EL PAíS › NUEVO PROGRAMA PARA PROMOVER LA UNIVERSIDAD

Mercado académico desigual

En el mundo hay 2,45 millones de alumnos universitarios estudiando fuera de sus países de origen. Ese creciente flujo de internacionalización de la educación superior sigue una ruta tan inequitativa como la de otros mercados: “Los estudiantes que marchan al extranjero lo hacen de Sur a Norte y de Norte a Norte”. ¿Por qué? Porque “las naciones del Tercer Mundo son básicamente consumidoras de conocimiento”, la investigación científica y los medios para comunicarla (revistas, editoriales, bibliotecas) residen “de manera hegemónica en los países industrializados”. Sólo el 1,49 por ciento de aquella masa de estudiantes en el exterior se forma en universidades latinoamericanas.

Los datos y el diagnóstico surgen de una ponencia realizada por Pablo Bohoslavsky, director del nuevo Programa de Promoción de la Universidad Argentina, una iniciativa presentada ayer por el Ministerio de Educación. El programa intentará posicionar a las universidades nacionales en un contexto global donde Europa occidental y América del Norte concentran casi el 70 por ciento de la matrícula de alumnos extranjeros. El otro propósito de la agencia será –según definió el ministro Daniel Filmus– “apoyar la articulación de las universidades de cara a las necesidades del país”, buscando que tengan “mayor injerencia” en la resolución de problemas sociales y productivos.

Basadas en información de la Unesco (2004), las cifras oficiales indican que en Argentina hay unos 3300 estudiantes extranjeros (se calcula que deben ser bastantes más contando a los provenientes de países limítrofes), un 0,3 por ciento de la matrícula universitaria nacional. Frente a ese número de alumnos importados, hay unos 8500 argentinos realizando estudios superiores en el exterior. Los países que más alumnos foráneos atraen son Estados Unidos (recibe 572 mil alumnos, el 23 por ciento del total), Reino Unido (300 mil, 12 por ciento), Alemania (260 mil, 10 por ciento) y Francia (237 mil, 10 por ciento). La concentración es alta: 22 países reciben al 87 por ciento de los 2,45 millones de alumnos extranjeros. En contraste, hay una amplia dispersión entre los países exportadores.

A partir de las estadísticas enunciadas, Bohoslavsky planteó una serie de acciones a desarrollar desde la Secretaría de Políticas Universitarias para promover a las casas de estudios argentinas: difundir la oferta académica, afianzar las oficinas de relaciones internacionales y crear nuevas redes de universidades en el Mercosur, impulsar misiones en el exterior, alentar eventos locales y alianzas estratégicas, fomentar el intercambio de alumnos y profesores, financiar investigaciones y posgrados sobre educación superior y procesos de internacionalización. Filmus también incluyó al “estudio y acreditación de la lengua castellana como lengua extranjera” entre las tareas del programa.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.