SOCIEDAD › TRES DE CADA DIEZ PREPUBERES SON OBESOS O TIENEN SOBREPESO

La temprana edad del sedentarismo

Un estudio en chicos de 10 y 11 años de escuelas públicas de la ciudad y el conurbano encontró que la mayoría no hace deportes fuera del colegio y consume pocas fibras, frutas y vegetales.

 Por Mariana Carbajal

La amplia mayoría de los preadolescentes que concurren a escuelas públicas del área metropolitana no practican actividad física extraescolar, tiene una dieta con un bajísimo consumo de fibras, vegetales y frutas y una ingesta de calorías que supera en un 15 por ciento la recomendación diaria. Tres de cada diez son obesos o sufren sobrepeso. La alarmante radiografía surge de un amplio estudio realizado en 1588 chicos de 10 y 11 años, el primero de ese tipo en el país, cuyos resultados serán presentados a principios de noviembre en Florianópolis en el Congreso de la Sociedad Latinoamericana de Nutrición.

“Los resultados son preocupantes”, pero se enmarcan “en una tendencia mundial hacia el sedentarismo infantil”, señaló a Página/12 la médica pediatra especialista en Nutrición Infantil Irina Kovalskys, una de las autoras de la investigación que llevó adelante un equipo interdisciplinario del Instituto Internacional de Ciencias de la Vida (ILSI). El trabajo encontró que un 16,2 por ciento de la población relevada presenta sobrepeso y un 11,6 por ciento, obesidad. “Estos datos coinciden con los detectados en otras poblaciones de Latinoamérica, donde se ha investigado el tema como en Chile”, precisó Kovalskys.

El estudio se realizó durante 2005 entre alumnos de quinto grado de 80 escuelas públicas de la ciudad de Buenos Aires y el Gran Buenos Aires, a quienes se les preguntó sobre su dieta del día anterior y sobre la actividad física que practican a lo largo de la semana. El objetivo fue determinar en la edad prepuberal la prevalencia de sobrepeso infantil y analizar los factores asociados a esa enfermedad. Como primera conclusión, los investigadores observaron que no hay grandes diferencias entre los chicos con sobrepeso y los que tiene peso normal a la hora de comparar su alimentación y el tiempo que dedican a practicar deportes.

Lo que sí detectaron fue una “importante asociación” entre el peso de los padres y el peso de los hijos: un análisis estadístico determinó que los hijos de papás con sobrepeso tienen tres veces más riesgo de desarrollar sobrepeso que los chicos con padres de peso normal.

Uno de los resultados más relevantes de la investigación es que el 92 por ciento de las niñas y el 96 por ciento de los varones no practica actividad física “estructurada”, como tomar clases de algún deporte fuera de la jornada escolar. Según el estudio, los chicos que más se mueven lo hacen en actividades físicas “desestructuradas”, es decir, “juegan” (en el patio, terreno, calle, vereda o parque) con frecuencia de “algunas veces por semana” o “la mayoría de los días”.

“La Sociedad Argentina de Pediatría y la Sociedad Norteamericana de Pediatría recomiendan que los chicos desarrollen por día una hora diaria de actividad física, de moderada a intensa, que puede ser acumulativa a lo largo de la jornada, como andar en bicicleta, correr y hacer juegos y deportes al aire libre”, apuntó Francis Holway, otro de los autores de la investigación, especialista en nutrición deportiva y coordinador del Departamento de Nutrición y Antropometría del Club Atlético River Plate.

La mayor parte del tiempo libre extraescolar los prepúberes la usan para estar frente a una pantalla (de TV, computadora o video): un promedio de 3,43 horas del día los que asisten a jornada simple frente a 2,44 horas del día los que van a jornada completa.

En cuanto a la alimentación, el estudio encontró las siguientes tendencias:

- La ingesta calórica de cada día es de 2300 calorías, lo que supera en un 15 por ciento la recomendación diaria. No obstante, la distribución de macronutrientes (hidratos de carbono, proteínas y grasa) es “adecuada”.

- Consumen sólo 9 gramos por día de fibras, muy por debajo de lo que se considera adecuado.

- Sólo un 2 por ciento ingiere una cantidad de vegetales adecuada, que para la población argentina, según lo aconsejado por las guías alimentarias, equivale a un mínimo de dos porciones por día. Lo ideal, señalaron los especialistas, es que una sea de vegetales crudos y otra de cocidos.

- Un 12 por ciento de los chicos come vegetales una vez por día y el 86 por ciento restante no los ingiere en ninguna comida.

- Un 57 por ciento de los prepúberes no llega a consumir ni una fruta por día.

“Lo adecuado son dos frutas diarias, una con cada comida principal”, indicó Vanina Ugalde, licenciada en Nutrición e integrante del equipo investigador del ILSI, una institución con presencia mundial que reúne a científicos de distintos ámbitos y se dedica a promover la investigación en materia de nutrición, inocuidad de los alimentos, toxicología y evaluación del riesgo y seguridad ambiental.

Compartir: 

Twitter
 

La mayor parte del tiempo libre extraescolar los prepúberes la usan para estar frente a una pantalla.
Imagen: Daniel Jayo
 

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.