SOCIEDAD › EN VILLA SOLDATI, PARA EL TRANSPORTE DE LARGA DISTANCIA EL AñO PRóXIMO

Una nueva estación terminal

Comenzará a construirse en septiembre y se inaugurará a fines de 2014. Estará destinada al 40 por ciento del transporte que tiene como base Retiro. Estará entre las autopistas Dellepiane y Perito Moreno.

En septiembre comenzará en Villa Soldati la construcción de una nueva terminal de ómnibus de media y larga distancia, proyectada para nuclear el 40 por ciento de los viajes que actualmente toman por base la terminal de Retiro. El ministro de Desarrollo Económico porteño, Francisco Cabrera, anunció que la inauguración estará proyectada para fines de 2014 y que la llamada Terminal de Omnibus Dellepiane contribuirá a descentralizar y aliviar la actual y única terminal de la Ciudad al absorber los viajes que vayan y vengan del oeste y el sur de la provincia. La obra tendrá un costo de 90 millones de pesos y se levantará sobre terrenos pertenecientes a la Corporación Buenos Aires Sur.

La nueva terminal ocupará un terreno de cuatro hectáreas, delimitadas por las autopistas Dellepiane, Perito Moreno, 25 de Mayo y la avenida Lacarra, cerca de un depósito de materiales del subte porteño y de La Quemita, el predio deportivo del Club Huracán. En el lugar también se proyecta construir una sala con un transformador que provea energía a la estación. La concesión quedó en manos de Terminales Terrestres SA: es un contrato de leasing por el que la empresa pagará al Estado 400 mil pesos mensuales durante 18 años; al cabo de ese tiempo, la empresa podrá comprar la terminal o dejarla a la administración porteña. La estimación es que la nueva terminal recibirá 820 de los 1800 ómnibus que hoy entran y salen a diario hacia y desde Retiro.

El ministro Cabrera ponderó la ubicación elegida para construir la nueva terminal, por lo que puede implicar para el tránsito porteño. “Es un lugar ideal porque allí confluyen cinco autopistas, la idea es que los ómnibus no ingresen a la Ciudad, sino que entren y salgan de la terminal por esas vías rápidas”, explicó. La referencia clara fue la terminal de Retiro, con sus complicaciones para entrar, salir y circular en las inmediaciones. “Es que cuando se construyó estaba proyectado que se hiciera la autopista ribereña, pero nunca se realizó esa obra, y por eso es muy difícil entrar y salir de allí”, dijo.

Cabrera señaló que la idea de la terminal de Dellepiane “es incorporar un nuevo concepto en el transporte, que es que las terminales estén cerca de donde viajan los usuarios, por eso la idea es construir otra terminal cuyos viajes se dirijan hacia el norte del Gran Buenos Aires”. En este sentido, aclaró que la terminal de ómnibus de Retiro “seguirá funcionando como tal, pero la idea es que desde allí se incorporen viajes en combis”. “Nuestra idea de transporte es sacar aquellos ómnibus que realicen viajes inútiles por las calles internas de los barrios, que entren y salgan rápido de la Ciudad y que luego la gente pueda tomar el transporte público”.

La obra tendrá un costo total de 90 millones de pesos y será construida sobre terrenos de la Corporación Buenos Aires Sur por la empresa Terminales Terrestres Argentinas, que ganó la licitación en enero de este año. Otra de las características que tendrá la nueva terminal es que allí finalizará la línea E de subterráneos y que la empresa Autopistas Urbanas SA (AUSA), de acuerdo con lo proyectado, se encargará de construir las conexiones que habrá con las autopistas. Cabrera destacó que hasta el momento “no hubo una negociación con las empresas de transporte de pasajeros” y que la idea “ya tiene el visto bueno de la Secretaría de Transporte de la Nación”.

Carlos Pirovano, subsecretario de Inversiones del ministerio, destacó que “hay que entender todo el ecosistema de transporte que esta terminal llevará”. Para que el emplazamiento resulte operativo, explicó, “será necesario construir lugares donde los ómnibus puedan ser reparados y donde puedan estacionar sin que ello moleste a los vecinos y al barrio, por lo que estamos definiendo cómo podemos llevar adelante este proceso con la menor afectación posible”.

El proyecto incluye 55 boleterías, 48 dársenas, cinco refugios para que lleguen 15 líneas de colectivos, lugares para remises, combis y minibuses, calles especiales para taxis, 22 módulos de carga y descarga y un estacionamiento para 400 vehículos particulares.

Compartir: 

Twitter
 

El proyecto fue presentado por el ministro de Desarrollo Económico porteño, Francisco Cabrera.
Imagen: Télam
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.