EL PAíS › TRABAS A SU INGRESO A LA CTA

Quejas de Castells

 Por Martín Piqué

Como adelantó ayer Página/12, la posibilidad de que Raúl Castells ingrese a la Central de Trabajadores Argentinos generó una dura polémica entre los principales dirigentes de la CTA. Tras la difusión de la novedad en este diario, la controversia se extendió a buena parte de los afiliados y obligó a organizar reuniones de último momento para tratar de acercar posiciones. El propio Castells salió a opinar del tema y lo hizo en su característico lenguaje directo y frontal. “Resulta curioso que los sectores kirchneristas quieran proscribir que 20 mil personas del movimiento (por el Movimiento Independiente de Jubilados y Desocupados) integren la CTA. Se trata de una actitud democrática que ni los peores burócratas de la CGT se atreverían a asumir”, cargó Castells.

La polémica por el probable ingreso de Castells había monopolizado una parte importante de la reunión de la mesa nacional de la CTA, el martes a la noche en la sede de Piedras al 1000. En esa reunión hubo fuertes cruces entre Víctor De Gennaro y Pablo Micheli, por un lado, y Edgardo Depetri, por otro. Ayer, la trascendencia pública del debate hizo que se celebrara una reunión fuera de agenda entre Micheli, secretario adjunto de la CTA y titular de ATE, y Depetri, diputado y vocal de la mesa nacional. También hubo un plenario de delegados de ATE convocado por Micheli. “Fue duro”, contaron a Página/12 desde el entorno de Depetri. “Acercaron posiciones”, fue el diagnóstico que se escuchó cerca de Luis D’Elía.

Tras dialogar por más de dos horas, tanto Depetri como Micheli habrían acordado hacer una nueva reunión para sumar a D’Elía. Tras su exclusión de la mesa nacional, decidida en el último congreso de la CTA, D’Elía quedó bastante enojado con la mayoría de los dirigentes de la central (sobre todo con los más críticos al Gobierno, que impulsaron su desplazamiento). Desde que se hizo pública la intención de Castells de sumarse a la CTA, D’Elía no perdió ocasión para criticarlo. “Afrenta a tantos años de lucha compartidos”, dijo. Sin embargo, a pesar del enfrentamiento histórico que tiene con Castells, D’Elía estaría dispuesto a aceptar su ingreso.

Los criterios democráticos de la central, como también su inusual método de encuadramiento (afiliación directa e individual), favorecerán los deseos de Castells: ya tendría su incorporación garantizada. “Nadie va a resistir su inclusión, pero que lo voten para integrar la mesa nacional es otra cosa”, dijo ayer a Página/12 uno de los dirigentes de la CTA.

Compartir: 

Twitter

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.