EL PAIS

Telerman, convencido de que la pelea va a ser con Scioli

En su momento dijo que no buscaría la reelección si el candidato del Gobierno es Lavagna, pero esa declaración no lo desvela porque calcula que se las verá con el vicepresidente. Para ese escenario, ya tiene una estrategia: arrinconarlo en la centroderecha.

 Por Santiago Rodríguez

Jorge Telerman no está demasiado preocupado por haber dicho que resignaría presentarse a su reelección si Roberto Lavagna fuese el candidato kirchnerista en la ciudad de Buenos Aires porque no cree que finalmente vaya a plantearse ese escenario. Está convencido, en cambio, de que su adversario en el universo K será Daniel Scioli y ya definió una estrategia para darle pelea: “Arrinconarlo en la centroderecha”, explican a su alrededor. Decidido a tratar de retener su cargo en las elecciones del año que viene, el jefe de Gobierno le blanqueó días atrás sus intenciones al jefe de Gabinete, Alberto Fernández, y reclamó “juego limpio” de todos los involucrados en la disputa.

Nadie duda ya de que Telerman quiere quedarse en la Jefatura de Gobierno porteño hasta 2011. Su pretensión quedó expuesta el mismo día que juró en reemplazo del destituido Aníbal Ibarra, cuando en su discurso en la Legislatura expuso las líneas de acción para el Bicentenario; es decir, para los próximos cuatro años.

Telerman confirmó sus planes hace un par de semanas ante todos los funcionarios del gobierno porteño reunidos en el Teatro San Martín. Allí se mostró como el referente del progresismo y vaticinó que en 2007 ese espacio derrotará una vez más a la derecha. Fue una suerte de lanzamiento de su candidatura en el que sorprendió al mostrar las uñas como nunca antes lo había hecho: denunció ser víctima de una “estrategia de desgaste” y se mostró molesto con la defensora del Pueblo, Alicia Pierini, por haber difundido un informe sobre la precaria situación sanitaria de los barrios del sur de la ciudad. Sus operadores añadieron después que se trató de una “operación” y la atribuyeron a Scioli, además de remarcar que el vicepresidente dice tener el acuerdo de Fernández para postularse en la ciudad. “Salimos a marcar la cancha”, explicó un allegado a Telerman.

En la Jefatura de Gobierno cuentan a Scioli como adversario dentro del espacio K, pero no a Lavagna. Para algunos kirchneristas se trata de otro indicio de que Telerman habló con el ex ministro de Economía la siguiente hipótesis: que podrían coincidir en un mismo espacio si Lavagna decide pelear por la Presidencia y la Casa Rosada no acompaña su reelección en la ciudad. Agregan que la designación de Guillermo Nielsen como ministro de Hacienda porteño se definió en ese marco.

Desde su entorno niegan que Telerman tenga plan alguno por fuera del kirchnerismo y se preparan para presentarle batalla a Scioli. En las últimas semanas el vicepresidente también empezó a alistarse y salió a instalarse con un guiño de Fernández.

Lo que tratará de hacer Telerman frente a Scioli es “arrinconarlo en la centroderecha”. Con ese propósito sus escuderos ya empezaron a instalar el siguiente discurso: “No hay que repetir el esquema de la elección del año pasado de encerrarse en el Frente para la Victoria porque ya vimos adónde conduce. Para ganarle a la derecha el año que viene hay que sumar a los socialistas, al ibarrismo y a las demás expresiones del progresismo, y es Jorge quien está en condiciones de hacerlo”.

Ese mismo planteo estuvo presente en las últimas charlas que Telerman tuvo con Fernández. En los últimos quince días estuvieron reunidos más de una vez. La relación entre ambos sigue sin ser la mejor, pero en la Jefatura de Gobierno aseguran “ahora las cosas están bien”.

Aquellos que están al tanto de lo que hablaron cuentan que Telerman le manifestó su deseo de ser candidato y que planteó la necesidad de que la disputa electoral no interfiera con la gestión. “Nos parece bien que Scioli juegue, pero no puede ser que se ataque al gobierno de la ciudad porque eso es perjudicial para todos; para nosotros, para ellos y también para el gobierno nacional”, remarcó un ministro porteño, en referencia al informe de Pierini, quien en 2003 acompañó a Scioli en una fórmula a jefe de gobierno para unas elecciones que finalmente se suspendieron.

Compartir: 

Twitter
 

No hay dudas de que el jefe de Gobierno porteño Jorge Telerman quiere gobernar hasta 2010.
Imagen: Bernardino Avila
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared