SOCIEDAD › EL PAPA LLAMO A EDUARDO VASQUEZ, EL EX BATERISTA DE CALLEJEROS, Y ADEMAS ENVIO CARTAS A ARGAÑARAZ Y FONTANET

Línea directa de Francisco a la cárcel de Ezeiza

El sábado 29 de junio pasado, Jorge Bergoglio llamó a Eduardo Vásquez, condenado por el caso Cromañón y con condena apelada por el crimen de su esposa Wanda Taddei. El Papa, además, le envió una carta el sábado pasado, igual que al manager Diego Argañaraz.

Eduardo Vásquez, ex baterista de Callejeros, y Diego Argañaraz, ex manager del grupo, ambos detenidos en el penal de Ezeiza junto al resto de la banda de música tras la tragedia de Cromañón, recibieron cartas personales enviadas por el papa Francisco, tal como lo había hecho con el cantante Patricio Fontanet. En el caso de Vásquez, condenado además por la muerte de Wanda Taddei, también recibió dos sábados atrás un llamado telefónico del Papa en persona.

Tal como confirmó a Página/12 el abogado de Vásquez, Eduardo Guarna, tanto en la carta como en el llamado del sábado 29 de junio, Bergoglio le dio al baterista un mensaje de acompañamiento y “todo el ánimo” para que no decayera durante su estancia en prisión.

El líder del grupo, Patricio Santos Fontanet, había recibido también una carta de Bergoglio a mediados de mes en la que el Papa le responde con un agradecimiento “el gesto” de Fontanet de haberle escrito unos días antes. La carta del Sumo Pontífice fue escrita el 13 de junio y explica en su segundo párrafo: “Quiero decirte que, aunque lejos, estoy cerca de ti y de la banda, como escuchando a la distancia lo que sienten y dicen. Me gustaría estar más cerca para acompañarlos mejor”.

Y luego agrega: “No quiero darte consejos porque, en este momento, no los necesitás; vos sos un hombre que sabe bien lo que hay que hacer y cómo hacerlo. Confío en esto”.

“Eduardo Vásquez recibió el llamado un sábado (el 29 de junio), día que habitualmente el Papa utiliza para llamar a sus amigos”, aseguró Guarna a este diario. El llamado, breve, según contó el abogado estaba dirigido a darle fuerzas a Vásquez, como lo hizo también con Argañaraz y Pato Fontanet.

El miércoles pasado, la fiscal Adriana García Netto pidió a la Cámara de Casación Penal que se revoque la condena a 18 años de cárcel dictada contra Vásquez por el crimen de su esposa, Wanda Taddei, y reclamó que se lo sentencie a prisión perpetua. El pedido de la fiscal coincidió con el del abogado de la familia de la víctima, Leonardo Rombolá. Eduardo Guarna, en cambio, insistió en pedir la absolución porque sostuvo que no se pudo probar su intención de matar. La audiencia en que se elevaron los pedidos fue el paso previo a que Casación, el máximo tribunal penal, defina para principios de agosto si confirma o revoca la pena que el Tribunal Oral en lo Criminal Nº 20 dictó en junio del año pasado.

Vásquez, además, como el resto del grupo, recibió condena y orden de detención por la tragedia de Cromañón, ocurrida el 30 de diciembre de 2004 en la disco de Once. En ese caso, el baterista recibió la condena confirmada por Casación de 6 años de prisión.

Del caso Cromañón, Omar Emir Chabán, ex gerenciador de la disco, recibió la condena de 10 años y 9 meses; Fontanet recibió 7 años. Igual que Vásquez, Raúl Villarreal, ex mano derecha de Chabán, recibió 6 años; el ex manager Diego Argañaraz recibió 5, igual que el saxofonista Juan Alberto Carbone, el bajista Cristian Torrejón y los guitarristas Maximiliano Djerfy y Elio Delgado; y 3 años para el escenógrafo Daniel Cardell.

El ex subcomisario Carlos Díaz, acusado por cohecho, recibió la pena de 8 años de cárcel, y el tribunal confirmó las condenas de 4 años de prisión para la ex funcionaria Fabiana Fiszbin, 3 años y 9 meses para Gustavo Torres y 3 años y 6 meses para Ana María Fernández. El fallo exigió en aquel momento el “inmediato cumplimiento” de las penas y consideró que no pudo probarse la “gravedad institucional” del caso que justificara su tratamiento en la Corte Suprema ni que estuviera en juego una cuestión “federal”, por lo que vedó la llegada del planteo de los condenados al máximo tribunal del país.

En la segunda mitad de junio pasado, la Corte Suprema ordenó que Ana María Fernández recibiera detención domiciliaria para atender a su bebé, luego de revocar la decisión de la Cámara de Casación de rechazar la detención domiciliaria, alegando que la pareja de la ex funcionaria podía cumplir el rol de madre.

Durante su arzobispado en Buenos Aires, Bergoglio mantuvo el caso Cromañón como parte de sus misas y homilías. Y en repetidas ocasiones se lo escuchó manifestar que “los jóvenes son las víctimas”, incluyendo en sus mensajes a los integrantes de Callejeros. Y también mostró interés por la evolución de la causa.

“Estuvo muy atento a cómo avanzaba la causa contra Vázquez –aseguró Guarna–. Con decir que estaba al tanto de todo... Llegó a hablar con la doctora (Miriam) Miño (del Hospital del Quemado), que los atendió en los primeros momentos. Siempre estuvo enterado de la evolución de las circunstancias.”

Compartir: 

Twitter
 

Dos integrantes de Callejeros y su manager recibieron cartas del Papa, además del llamado a Vázquez.
Imagen: Télam
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.