EL PAíS

Las cajas del señor Gomis

La intervención a YPF se demostró muy oportuna. El principal directivo de Repsol en la Argentina, Antonio Gomis, estaba llenando cajas con documentación, que debió dejar en su oficina cuando fue invitado en forma amable a retirarse. Esta semana tuvo otra contrariedad: el diario inglés The Financial Times reveló que una semana después de que el Estado se opusiera a la distribución de dividendos, vendió sus acciones en la compañía a 22 euros cada una. Hoy valen 35 por ciento menos. Con apreciable aunque tal vez involuntaria sinceridad, Repsol dijo que Gomis actuó “de acuerdo al código de ética de la compañía”. Uno de sus principales colaboradores, Tomás García Blanco, ex director de Exploración y Producción de YPF, backupeó la información de los discos rígidos y la envió a España. La oportuna llegada de los interventores impidió que, además, la destruyera. Ahora, desde Madrid, García Blanco está organizando el vaciamiento de los recursos técnicos de YPF, mediante el traslado de los técnicos a distintos lugares del mundo, y la preparación de las denuncias contra la Argentina ante el Banco Mundial. Los primeros en partir fueron los venezolanos de PDVSA, reclutados por Repsol luego del fallido intento de desabastecer a la República Bolivariana, con una huelga precursora del lockout de las cámaras patronales agropecuarias argentinas y del alzamiento de los empresarios del oriente petrolero boliviano. Hay algunos que es mejor perderlos que encontrarlos, pero otros son imprescindibles para la futura gestión. El viernes, la intervención ofreció reconvertir los contratos de Repsol a los técnicos que quisieran permanecer en YPF en vez de sumarse al ataque de la ex casa central contra la Argentina.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.