EL PAíS › MAURICIO MACRI HABLO DE SU RELACION CON FRANCO

Padre e hijo como perro y gato

El jefe de Gobierno admitió que “hace rato” que convive con opiniones diferentes de su padre, quien días atrás dijo que no veía a su hijo con “corazón de presidente” y que el sucesor de Cristina Fernández de Kirchner debía ser un dirigente de La Cámpora.

De viaje en Suiza por el Foro de Davos, el jefe de Gobierno, Mauricio Macri, se refirió al rumbo de la economía y –en clave más personal– a la relación con su padre, Franco, quien recientemente dijo que el líder del PRO tiene “mente, pero no corazón de presidente”. “Hace rato que convivo con opiniones diferentes de todo el mundo, incluyendo a mi padre. Eso tiene que ver con el espíritu democrático en el cual creo que hay que vivir en la Argentina; yo aprendí a ejercitarlo dentro de mi familia.”

Se sabe: Franco siempre quiso que su primogénito siguiera su camino en el grupo empresario. Macri respondió al reportaje en el que su padre pareció descartarlo como presidente y sostuvo que le gustaría que el próximo mandatario surgiera de La Cámpora. Días más tarde, Franco Macri aclaró que él piensa que su hijo puede ser un excelente presidente, pero no quiere verlo sufrir. “Para mí quedó claro que él lo que quería decir es que no quiere que yo sufra siendo presidente –sostuvo el jefe de Gobierno–. Son cosas de la vida familiar, hay que convivir y lo he hecho muy bien porque construí mi propia vida desde Boca para acá.”

Sin embargo, el líder del PRO marcó sus diferencias con su padre. “Me cuesta coincidir cuando dice que el próximo presidente tiene que ser de La Cámpora, porque ahí no tiene ninguna manera de hacer una aclaración, es demasiado contundente”, remarcó Macri. Incluso fue más claro al explicar que nunca la tuvo fácil como primogénito del clan Macri: “Muchos me dicen ‘cómo te bancaste gobernar con los Kirchner en contra’. Si hubiesen estado en mi familia, entenderían cómo me generó la capacidad de resistir”.

Desde el foro de Davos, el jefe de Gobierno cuestionó el rumbo económico del país: “Vemos un Gobierno que sigue negando los problemas de fondo, la inflación, la inseguridad, el colapso de la infraestructura... Hay que empezar a resolverlos en función de pasar a la agenda de futuro para que los argentinos vivan mejor”, indicó Macri. El líder del PRO advirtió además: “Cuando uno no reconoce los problemas, lo que sucede es que se agravan. Tenemos que entender que con este nivel de inflación, la economía argentina no tiene futuro”. “El Gobierno no entiende que hay algo que está haciendo mal. La Argentina no tenía inflación, se había curado de esta desgracia; si volvió a adquirirla es porque el que conduce hizo algo mal”, afirmó Macri, quien ya dijo que cuando llegue al Gobierno la inflación no será un problema porque “generará confianza”.

Macri afirmó que en el foro de Davos “hay más de 40 presidentes que junto a las principales empresas del mundo están discutiendo el futuro de la humanidad: el cambio tecnológico, el empleo de los jóvenes, el cambio de la educación, el avance del comercio electrónico, la energía. Es una lástima que la dirigencia argentina no esté acá, diciendo ‘queremos tener un lugar en el mundo’ como lo tienen México, Colombia y Brasil”.

Aunque no está muy claro cuál es el beneficio para la ciudad del viaje oficial del jefe de Gobierno, Macri señaló cuál fue su mensaje en el foro: “Yo les digo a todos que nuestro país va hacia un cambio importante, que esperen y apuesten por la Argentina, porque va a resolver los problemas de inflación y se va a sumar al concierto de países de Latinoamérica que se vincula con el mundo. Me miran como diciendo ‘ojalá, porque así se hace muy difícil’.” Como parte de su estrategia de instalación como candidato a presidente –financiada con fondos públicos–, el líder de PRO explicó que ese cambio llegará en 2015: “En 2015 termina el modelo de país aislado”.

“Todo lo que nos rodea sale adelante y nosotros no somos menos que un chileno, un colombiano o un brasileño”, opinó el jefe de Gobierno, quien atribuyó esto a “los gobiernos que niegan la realidad, no comunican con la verdad y no construyen trabajo en equipo”. Cuestionó al Gobierno porque “dijo que va a arreglar lo del Club de París, el tema Repsol y lo del Ciadi; muy bien, que lo arregle y que presente un plan para reducir la inflación. El día que eso suceda vamos a hablar de cómo producir mejor en vez de cuántos dólares nos quedan”.

Compartir: 

Twitter
 

Además de hablar de su padre, en Davos, Mauricio Macri volvió a criticar al Gobierno.
Imagen: DyN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.