EL PAíS

De Macri a Blumberg, las reacciones de los aliados políticos de Sobisch

“Lo grave es que se corten las rutas”, dijo Blumberg, quien después aclaró que le faltaba información. Macri tomó más distancia, pero no repudió la represión. En el PRO criticaron el aumento a los docentes.

 Por Werner Pertot

La ropa sucia se lava en casa. Esa parece haber sido la premisa que siguió ayer el diputado de licencia Mauricio Macri cuando le preguntaron por el futuro de su socio político, el gobernador de Neuquén, Jorge Sobisch.

“Sobisch tiene que... Neuquén tiene que explicar lo que pasó, frente a semejante hecho detestable, deplorable. Nos tiene que explicar qué es lo que sucedió y por qué sucedió”, afirmó el presidente de Boca (también de licencia), en una recorrida por Caminito. En cambio, otro de los amigos de Sobisch se mostró más fiel: “Primero, creo que lo grave es que se corten las rutas. Las rutas no se pueden cortar. Pero de ahí a reprimir... Pero quiero leer mejor la información antes de opinar”, dijo el ingeniero Juan Carlos Blumberg a Página/12. El líder de Recrear, Ricardo López Murphy, se mantuvo fiel a su enemistad con el neuquino: “El ejerce la gobernación, está hace ocho años, por lo que no hay excusas”.

Los distintos referentes de la oposición parecieron sincronizar su discurso: cargaron la responsabilidad en el ministro de Educación, Daniel Filmus, por anunciar el aumento a los docentes. “Todo esto es producto del aumento en las provincias, porque quieren tener un candidato que es ministro de Educación. El gobierno nacional no puede meterse en las arcas de los gobiernos provinciales. Ojo, todos queremos que los docentes ganen más”, aclaró Blumberg a este diario.

El posible candidato a gobernador de PRO aclaró que no compartía la metodología de los docentes. “Hay que respetar al otro. No cortar rutas. Todo eso tiene que estar en un marco del respeto al otro y que en una mesa de diálogo se encuentren las soluciones. Cuando se entra a cortar, los hechos son peores”, aseguró el padre de Axel.

–¿Sobisch debe renunciar?–, le preguntó Página/12.

–Nooooo. Para mí, no. Entonces, tendría que renunciar otra gente que ha hecho cosas terribles. Como Arslanian o Solá, que dejan que muera gente todos los días. ¡No tienen vergüenza! ¡¡Esos tendrían que renunciar, porque no protegen la vida de los ciudadanos!!

“Si en Cromañón le cargamos la responsabilidad a Ibarra –y creo que estuvo bien–, la responsabilidad es del máximo responsable. ¿A quién se la vamos a adjudicar?”, se preguntó el candidato a presidente de Recrear, Ricardo López Murphy, quien nunca ocultó su rivalidad con Sobisch. De todas formas, no se privó de cargar las tintas sobre el gobierno nacional: “Creo que el ministro (Filmus) hizo un anuncio por demás desgraciado, con una cifra que nadie entiende qué significa en cada provincia. Eso generó una situación conflictiva”, indicó a Página/12 el ex ministro de Defensa, de viaje en Brasil.

“Hay siempre situaciones difíciles, donde las fuerzas de seguridad deben encauzar las manifestaciones. Para eso se requiere que se entrene a las fuerzas para que no cometan excesos o atrocidades. Aquí hubo, en ese sentido, un hecho gravísimo, muy desgraciado, que revela que no se las ha administrado correctamente”, opinó el dirigente, quien recordó el asesinato de la empleada doméstica Teresa Rodríguez. “Con los antecedentes que había ahí desde hace diez años, habría que haber tomado precauciones”, sostuvo el fugaz ministro de Economía de la Alianza.

Ajeno a todo, Macri estuvo repartiendo huevos de Pascua en la iglesia San Ignacio de Loyola y luego presentó un plan para el turismo en Caminito. El empresario llegó inmerso en un torbellino de curiosos, se sacó una foto con un falso Maradona y atendió a los periodistas en las puertas del Bar La Perla, saturado de postales tangueras. “Yo no tengo nada que replantear, él tiene que explicar como gobernante que es lo que sucedió en Neuquén”, dijo Macri, fiel al estilo de PRO, que emitió un tibio comunicado en el que no repudió la represión. El empresario aclaró que no se comunicó con el gobernador.

Cerca del candidato, dos pulcras señoras se acercaron a curiosear. “Es de lo más rescatable. Lo voto o voto el blanco”, dijo Ana María.

–Es un caradura, si le da asco la gente –opinó su compañera, Marta.

–Es del pueblo. ¿A vos quién te manda? –terció Susana, una vecina de La Boca.

–Perdoname, pero éste se afanó el pueblo –le respondió Marta. Las mujeres se separaron antes de comenzar a los carterazos.

“Yo estoy siempre a favor del diálogo. Rechazo cualquier expresión de violencia. Sobre todo, en el caso de los docentes, que son los que tienen en sus manos el futuro de la Argentina”, señaló Macri, quien también opinó sobre la represión en Buquebús. “Eso es un área del territorio nacional, depende de Prefectura. En la Ciudad vamos a tratar de que se cumpla con el código de convivencia, que prevé que toda manifestación debe ser previamente autorizada por el gobierno de la ciudad”, dijo.

Compartir: 

Twitter
 

El candidato a jefe de Gobierno de PRO, Mauricio Macri, recorrió ayer Caminito.
Imagen: DyN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.