EL PAíS › EL MST ACUSO A “UNA PATOTA DEL MPN” DE NEUQUEN

Murió el militante apuñalado

 Por Elio Brat

Desde Neuquén

Uno de los dos militantes acuchillados en un local del MST en Neuquén capital murió ayer en el mismo hospital donde falleció hace casi un año el maestro neuquino Carlos Fuentealba. El deceso de Lázaro Duarte, de 81 años, fue a causa de las nueve puñaladas que le aplicaron en la madrugada del 18 de enero pasado. Al menos tres personas estarían involucradas en el crimen, aunque no han podido ser ubicadas por la Justicia. Apenas conocida la noticia y, tal como denunciaron cuando sucedió el hecho, la dirigencia del MST –la nacional y la neuquina– acusó públicamente como responsable a “una patota del Movimiento Popular Neuquino” (MPN), el partido en el poder provincial hace más de cuarenta y siete años.

Lázaro Duarte –que hoy será velado en local porteño del MST, en Perú 439–- falleció después de 33 días de internación en el Hospital Castro Rendón de Neuquén capital. Había llegado a Neuquén poco antes del ataque que sufrió el local del MST ubicado en la calle Ignacio Rivas del Barrio Bouquet Roldán. Allí se encontraba descansando junto a otro compañero partidario, Jorge Rufino, el Cordobés, quien también recibió cinco puntadas de cuchillo, pero de mucha menor gravedad. Ambos militantes estaban realizando tareas de afiliación partidaria en la provincia.

Antes, el 17 de diciembre, había festejado su cumpleaños en el local del MST en Morón, lugar donde residía desde que había dejado Misiones cuando tenía menos de 20 años. De aquel festejo había participado Vilma Ripoll, dirigente nacional del Movimiento Socialista de los Trabajadores, ya que Duarte era considerado como “un patriarca” por su edad y por sus décadas de militancia en la agrupación.

“El MPN está acostumbrado a asesinar, así como lo hizo con nuestro compañero Carlos Fuentealba en abril del año pasado y con Teresa Rodríguez en abril del ’97”, dijo a Página/12 la docente Priscila Otton, dirigente del MST en Neuquén, que fuera candidata a gobernadora por ese partido en 2007. A la hora de evaluar lo que pasó con Duarte, aseguró: “Como lo hemos venido denunciando, éste fue un atentado político contra nuestra organización, el MST, pero en realidad es un ataque a las libertades democráticas y a todas las organizaciones políticas, sindicales, de derechos humanos y sociales que luchamos por las reivindicaciones de los trabajadores y el pueblo contra las políticas de entrega y hambre que hay en Neuquén y en el país”.

Uno de los funcionarios del Ministerio de Seguridad de Neuquén, Juan Carlos Lezcano –jefe de policía bajo el segundo mandato del ex gobernador Jorge Sobisch–, aseguró a Radio Neuquén que “sólo la Justicia debe determinar si fue un hecho político o no. Para nosotros, fue realizado por delincuentes y hasta ahora conforma un hecho policial común”. Al respecto, la dirigente Otton dijo que “la mal llamada ‘justicia’ del MPN y sus gobiernos no hicieron nada por el esclarecimiento del ataque y ahora muerte de nuestro compañero Lázaro. Todo lo contrario: se movió rápido para encauzar un nuevo hecho de impunidad, investigando a nuestra propia organización y desviando la atención de los verdaderos responsables, las patotas pagas del MPN, especialmente su sector sobichista, pero del que no es exceptuado el gobierno actual de Jorge Sapag”.

La propia dirigente neuquina anunció que el próximo jueves 28 realizarán una marcha de repudio por el centro de Neuquén capital. Al final de esta edición, trabajadores de la ex Cerámica Zanon y el grupo de rock Las Manos de Filippi realizaban un homenaje al militante del MST Lázaro Duarte en un concierto popular gratuito, en la llamada Vuelta de Obligado de la capital neuquina.

Compartir: 

Twitter

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.