SOCIEDAD › PIDEN 15 AÑOS DE PRISION POR QUEMAR A SU MUJER EMBARAZADA

Tentativa de homicidio con fuego

La fiscal Mónica Cuñarro pidió ayer 15 años de prisión para un hombre acusado de prender fuego con alcohol a su esposa embarazada, causarle heridas graves e intentar evitar el acceso a un médico para que la atendiera y a una vecina para que la socorriera. A través de testimonios y otras pruebas vertidas en una audiencia, la fiscal y la querella consideraron que el hecho se encuadra en una situación de violencia de género y verificaron denuncias previas en la oficina de la Corte Suprema de la Nación dedicada a este tema. El hombre, de 37 años, fue imputado del delito de “tentativa de homicidio agravada por el vínculo”. La víctima sufrió quemaduras importantes en la cara, la espalda y los hombros.

El pedido de pena fue formulado por Cuñarro en el marco de los alegatos de un juicio que se realiza en el Tribunal Oral en lo Criminal 1 porteño, que hoy a las 12 dará a conocer su veredicto. La tentativa de homicidio, dijo la fiscal, se encuentra probada por el método empleado, las acciones posteriores del acusado y la gravedad del daño físico y psicológico sufrido por la víctima. La defensa oficial del acusado dijo que se trató de un accidente, ocurrido cuando el hombre acercó un cigarrillo encendido al cabello de la mujer, rociado previamente por ella con alcohol.

La pareja contrajo matrimonio en 2002, pero hasta el momento de los hechos, el 23 de julio de 2012, sólo habían llegado a convivir por un breve período, ya que el imputado estuvo varios años preso por otras causas penales en su contra. La mujer sufrió las quemaduras en el marco de una discusión de la pareja, cuando el agresor la obligó a desnudarse, luego la roció con alcohol y finalmente la prendió fuego. La mujer logró apagar el fuego por sus propios medios, acudió al auxilio de una vecina y ambas dieron aviso al SAME.

Durante el juicio oral se pudo determinar que antes de que la víctima solicitara ayuda, su esposo trató de impedirlo y presenció impasible cómo su esposa se arrastraba por el dolor. Luego, cuando la mujer logró escapar y refugiarse en un departamento lindero, su marido intentó sacarla mediante amenazas de muerte contra la vecina. Además, el acusado interceptó al personal del SAME en la puerta del edificio y trató de convencerlos de que se trataba de una falsa alarma y así evitar que pudieran auxiliar a su esposa. La mujer contó con el apoyo de la Oficina de Asistencia Integral a la Víctima del Delito de la Procuración General.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.