EL PAíS › SIGUE LA DISCUSION EN TORNO DE LA CREACION DE LAS FUERZAS DE SEGURIDAD MUNICIPALES

Policías que dan para la polémica

El intendente de San Isidro, Gustavo Posse, salió al cruce de las críticas de la Presidenta a la represión que militantes de La Cámpora sufrieron en ese municipio. “No creemos que la policía comunal sea una solución”, dijo el diputado kirchnerista Horacio Pietragalla.

La crítica de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner a la represión de la policía comunal de San Isidro contra militantes de La Cámpora reavivó el debate en torno de la creación de fuerzas de seguridad municipales, uno de los principales proyectos que varios espacios políticos, en especial el massismo, impulsaron durante la campaña para las pasadas elecciones legislativas. “Ningún hecho puntual debe ser utilizado como excusa para no tratar y no concretar la policía comunal autónoma”, advirtió el intendente de San Isidro, Gustavo Posse. En cambio, dirigentes del kirchnerismo y también de otros sectores volvieron a cuestionar las iniciativas en ese sentido.

“¿Para qué quieren la policía comunal, para ser policías de seguridad política de los intendentes?”, planteó la Presidenta durante su exposición en cadena nacional anteayer. Se preguntó también si los jefes comunales pretenden tener “guardias pretorianas” o fuerzas de seguridad “para la comunidad”.

Posse le salió al cruce y pidió que “ningún hecho puntual” sea usado “como excusa para no tratar y no concretar la policía comunal autónoma”. El “hecho puntual” al que aludió no fue otra cosa que la violenta represión de los policías de su municipio contra militantes de La Cámpora durante la proyección de una película para niños y jóvenes en una plaza.

Como resultado, hubo heridos leves tanto entre los asistentes como entre los efectivos policiales que desalojaron el lugar y uno de los militantes fue detenido.

Pero no sólo San Isidro se anota en la lista de experiencias polémicas con grupos locales de vigilancia: los partidos de Tigre, San Fernando, Vicente López y Malvinas Argentinas también fueron cuestionados por la agrupación kirchnerista, que denunció acciones represivas “como moneda corriente” en esos municipios durante 2013.

El diputado nacional del Frente para la Victoria Horacio Pietragalla dijo a Página/12 que “viendo cómo se comportaron estos municipios todo el año pasado en la campaña, que usaron el aparato de seguridad para hostigar no sólo a la militancia kirchnerista sino también a la radical y a otras agrupaciones, no creemos que la policía comunal sea una solución”. Pietragalla afirmó que incluso las cámaras de seguridad de los municipios que captaban a militantes pegando afiches también fueron utilizadas para que móviles policiales se acercaran inmediatamente a dispersarlos.

El intendente de Vicente López, Jorge Macri, apoyó a su vecino Posse y defendió la creación de una fuerza municipal al sostener que “en el mundo está demostrado que las policías locales son útiles y exitosas como forma de prevención y combate del delito”.

Por el contrario, el dirigente radical Leopoldo Moreau afirmó a Página/12 que “hay que revisar” la discusión sobre la creación de la policía comunal planteada en plena campaña electoral, dado que “estas cuestiones normalmente tienen una buena dosis de oportunismo e improvisación”.

“Es incompatible la creación de policías comunales con la reelección indefinida de los intendentes. Sería una combinación fatal que sólo puede terminar mal”, sostuvo el ex senador, que también criticó las “traumáticas experiencias” desarrolladas hasta el momento con “actitudes represivas”.

En diálogo con este diario, varios representantes del oficialismo ya habían adelantado que la mera creación de este tipo de cuerpos de seguridad no alcanza para solucionar por sí sola el problema del delito en el conurbano bonaerense. El intendente de La Matanza, Fernando Espinoza, señaló, por ejemplo, que “hablar y hacer marketing publicitario” con las policías locales “es fácil y vende, pero en el trabajo diario tenemos que discutir con mucha responsabilidad”. Por su parte, el senador oficialista Aníbal Fernández también fue reacio a la constitución de esta policía, a la que calificó como “un ensayo de laboratorio que llevado a la práctica puede traer más dolores de cabeza que soluciones”.

En la Legislatura bonaerense, la creación de una policía local para cada municipio es objeto de dos proyectos distintos, uno presentado por el massismo y el otro por el ministro de Seguridad Alejandro Granados.

Actualmente, este tipo de fuerza de seguridad local ya existe en la provincia, pero solo en ciudades con menos de 70 mil habitantes.

Compartir: 

Twitter
 

El intendente de San Isidro, Gustavo Posse, defendió a su policía municipal.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.