SOCIEDAD › LA UNIVERSIDAD NACIONAL DE LA PLATA SE PRONUNCIO A FAVOR DE LA LEGALIZACION DEL ABORTO

“Por un cambio en la legislación nacional”

Después de las universidades de Buenos Aires y de Córdoba, ayer sentó posición la platense: en una resolución votada por amplia mayoría reclamó la despenalización de la interrupción de embarazos y se pronunció por el derecho al aborto legal, seguro y gratuito.

 Por Mariana Carbajal

La Universidad Nacional de La Plata se pronunció a favor de la legalización del aborto. Por amplísima mayoría, el Consejo Superior sentó posición ayer en la misma línea que ya lo hicieron la UBA y la UN-Córdoba. La resolución fue aprobada por 51 votos a favor, y sólo dos en contra y tres abstenciones. El único decano que votó en contra fue el de Ciencias Médicas, Jorge Guillermo Martínez, quien exhibió en la reunión un embrión en un frasco, para fundamentar su posición, un hecho que fue recibido como una provocación por muchos de los presentes que rápidamente lo repudiaron. La votación del máximo órgano político y académico de la UNLP se produjo en coincidencia con el Día de Lucha por la Despenalización del Aborto en América latina y el Caribe. Durante la jornada se realizaron marchas, acciones en la Justicia, juntada de firmas y radios abiertas en distintas ciudades del país, con un reclamo unánime: que el Congreso debata y apruebe la legalización de la interrupción voluntaria del embarazo. En ese marco, Amnistía Internacional, desde su sede en Londres, difundió una declaración histórica: por primera vez, la reconocida organización de derechos humanos reclamó la derogación de las leyes que criminalizan el aborto en el continente (ver aparte).

“Como decana, creo que es fundamental que la universidad pública se pueda hacer cargo de tomar posición en un tema que durante muchísimos años fue imposible de discutir debido a los poderes que obturaron la problematización del mismo. La universidad demuestra así su vocación de comprometerse con su tiempo histórico y con la necesidad de trabajar por una sociedad igualitaria y plural”, destacó en diálogo con Página/12 la decana de la Facultad de Periodismo, Florencia Saintout, al salir de la reunión. El tema se discutió durante más de dos horas, a partir de una propuesta del Consejo Directivo de la Facultad de Periodismo de la UNLP. También hubo un pedido elevado por dos estudiantes, una de ellas Daniela Ramos, presidenta de la Federación Universitaria de La Plata (FULP). La votación tuvo como antecedentes los pronunciamientos recientes en el mismo sentido de los consejos directivos de las facultades de Periodismo (31 de agosto) y Bellas Artes de (21 de septiembre).

La declaración del Consejo Superior de la UNLP fue votada por decanos y representantes de los claustros de graduados, docentes y estudiantes de las 17 facultades, no docentes y representantes de los dos colegios universitarios (la Escuela Agraria y el Colegio Nacional Rafael Hernández). Trece decanos (o vicedecanos) votaron a favor. El de Medicina fue el único decano que rechazó la resolución. El otro voto en contra fue de un profesor de la Facultad de Humanidades. Estuvieron ausentes el decano de Ciencias Jurídicas y Sociales, Hernán Gómez –que había adelantado públicamente que no estaba de acuerdo– y la vicedecana (a cargo) de Odontología, Stella Maris Iriquín. En realidad, de la Facultad de Odontología no hubo ningún representante.

La resolución aprobada plantea que la UNLP se pronuncia “a favor de un cambio en la legislación nacional en el sentido de la despenalización de la interrupción de embarazos” y a la vez “a favor del derecho al aborto legal, seguro y gratuito en los términos que establezca la ley”. Además, expresa su respaldo a “las políticas de educación sexual y prevención de embarazos no deseados” y declara “de interés institucional los programas y campañas tendientes a garantizar el acceso universal a servicios de salud reproductiva de calidad que promueven la igualdad de género y social”. En términos similares se expidió hace pocas semanas la UBA y antes la UNC. Defendieron la propuesta en el rectorado de la UNLP las decanas de Periodismo, y de Bellas Artes, Mariel Ciafardo, y la vicedecana de Psicología, María Antonia Luis, entre otras voces. “El aborto existe es una realidad. La penalización no ha impedido que ocurra. Se estima que en la Argentina suceden 500 mil abortos al año y el aborto mal hecho, en condiciones precarias, es la primera causa de muerte materna. La otra realidad es que las que mueren son en su mayoría mujeres pobres, a las que además se criminaliza desde leyes hechas hace años por un Estado patriarcal. La universidad no puede hacerse la distraída al respecto”, fundamentó su posición Saintout, en diálogo con Página/12.

Invitada por la Asociación de Docentes Universitarios de La Plata (ADUL), estuvo también Estela Díaz, integrante de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, quien explicó los alcances del proyecto que elaboró y consensuó ese colectivo de más de doscientas cincuenta organizaciones de mujeres, sociales y de derechos humanos, que fue presentado en marzo con la firma de casi cincuenta diputados y diputadas de un amplio arco político.

En la Cámara de Diputados hay dos proyectos que proponen la despenalización y legalización del aborto, el de la Campaña y uno del bloque de Nuevo Encuentro. Ambas iniciativas tienen grandes similitudes. Consagran el derecho al aborto en la semana 12 y 14 de gestación, respectivamente, y más allá de ese plazo cuando el embarazo es producto de una violación, si afecta la salud o la vida de la mujer o si el feto tiene malformaciones graves. El tema, como informó este diario, ya está en el temario de la Comisión de Legislación Penal y está previsto que empiece a discutirse en ese ámbito en las próximas semanas.

Compartir: 

Twitter
 

Cientos de mujeres marcharon ayer en el Día de Lucha por la Despenalización del Aborto.
Imagen: Jorge Larrosa
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.