SOCIEDAD › INéDITO PRONUNCIAMIENTO DE AMNISTíA INTERNACIONAL

Un problema de derechos humanos

La organización de derechos humanos Amnistía Internacional exhortó ayer a los gobiernos de América latina y el Caribe a “despenalizar el aborto con urgencia”. El pronunciamiento es histórico: es la primera vez que la reconocida entidad, con sede en Londres y que obtuvo el Premio Nobel de la Paz en 1977, se manifiesta a favor de la despenalización de la interrupción voluntaria de embarazo en todos los casos y plantea enfáticamente que se trata de un problema de derechos humanos.

“Se deben derogar todas las normas que sancionan o permiten el encarcelamiento de mujeres y niñas que buscan o tienen un aborto bajo cualquier circunstancia. Es claro que cuando se restringe el acceso de las mujeres a la información y a los servicios de un aborto legal y seguro, sus derechos humanos están en grave peligro”, sostuvo AI, en una declaración pública difundida ayer.

“En el Día por la Despenalización del Aborto en América latina y el Caribe, todos los gobiernos del continente deben mostrar con acciones concretas su voluntad política hacia el respeto y protección de los derechos humanos de todas las mujeres y niñas de la región, y despenalizar el aborto con urgencia”, señaló la entidad.

AI consideró “vergonzoso” el marco legal en países como Chile, El Salvador y Nicaragua, donde está penalizado el aborto “en cualquier circunstancia, inclusive cuando una mujer o niña ha sido violada o cuando la vida de la mujer o niña embarazada se encuentra en peligro”. Destacó la situación en Cuba y en la Ciudad de México, donde esta práctica está despenalizada. “A pesar de estos avances, la triste realidad en la región es que todavía existen leyes que castigan el aborto, y aunque en la mayoría de los países está permitido en ciertas circunstancias, en la práctica no se cumple. Las guías para el personal médico con frecuencia son inexistentes, son poco claras o no se distribuyen, y por lo tanto se utiliza el sistema judicial innecesariamente, dejando mujeres y niñas embarazadas sin la posibilidad de ejercer sus derechos”, declaró la organización internacional.

“Algunas mujeres y niñas, antes de enfrentarse a ser obligadas a seguir con un embarazo, intentan suicidarse. Otras toman medidas desesperadas, e intentan practicarse un aborto a sí mismas. Por lo tanto, cientos de abortos ilegales e inseguros ocurren día a día, y mujeres y niñas sufren serias consecuencia, que incluso significan la pérdida de la vida. En la región más desigual del mundo, estas medidas desesperadas claramente se cobran principalmente la vida de las mujeres y niñas que viven en la pobreza; ¿es que sus derechos humanos no merecen igual protección ante la ley? Sin recursos, los abortos inseguros a los que pueden acceder mujeres y niñas en estas circunstancias las llevan a arriesgar su vida y su salud y, si sobreviven, a la posibilidad de ser procesadas y encarceladas”, advirtió AI.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.