar que no se trata de un simple relato, tal como quieren instalar los medios hegemónicos. Va mucho más allá y se sostiene en aspectos de la realidad que la mayor parte de los argentinos reconocen.”

Derechos humanos

Lo que completa el recorrido de la década es la impronta en materia de Justicia y derechos humanos. La decisión de Néstor Kirchner de renovar la Corte Suprema sigue teniendo una vasta aprobación. La pregunta fue formulada de la siguiente manera por el CEOP: “Uno de los principales logros de este gobierno, a diferencia de los anteriores, fue establecer una Corte Suprema independiente”. A esta formulación, respondieron en forma afirmativa el 64 por ciento de los entrevistados y dijeron que no el 24. Y en materia de derechos humanos, frente a los discursos de la reconciliación y el indulto a los genocidas, nada menos que el 77 por ciento señala que está de acuerdo con la política de los gobiernos de Néstor y Cristina que anularon los indultos e impulsaron los juicios. La mirada cambió nítidamente –a favor de juzgar a los responsables de las violaciones de los derechos humanos– y en especial en la juventud.

La evaluación de la década es lo que explica la existencia de un núcleo duro de respaldo al kirchnerismo, sobre todo en los sectores humildes. Néstor es evaluado como el mejor ex presidente, y CFK mantiene niveles altísimos de imagen positiva y ganó las elecciones de 2011 con un asombroso –para la oposición– 54 por ciento. El centro está en la creación y preservación de los puestos de trabajo, pero en las elecciones presidenciales también pesa en forma decisiva que no se percibe en la oposición ninguna fuerza o candidato que pueda resolver los problemas que aún existen.

[email protected]


Principales logros de la gestión

Asignación universal por hijo

Aprobación nueva ley de medios


Fútbol para todos

Renovación de la Corte Suprema

Los derechos humanos

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared