SOCIEDAD › CLINICAS Y SANATORIOS DICEN QUE ESTAN EN “COLAPSO”

Una protesta en ambulancia

“El que avisa no traiciona”, expresó un representante de las empresas de medicina prepaga al anunciar que la semana que viene comenzarán a mandar cartas a los asociados con aumentos en las cuotas. Esto ocurrió durante la reunión que mantuvieron con el ministro de Salud, Ginés González García, y el superintendente de Seguros de Salud, Héctor Capaccioli, de la que participaron también las clínicas, sanatorios y servicios de emergencias médicas. “Para poder aumentarles a ustedes (el secretario de Comercio Guillermo) Moreno nos tiene que permitir aumentar a nosotros”, comentó a Página/12 Jorge Cherro, presidente de la Asociación de Clínicas Federadas, que les dijeron las prepagas respecto del reclamo de su sector. Según expresó, las autoridades les dieron la razón, pero ninguna solución. Por lo tanto ellos también aumentarán un 30 por ciento sus aranceles y el 31 de octubre harán una marcha con ambulancias desde la Superintendencia de Salud al ministerio. “La salud está colapsada y va a haber muchos más casos como el del Hospital Francés”, alertó Cherro.

En el encuentro quedó planteado que el último nomenclador de salud era del año 1991, previo a la convertibilidad. Por eso todas las cámaras prestacionales aportaron los documentos con los costos de la salud, siguiendo línea de Moreno respecto del control de la rentabilidad.

El sector de las clínicas y servicios de emergencias médicas viene sosteniendo que la crisis del sector motivó el cierre de 630 establecimientos en los últimos diez años. Y aseguran que “las obras sociales y prepagas se quedan con los fondos correspondientes” a esa área, siendo que han incrementado sus ingresos de manera notable. Consultado por este diario, Hugo Magonza, vicepresidente de la Asociación de Empresas de Medicina Privada, aseguró que algunas de estas afirmaciones “son inexactas”, aunque admitió, al igual que los funcionarios, que “el reclamo del sector prestador es justo”. Según expresó, las variables de salud no se corresponden con las generales del país, y enfatizó que “no se pueden aumentar los aranceles sin subir las cuotas o sin subsidios”.

Ayer se vieron las caras Cherro, Magonza y otros representantes de ambos sectores. Las prepagas manifestaron la necesidad de aumentar las cuotas para satisfacer el aumento que piden para recomponer el atraso arancelario crónico y cubrir la paritaria con los empleados de la sanidad que ya comenzó. A eso se suma una deuda fiscal que asciende a 1000 millones de pesos. “Este cuadro implica un colapso que sólo se puede afrontar con el alerta y la movilización, con el aumento del 30 por ciento unilateral o el cobro a los pacientes, todas medidas extremas”, expresó Cherro.

En una reciente solicitada, su sector había expresado que “las obras sociales están percibiendo una recaudación record de carácter histórico y no se verifica el ‘efecto cascada’, acentuando aún más la desfinanciación y desinversión de nuestras instituciones”. Los sucesivos aumentos salariales redundaron en un incremento de la recaudación por aportes patronales. “En la Superintendencia (de Salud) lo reconocen, y está bien que así sea, pero no hubo ningún tipo de derrame hacia nosotros”, expresó Juan Carlos Ruiz, presidente de la Federación de Emergencias Médicas. Según admitió Capaccioli, la recaudación fue de 7 mil millones de pesos en 2006, un 40 por ciento más que el año pasado. En la reunión de ayer aceptaron que las obras sociales tienen más fondos, pero sostuvieron que fueron utilizados para recomponer su propia situación.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.