EL PAíS › PICOLOTTI Y SU MARIDO SE CONJUGAN ANTE LOS CORTES

El arte del equilibrio

 Por Miguel Jorquera

“No hay divorcio ni divergencias ideológicas”, bromea Daniel Taillant para desmentir rencillas domésticas con su esposa, la secretaria de Medio Ambiente, Romina Picolotti, por el respaldo a las distintas modalidades que adoptan los asambleístas de Gualeguaychú en su lucha contra las plantas de celulosa de Fray Bentos. “Reconozco que los cortes de ruta fueron la manera más efectiva que la asamblea tuvo para vociferar su reclamo”, dijo a Página/12 el director del Centro de Derechos Humanos y Ambiente (Cedha) contrariando la postura del Gobierno, aunque advirtió que “ni Romina ni yo hemos alentado los cortes”. “Es como en un juego de ajedrez, cada pieza se mueve de determinada forma, con limitaciones. En el Gobierno ella tiene limitaciones”, insistió Taillant para confirmar que no hay contradicciones en la estrategia conyugal que aborda la pelea de los ambientalistas entrerrianos desde la función pública y desde el llano.

Taillant concentró por más de dos horas la atención de los asambleístas que el martes se reunieron en el teatro de Gualeguaychú. Allí calificó como “indiscutible” la efectividad de los cortes de ruta para hacer oír el reclamos contra las pasteras. Aunque todo su discurso se concentró en alentar otras modalidades de lucha y direccionar las acciones contra el Banco Mundial (BM) para evitar que financie la construcción de la planta que Botnia levanta en la costa oriental del río Uruguay.

Concentrar los esfuerzos en la estrategia del “ahogo financiero” –diseñada por Taillant y Picolotti– fue el principal argumento que volcó el titular del Cedha ante los asambleístas. Taillant considera que “aún hay tiempo” para presionar a los casi 130 jerarcas del Comité Ejecutivo del BM, “que son funcionarios políticos de los países que representan”, con los argumentos de los ciudadanos de Gualeguaychú.

La “marcha electrónica” propuesta por el Cedha ya envió unos 6000 e-mails, lo que –según Taillant– “obligó a los miembros de la Corporación Financiera Internacional (que aprueba los créditos) a entablar diálogos directos con los ejecutivos del BM” para favorecer el desembolso económico solicitado por la compañía finlandesa. “La CFI considera que el tratamiento solicitado al Comité Ejecutivo del BM se resolverá, a más tardar, a fines de noviembre. Pero nadie ha mostrado oficialmente el pedido y, hasta donde nosotros conocemos, la agenda del máximo organismo del BM para este año no incluye este tema”, dijo Taillant a Página/12.

Para entusiasmar a los asambleístas entrerrianos, Taillant afirmó que la ONG que dirige podría costear los pasajes para que dos miembros de la Asamblea de Gualeguaychú viajen a Washington para entrevistarse con los directivos del organismo de crédito. “No dije que teníamos los recursos económicos para el viaje sino que no era imposible conseguirlos”, aclaró.

Pero Taillant volvió sobre sus pasos y dijo que “apoyará” los cortes si la asamblea lo decide. “No estoy de acuerdo con la postura de la Cancillería de que los cortes perjudiquen la posición argentina en La Haya. El Tribunal Internacional debe laudar sobre el cumplimiento del tratado binacional del río Uruguay y no sobre los cortes.” Para respaldar su posición –que seguramente comparte con su esposa–, afirmó que “el fallo de La Haya puede tardar unos años y si no bloqueamos los créditos, para entonces la planta de Botnia ya estará funcionando y contaminando”.

Compartir: 

Twitter
 

Romina Picolotti, secretaria de Medio Ambiente, antes asambleísta.
Imagen: DYN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.