EL PAíS › EL CIERRE DEL ENCUENTRO AMERICA DEL SUR-PAISES ARABES

Otro apoyo al reclamo por las Malvinas

Los cancilleres del ASPA leyeron la Declaración de Buenos Aires.

En política internacional, las batallas solitarias suelen ser callejones sin salida. Y aun más en un mundo que se globaliza y marcha rumbo a la conformación de nuevos bloques y polos de poder que vayan redefiniendo el nuevo tablero global. Fue justamente con esta lógica que ayer, en el marco de la reunión de ministros de Relaciones Exteriores de América del Sur–Países Arabes (ASPA), se redactó la “declaración de Buenos Aires” en la que ambas regiones hablaron de multilateralidad, convocaron a “reanudar las negociaciones a la mayor brevedad posible” sobre las islas Malvinas, condenaron al terrorismo “en todas sus formas y manifestaciones” e hicieron manifiesto el apoyo al gobierno venezolano en su conflicto con la petrolera estadounidense Exxon.

Como ocurrió en Brasilia en 2005, el ASPA volvió a apoyar el reclamo argentino por la soberanía por las islas Malvinas. “Convocamos a la República Argentina y al Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte a reanudar las negociaciones a fin de que se encuentre, a la mayor brevedad posible, una solución justa, pacífica y duradera de la disputa de soberanía a la que se refiere la cuestión de las islas Malvinas”, expresa el punto 13 de la Declaración de Buenos Aires que el canciller argentino, Jorge Taiana, se encargó de agradecer en conferencia de prensa. “Esto es parte de nuestra política permanente de hacer presente en la comunidad internacional, que subsiste una situación colonial arcaica y debe ser solucionada”, recalcó.

A su vez, Taiana confirmó que la Argentina abrirá en 60 días una representación diplomática en Ramalá (Palestina) y recordó que anoche la presidenta Cristina Fernández de Kirchner agradeció la reapertura de la Oficina de la Liga Arabe en Buenos Aires.

Como era de esperar, en el documento también se hicieron presentes otros temas de política internacional. Así, los 34 gobiernos que formaron parte del encuentro rechazaron “cualquier vinculación entre el terrorismo y un pueblo o religión, un grupo étnico o cultura específicos” y decidieron, para prevenir y combatirlo, fortalecer la cooperación entre las dos regiones, “a través del intercambio de información entre las autoridades y organismos competentes en cada país”.

En lo que respecta a la invasión a Irak, la declaración dejó sentada la postura de cada uno de los estados al reafirmar el “rechazo a la ocupación extranjera ilegal” y reconocer “el derecho de los estados y pueblos a resistir”. A su vez, los funcionarios coincidieron en que la solución para el conflicto árabe-israelí se conseguirá mediante el “retiro de Israel de todos los territorios árabes ocupados hasta las fronteras existentes al 4 de junio de 1967, lo que incluye el Golán sirio ocupado” y con el establecimiento de un Estado Palestino independiente que coexista con Israel.

El enfrentamiento entre Caracas y la corporación petrolera Exxon por la explotación de la faja petrolera del río Orinoco mereció también un párrafo de condena a cualquier “acción intimidatoria contra la República Bolivariana de Venezuela”.

Compartir: 

Twitter

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.