EL PAIS › EL CIERRE DEL FORO INTERNACIONAL POR LA EMANCIPACION Y LA IGUALDAD EN EL CERVANTES

“Tenemos mucho para dar, mucho para cambiar”

Con una verdadera fiesta en la calle cerraron los tres días de debates, con la presencia de dos ministros. Se leyó el Manifiesto de Buenos Aires, que repudia el imperialismo y los intentos desestabilizantes desde el exterior.

El cierre sobre la avenida Córdoba, con mensajes de mandatarios afines.
Imagen: Télam.

Tras tres días de exposiciones y conferencias en el salón del Teatro Nacional Cervantes, el Foro Internacional por la Emancipación y la Igualdad tuvo un cierre a la luz del día, en plena calle. Varios de los exponentes que nutrieron la propuesta organizada por la Secretaría de Coordinación Estratégica para el Pensamiento Nacional, como el brasileño Emir Sader, la portuguesa Marisa Matías, el español Iñigo Errejón Galván y el ministro de Economía, Axel Kicillof, celebraron sobre un escenario ubicado en plena avenida Córdoba la clausura del foro: “Damos la lucha hoy y siempre por esas dos palabras que le dan nombre: emancipación e igualdad”, concluyó, a los gritos, el titular del organismo organizador, Ricardo Forster. “Tenemos mucho para dar, mucho para cambiar y estamos decididos a hacerlo”, completó la ministra de Cultura, Teresa Parodi, donde en el Ejecutivo se ancla la secretaría responsable del encuentro.

Pasadas las 18 culminó el último panel del encuentro internacional que reunió referentes de renombre dentro de los campos de las ciencias sociales, políticas y económicas de América latina y el resto del mundo. Hacia el final de las ponencias de la mesa de cierre del foro, dedicada a desentrañar la relación entre la juventud y la política (ver aparte), todos salieron a la calle. “Era necesario cerrar esto en la calle”, gritó con alegría Forster ante un público entusiasta. Las banderas de La Cámpora se colgaron de los andamios instalados para arreglar la fachada del Cervantes y se expusieron más que las de las demás organizaciones que participaron de las jornadas. Ayer, uno de los integrantes del último panel del encuentro fue Mariano Recalde, integrante de esa agrupación y flamante precandidato a jefe de Gobierno porteño por el Frente para la Victoria. También compartió el escenario, aunque dejó su arenga política dentro del teatro.

El cierre al aire libre, la jugada política del evento organizado por Forster, tuvo como introducción la lectura del Manifiesto de Buenos Aires por la Emancipación y la Igualdad, el documento de cierre del foro en el que sus participantes expresaron su “compromiso público y mundial con las luchas sociales y políticas que en este momento anida la humanidad en aras de construir un destino mejor para nuestros pueblos”, y acordaron un conjunto de “prioridades que deberán guiar del ideario social y político de nuestros pueblos y sus líderes en los próximos años” (ver aparte).

El repudio a “los intentos destituyentes por parte de los países poderosos, asociados a empresas multinacionales y a grandes medios de comunicación” es una de las prioridades planteadas en aquel documento final y la idea inicial que expresó Forster ante la juventud militante en la puerta del Cervantes. “Estamos hoy y estaremos siempre con las democracias y pueblos de América latina”, arengó. El secretario de Coordinación Estratégica para el Pensamiento Nacional relacionó los tres días de “debate continuo de ideas” con “tres horas y media” de discurso de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner a propósito de la inauguración de las sesiones legislativas ordinarias “que el pueblo escuchó firme en la plaza” de los dos Congresos. “Le decimos a la prensa miserable que estamos dispuestos a escuchar tres horas de discurso de una presidenta democrática y a pasar tres días debatiendo, en democracia, en un espacio público”, dedicó y, antes de agradecer a la primera mandataria y a Parodi por creer en la propuesta del foro, concluyó: “Damos la lucha hoy y siempre por esas dos palabras que forman su nombre: emancipación e igualdad”.

La ministra de Cultura aprovechó el micrófono para expresarse “conmovida por los intercambios, las experiencias y las ideas expresadas” durante el foro, al que inauguró y le dio cierre. “Estos tres días demostraron que tenemos mucho para dar, mucho por cambiar y que estamos decididos a hacerlo”, consideró. Kicillof, a su turno, eligió destacar “la hermandad de los pueblos” que significaron “cada una de las mesas que integraron el foro”. “La hermandad entre los pueblos de América latina, entre los de América latina y Europa, entre los que luchan para transformar el mundo en algo mejor no es una entelequia, sino una realidad, y aquí quedó demostrado”, resumió.

El secretario ejecutivo del Consejo Latinoamericano en Ciencias Sociales, sociólogo y cientista político Emir Sader agradeció a la Argentina “la posibilidad” de “dar esta clase de debates de cara a la sociedad” y abogó por “la derrota eterna de la derecha argentina”. “Nunca más volverán”, deseó. Iñigo Errejón Galván también agradeció “la calidez” del país y se refirió a “las derechas”. “América latina demostró que los gobiernos deben responder a quien los elige. A Europa le ha llegado la hora de los pueblos, la hora en la que los gobiernos estén al servicio de su gente”, concluyó el secretario de estrategia política de Podemos, la flamante alternativa progresista en la política española.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared