EL PAíS › TERMINO EL LEVANTAMIENTO POLICIAL EN SANTA CRUZ

Con la policía como debe estar

Los policías santacruceños de Río Gallegos levantaron la protesta que mantenían desde el jueves de la semana pasada en reclamo de mejoras salariales. La rebelión policial había perdido fuerza tras la decisión del gobernador de Santa Cruz, Daniel Peralta, de denunciar penalmente ante la Justicia y sumariar a los sublevados en lugar de acceder a sus reclamos.

Los policías que aún mantenían el levantamiento en la capital santacruceña depusieron su actitud ayer a la madrugada. Siguieron los pasos de sus colegas de Caleta Olivia, quienes también se habían sublevado a mediados de la semana pasada y dieron por finalizada su protesta el último miércoles a la noche.

Desde el primer momento del levantamiento, la administración de Peralta se mantuvo firme en no ceder a los reclamos de los policías. La primera reacción fue denunciar a los sublevados ante la Justicia y después iniciarles los correspondientes sumarios. Desde el gobierno nacional, el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, condenó la actitud de los policías y dejó en claro que había que ser inflexibles con ellos.

Los policías que se sublevaron en Río Gallegos y Caleta Olivia –las principales ciudades de Santa Cruz– pedían un incremento del salario de un 25 por ciento, mediante el aumento de 32 a 40 pesos del valor del punto con el cual se calcula sus haberes. El gobierno santacruceño rechazó entablar cualquier negociación porque el reclamo no se canalizó mediante el Consejo del Salario Policial, que se puso en marcha en la provincia hace dos años para discutir las condiciones laborales y salariales de los efectivos policiales.

En el marco de su decisión de terminar con el levantamiento, los policías de Río Gallegos pidieron garantías ante posibles sanciones disciplinarias. Lo hicieron ante el diputado provincial Alejandro Victoria (PJ), quien habló del “compromiso” de las autoridades de escuchar a los efectivos y buscar “morigerar” la situación que enfrentan tras ser sumariados.

“Todo vuelve a la tranquilidad y se entendió la situación. La idea fue transmitirles los pasos que se podrán seguir de ahora en más”, declaró Victoria, quien ejerció una suerte de mediación entre los policías y las autoridades provinciales. El legislador provincial explicó que “se firmó el compromiso de que serán escuchados por el ministro de Gobierno, Gustavo Martínez, y morigerar la situación de cada uno de los efectivos involucrados”.

Compartir: 

Twitter
 

La protesta policial en Río Gallegos finalizó ayer a la madrugada.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.