EL PAíS › VOTAN LOS PROYECTOS DE SALIDERAS BANCARIAS Y SERVICIO CíVICO VOLUNTARIO

La ola de inseguridad llegó al Senado

Con escaso perfil perfeccionista, y más producto de la urgencia por parchear la inseguridad, el Senado votará hoy el proyecto de seguridad bancaria que podría ser ley y la polémica pretensión de “educar” a los hijos de la pobreza en cuarteles militares.

 Por Horacio Cecchi

El Senado votará hoy dos de los tres proyectos que surfean sobre la cresta poco tangible de la ola de inseguridad. Se trata del proyecto conocido como salideras bancarias y el de servicio cívico voluntario. El de las salideras llegó con media sanción de Diputados; la inseguridad política aceleró el trámite en la Comisión de Justicia y Asuntos Penales, donde se decidió que todo estaba ok y que debía ser enviado al recinto para votar tal como llegó. También se tratará el dictamen unificado por mayoría (la semana pasada) del proyecto conocido como de Servicio Cívico Voluntario, otrora impulsado y fracasado en Mendoza por Cobos, y ahora encabezado por el radicalismo mendocino y el sa(a)dismo puntano, que no es otra cosa que una especie de internado para adolescentes villeros en cuarteles, en una formación que de educación no tiene nada (ni siquiera pasó por la Comisión de Educación del Senado). Quedó cajoneado en comisión el inescrutable proyecto de militarización de toda la sociedad, conocido como proyecto de emergencia en seguridad de Chiche Duhalde.

El proyecto de salidera bancaria fue aprobado en Diputados por unanimidad el 8 de septiembre pasado. Es sintético: establece la separación visual del cliente que se encuentra en la caja, pautas de seguridad en el tesoro, y un bloqueador de señal de celulares. El oficialismo lo votó en forma crítica dejando sentado que lo hacía para no detener una norma cuyas cláusulas habían sido puestas en vigencia en el sistema bancario. Inocuo se llama. De todos modos, si se aprueba –y todo deja presumir que sí– el proyecto estudiado, tratado, comentado, dictaminado y votado en las dos cámaras en 20 días tendrá fuerza de ley.

El segundo proyecto no llega por carriles de consenso. En realidad, sufrió muy fuertes críticas por fuera. El proyecto propone “otorgar espacios de contención a jóvenes en situación de riesgo”, y darles la oportunidad de “la terminación del ciclo educiativo básico y capacitación en oficios”. Todo esto, claro, en cuarteles del Ejército.

La propuesta educativa es tan errónea que ni siquiera se preocuparon por ingresarla a la comisión que debiera ser la inicial, la de Educación. En cambio, transitó por un plenario de las comisiones de Justicia y Asuntos Penales y de Seguridad Interior y Narcotráfico.

“Es un horror que se pretenda poner en práctica una supuesta política social para mejorar entre comillas la seguridad –dijo Claudia Cesaroni, directora adjunta de la Asociación para la Prevención de la Tortura, y autora del libro La vida como castigo, en el que trata los casos de los adolescentes condenados a perpetua en el país–. Son supuestas políticas sociales dirigidas para los pobres, que los aparta y estigmatiza. Es una salida eufemística. Ninguno de los que lo votaron mandaría a sus hijos a un servicio así.”

“El sistema propuesto es un sistema educativo paralelo y separado de la comunidad para la formación de jóvenes –sostuvo la senadora Blanca Osuna, del FpV entrerriano y vicepresidenta de la Comisión de Educación–. Pretende crear una estructura institucional para completar la educación formal, pero esa estructura ya existe con iguales funciones, es el sistema educativo argentino. El objetivo no forma parte de las tareas de las Fuerzas Armadas, forma parte de un paquete contra la inseguridad y los voluntarios serán jóvenes pobres.”

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

El proyecto contra salideras bancarias no agrega nada a lo ya vigente, pero pretende evitarlas.
Imagen: DYN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.