EL PAíS › ESTADOS UNIDOS Y GRAN BRETAñA

Réplica a dúo

 Por Victoria Ginzberg

Desde Nueva York

Los oradores ante el Consejo de Seguridad fueron más de treinta. Por la tarde fue el turno de los países invitados por la Argentina, entre ellos muchos latinoamericanos. Allí volvió a hablarse de la soberanía argentina de las islas Malvinas y otros temas incómodos para las potencias, especialmente Estados Unidos y el Reino Unido. El canciller boliviano, David Choquehuanca, hizo alusión a la retención del avión presidencial de su país en Viena y pidió que se tomaran medidas para que no ocurrieran nuevos incidentes de este tipo. El ecuatoriano Ricardo Patiño habló del espionaje. Los ministros de la región también respaldaron la propuesta argentina de reformar el Consejo de Seguridad. Luego, Estados Unidos y el Reino Unido pidieron la palabra para responder. “Todos los gobiernos hacen cosas que son secretas. Nuestras políticas antiterroristas son para salvar vidas”, dijo el representante alterno de Estados Unidos, Jeffrey De Laurentis.

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner ya se había ido rumbo a Buenos Aires y la embajadora Marita Perceval estaba conduciendo el debate. La representante de Estados Unidos ante la ONU, Samatha Power –que ayer estrenaba el puesto y había sido saludada por muchos de los oradores–, también se había retirado. Su segundo fue quien pidió la palabra para contestar a las alusiones sobre el espionaje y otros asuntos que hicieron varios cancilleres latinoamericanos. “Mientras la OTAN organiza intervencionismos, la Unasur ha evitado golpes de Estado”, dijo, por ejemplo, Choquehuanca. De Laurentis defendió las políticas antiterroristas de su país y señaló que “contrariamente a lo que se había sugerido”, Estados Unidos respetaba los derechos humanos.

Mark Lyall Grant, embajador inglés ante la ONU, también quiso hacer una intervención adicional. Afirmó que ese no era el ámbito apropiado para hablar de Malvinas (dijo Falkland), pero que quería señalar que su país consideraba que había tres partes en el conflicto, porque la opinión de los habitantes de las islas no podía ser desestimada.

Perceval aseguró entonces que iba a correrse un momento de su rol de presidenta del Consejo de Seguridad e iba a hablar en nombre de su país. “La posición argentina respecto de la soberanía es bien conocida y se ha hecho referencia a ella esta mañana en el marco de las numerosas resoluciones de la ONU”, señaló en referencia a las disposiciones del organismo internacional que instan a la Argentina y el Reino Unido a dialogar sobre el conflicto de soberanía.

El representante inglés había hablado a la mañana con la prensa y allí también había asegurado que había tres partes en litigio, porque los isleños debían ser escuchados. “¿Pero cuántas partes dicen las resoluciones de Naciones Unidas que están involucradas?”, le preguntó una periodista. A lo que Lyall Grant se quedó callado por un momento y luego dijo: “Creo que no menciona eso”.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.