EL PAíS › URUGUAY RENUEVA SUS DENUNCIAS

En La Haya y el Mercosur

 Por Irina Hauser

El gobierno uruguayo anunció que “notificará” a la Corte Internacional de La Haya, a la presidencia del Mercosur, al tribunal permanente del bloque regional y a la Organización de Estados Americanos (OEA) que el fin de semana pasado volvieron los cortes de ruta por las papeleras. La advertencia surgió del canciller Reinaldo Gargano, quien aclaró que “no se iniciarán procedimientos” nuevos sino que se pondrá a los organismos al tanto de los hechos. “Si entienden que deben tomar alguna medida, que lo hagan”, dijeron voceros del presidente Tabaré Vázquez a Página/12.

Gargano informó, además, que está “en proceso” una convocatoria al Consejo del Mercado Común del Mercosur “para plantear allí (...) que se ha violado el Tratado de Asunción y que es necesario terminar los cortes” porque, señaló, “colisionan con el funcionamiento orgánico del bloque”. La reunión la pedirán ante Brasil, que ejerce la presidencia “pro témpore” del Mercosur. Uruguay ya había hecho este año un intento en ese sentido, con la idea de conseguir respaldo, pero no tuvo eco: le respondieron que el problema de las papeleras es bilateral. Lo mismo contestó la OEA cuando la administración de Tabaré le pidió una mediación.

En el Gobierno no quieren responder “por ahora”. “No fuimos notificados de nada, seguimos atentos las declaraciones”, esquivaron en la Cancillería. En esa cartera y, con algunos matices, en la Secretaría de Medio Ambiente, consideran que los bloqueos perjudican la estrategia ante la Corte de La Haya. Fue el mensaje que usaron la semana pasada en los intentos por desalentar la medida que votaron los vecinos a raíz del informe del Banco Mundial favorable a las pasteras. El tribunal internacional debe resolver si, como denunció Argentina, Uruguay violó el estatuto del río compartido al decidir sin consultar la instalación de las celulosas. Las protestas no son parte de ese pleito, pero el gobierno uruguayo desde un comienzo las mencionó, incluso en las audiencias en Holanda, bajo el supuesto de que los piquetes les desagradan a los jueces.

Los dos países tienen pendiente entregar las pruebas finales en La Haya, que fallaría en 2007. En el tribunal del Mercosur, a la Argentina no le fue terminantemente mal, pero no le fue bien. Los árbitros cuestionaron la legitimidad de los cortes –a los que Uruguay atribuye pérdidas económicas millonarias–, pero no pusieron sanciones ya que no está entre sus facultades. Uruguay dice que irá a ahora al Tribunal Permanente de Revisión, en Paraguay, que es el órgano de apelación.

Después de avisar que hará “denuncias” en todos los frentes, Gargano dijo que igual “tiene en cuenta” que el gobierno de Néstor Kirchner tuvo una “actitud distinta en esta oportunidad (el último corte) a la de episodios anteriores con una exhortación a los organismos de la sociedad civil de que no debe procederse a los cortes de los puentes”. “Pero lo cierto –agregó– es que los cortes se efectuaron, se materializaron y no se procedió a impedirlos”. Kirchner y Tabaré coincidirán del 3 al 5 de noviembre en la Cumbre Iberoamericana que se hará en Montevideo.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.