EL PAíS › LA PUJA DE MICHETTI Y RODRIGUEZ LARRETA POR EL SILLON DE MACRI

La interna de nunca acabar

Apenas terminó el Mundial recrudeció la disputa por la sucesión del jefe de Gobierno. La senadora está decidida a ser candidata, pero el favorito de Macri es el jefe de Gabinete. Diego Santilli y Cristian Ritondo también se anotaron en la contienda.

 Por Werner Pertot

Con el final del Mundial, cuatro de los principales dirigentes del PRO volvieron a atender el juego que mejor juegan y que más les gusta: ver quién será el que sucederá a Mauricio Macri en la Jefatura de Gobierno. Se trata de Gabriela Michetti, Horacio Rodríguez Larreta, Diego Santilli y Cristian Ritondo. Según comentan en el macrismo, con María Eugenia Vidal desechada hacia la provincia de Buenos Aires, el favorito del líder del PRO sigue siendo Larreta, lo que no significa que el jefe de Gabinete porteño tenga asegurado ese lugar. Las PASO porteñas serán una competencia dura, sobre todo si Michetti finalmente es candidata. Hay pocas cosas que podrían convencer a la ex vicejefa de no lanzarse, aunque postergará su decisión para fin de año para evitar un desgaste anticipado. “No voy a tomar decisiones sobre candidaturas por ahora”, indicó Michetti a este diario, aunque advirtió que la candidatura la elegirá siendo “fiel a sí misma”.

Las PASO porteñas que el PRO impulsó y convirtió en ley, curiosamente, todavía no fueron reglamentadas por el Ejecutivo. “Horacio está buscando alguna picardía con la reglamentación”, se imaginan algunos de sus adversarios. En Bolívar 1, juran que no es así.

Hasta ahora, Macri logró congelar con cierta efectividad las internas de su partido que definirán quién lo sucederá. La teoría que repiten quienes competirán con Michetti (y quieren ser los elegidos) es que “cualquier candidato del PRO gana” la Jefatura de Gobierno. Hasta hace poco el consultor ecuatoriano Jaime Duran Barba los acompañaba en esa idea, pero en los últimos meses empezó a relativizar esa tesis.

La salida de Vidal a provincia fue la primera medida que tomó el todavía procesado jefe de Gobierno para despejar el panorama para su favorito. “Fue un favor a Horacio”, se sinceran en el PRO.

Con Vidal fuera de la escena, el panorama se va ordenando hacia el duelo más famoso del PRO: Michetti versus Larreta. Es la misma interna que Macri abortó en 2013. Pero la trama se complica: Santilli es otro de los que ya está anotado para ser candidato a jefe de Gobierno al igual que el vicepresidente primero de la Legislatura, Cristian Ritondo. “Mi intención es participar en la PASO y ser el sucesor de Mauricio Macri”, destacó Ritondo a este diario.

Uno de los consiglieri que susurran al oído del jefe de Gobierno sostiene que, si dependiera sólo de lo que piensa Macri, Larreta sería el número puesto. A Michetti la ve todavía “sin convicción” para ejercer un cargo ejecutivo; a Santilli, como un potencial vice de ella. Sobre Ritondo, el consigliere sólo recuerda que “no puede renovar en la Legislatura y puede estar intentando subirse el precio, para luego pasarse al espacio de Sergio Massa”. Cerca de Ritondo, descartan esa posibilidad con un simple argumento: cualquier candidato que lleve el sello del PRO tiene más chances de ganar que uno de Massa en la ciudad. “Ya sea Martín Redrado o Roberto Lavagna, si va con Massa, está cuarto en las encuestas. Nadie se va del PRO para perder”, sostienen. Lo mismo funciona para las versiones que esta semana lo daban a Larreta dando un inverosímil salto al massismo.

Eternos adversarios

“Si Macri tuviera que elegir, lo pone a Horacio”, coinciden un legislador macrista y un hombre del gabinete. De la misma forma, todos creen que el jefe de Gabinete no la tendrá fácil en una interna con sus tres adversarios. “Si va Gabriela, lo noquea en el primer round. En las PASO, ella es Tyson”, paladea las metáforas del boxeo un dirigente macristas

“Estoy totalmente dedicada a mi tarea en el Senado, a nuestro proyecto www.legislemos.org, a la expansión del PRO en el interior y a las actividades de la Fundación Suma”, aseguró Michetti a Páginað12 y agregó: “Lo que seguro puedo decir es que tomaré la decisión siendo fiel a mí misma. Trataré siempre de pensar en lo que le conviene al PRO, pero teniendo presente que si lo que tengo por delante no me moviliza ni me entusiasma, no será entonces esa la decisión que tome”.

Aunque se cuida de decirlo en público, Michetti está decidida a ser candidata. Pocas cosas la podrían convencer de lo contrario. Algunos macristas imaginan que el jefe de Gobierno le ofrecerá ser candidata a vicepresidenta y ella no podrá decir que no. No recuerdan que ya le dijo que no cuando quiso que fuera candidata bonaerense. Lo cierto es que salvo que su participación en la fórmula sea definitoria para que Macri sea presidente, es difícil que Miche-tti le dé el sí. Un dirigente de la primera línea del PRO advierte, por otra parte, que el armado nacional que prevé el macrismo requiere de un vice de otro espacio político (del radicalismo, probablemente). Y si Michetti es la que se impone en la interna porteña, es posible que hasta el más acérrimo larretista se cambie de bando. Dicen que algunos ya están preparando el terreno.

Santilli, en tanto, logró una buena sinergia con Michetti. Los carteles en los que aparecen juntos en la vía pública los mantienen visibles –que es el juego que se juega en esta parte del año, donde no empezó la campaña– y hasta sugiere subliminalmente una potencial fórmula. “Voy a competir en las PASO del año que viene –ratifica Santilli a este diario–. Pero mi prioridad ahora es trabajar en los temas que necesita la Argentina y posicionando a Macri como presidente.” En enero de 2015, será el tiempo de lanzar las candidaturas. Y comenzará la guerra de sucesión.

Compartir: 

Twitter
 

Horacio Rodríguez Larreta y Gabriela Michetti, enfrentados por la sucesión de Mauricio Macri.
Imagen: Télam & DyN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.