EL PAíS › CARTA A LOS SENADORES DEL HIJO ADOLESCENTE DE UN GAY

“Mi papá es como cualquier otro papá”

“Espero señores senadores que al leer esta carta no sólo lean mi historia sino la de otros hijos de padres homosexuales que pasan por lo mismo (...). Pues de mi padre puedo decir que él sí enfrentó –la encrucijada–, y con eso me demostró fortaleza y no debilidad.” Este es un fragmento de una carta que un adolescente, de 17 años, escribió a los senadores a modo de acercar su opinión y su postura previamente al tratamiento del proyecto de ley de matrimonio entre personas del mismo sexo. Es que este debate influye desde muy cerca al joven, llamado Maximiliano Lorenzo Unzue. Su papá es homosexual y por eso sintió la necesidad de contarles a los senadores y a toda la sociedad su historia y decirles que: “Estoy orgullosos de mi papá y lo apoyo totalmente”, expresó Maximiliano.

La idea de acercar una carta a los senadores surgió de “la necesidad que sentí de interceder por los derechos de mi papá y el de mucha gente”, expresó Maximiliano, que hace alrededor de cinco años vive en el partido bonaerense de La Matanza con su papá, Alberto Lorenzo Unzue, un abogado que hace más de 20 años ejerce la profesión. En su escrito, el muchacho relata cómo es su vida con un papá que, luego de casarse con su madre y tener dos hijos –él y su hermano de 13 años–, se decidió por su “lado homosexual”, señaló a Página/12 el padre del chico, y agregó: “Yo quise ser yo mismo, con mis ideas y sentimientos. Antes vivía con muchos fantasmas”.

“Mi papá es como cualquier otro papá. Estuvo y está siempre presente, se preocupa por mi salud, educación y bienestar”, informó el adolescente al intentar poner en palabras la relación con su padre. También solicitó a todas las personas que se oponen a la iniciativa por el matrimonio gay que “abran sus cabezas porque si se van a quedar en esa posición de no escuchar no se puede entender nada”.

Padre e hijo contaron su historia. Cuando hablaba Alberto, su hijo adolescente lo corregía y le apuntaba algunos detalles. Alberto se divorció de su mujer hace alrededor de seis años, y aunque ahora no está en pareja afirmó que su hijo se llevó muy bien con el hombre con el que estaba saliendo anteriormente. “El hecho de que yo sea gay no cambió en nada nuestra relación”, indicó Alberto.

“Desde muy chico tenía estos sentimientos cuando miraba a un chico. Peor en mi adolescencia, y en mi época universitaria me enamoré de muchas chicas”, contó Alberto. Una de esas muchachas fue su mujer, con la que estuvo casado durante 16 años y tuvieron dos hijos, Maximiliano y el más chico. Cuando se puso a salir con quien luego sería su mujer “tenía algunas dudas porque yo estaba saliendo de una relación gay. Pero en ese momento hice lo que sentía y formé una familia hermosa”, explicó el abogado.

El momento en el que decidió el cambio para su vida “fue muy difícil, se rompía una estructura de vida”, expresó Alberto. Los chicos se enteraron de la orientación sexual de su padre un tiempo después. Desde ese instante, Maximiliano le mostró a su papá todo su apoyo y eligió vivir con él. El hermano vive con su madre y hace cuatro años que el contacto con su padre es muy esporádico. “Redescubrí mi vida y aprendí a transformar lo que nos toca”, afirmó Alberto. En ese camino nuevo camino, padre e hijo se acompañan.

Informe: Rocío Ilama.

Compartir: 

Twitter
 

Alberto Unzue.
Imagen: Arnaldo Pampillón
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.