ECONOMíA › EL ARREPENTIDO EX VICEPRESIDENTE DEL JP MORGAN DECLARO EN LA JUSTICIA COMO IMPUTADO

“Ayudé a los más grandes a lavar dinero”

Después de haber denunciado públicamente hace cinco años cómo el banco donde trabajaba ayudaba a los principales grupos económicos a fugar divisas, Arbizu fue citado por un juez y presentó pruebas. Otra de sus acusaciones aún no tuvo respuesta judicial.

 Por Cristian Carrillo

“Ayudé a los principales grupos económicos a lavar dinero”, expresó ayer el ex directivo de JP Morgan Hernán Arbizu, previo a su ingreso al juzgado de Sebastián Casanello, donde declaró como imputado en la investigación por supuesto lavado de dinero de ese banco de inversión y de un conjunto de grandes empresas que operan en el país. Entre las investigadas figuran Autopistas del Sol, Edenor, Petrobras Argentina, Sideco, Dicasa y Nordelta, y particulares como Juan Navarro, Castex y Emilio Cárdenas. El ex ejecutivo fue citado a indagatoria tras la ampliación del requerimiento fiscal realizado por otro magistrado, Sergio Torres, donde se investigan delitos similares de otras empresas y particulares a partir de la confesión de Arbizu, que incluye a los directivos del Grupo Clarín.

El juez federal Casanello se encuentra a cargo de la causa abierta tras la aparición de nuevos clientes del banco sospechados de lavado. Esta causa se enmarca en la que fuera abierta hace cinco años, en el juzgado de Torres, luego de que Arbizu reconoció haber lavado activos para distintos clientes, incluyendo a los directivos del Grupo Clarín. En esta causa se libraron exhortos a Suiza y Estados Unidos en busca de movimientos bancarios para sacar divisas del país por parte de empresas y particulares que integran un listado de más de 400 sospechosos. “Es un fraude que perjudica a toda la sociedad argentina. Ayudé a los principales grupos económicos a lavar dinero. Clarín. Constantini, Blaquier. Y los que no eran clientes, íbamos a buscarlos”, aseguró ayer Arbizu antes de declarar.

El ex ejecutivo del JP Morgan se presentó en el despacho de Casanello minutos antes de las diez y aguardó en un pasillo junto a dos familiares hasta el llamado del juez, a las 10.30. Arbizu ingresó acompañado por su abogado, Pablo Argibay Molina (hijo). En la investigación se intenta establecer si los fondos provinieron de actividades delictivas, si se trató de lavado proveniente de evasión fiscal o hubo de ambos orígenes. En la causa hay informes de organismos públicos sobre empresas y particulares denunciados, como supuestos clientes de la banca.

En su declaración, a la que pudo acceder este diario, Arbizu detalló las operaciones para captar fondos no declarados entre 2006 y 2008 en su carácter de directivo de JP Morgan, con el fin de disimular el origen del dinero. En ese período, Arbizu efectuó “al menos 61 desplazamientos entre la Argentina, los Estados Unidos, Uruguay y Paraguay, conforme los registros de entrada y salida del país obrantes en la Dirección General de Migraciones. En la presentación de 38 páginas se destacan las transferencias a una cuenta del banco ING Trust de las Antillas Holandesas a nombre de Autopistas del Sol por 129.226,22 dólares; otro giro a nombre de Juan Navarro Castex a Nueva York por 40.000 dólares; Edenor giró 315.000 dólares a una cuenta del JP Morgan en Nueva York; Petrobras transfirió 36.830.000 dólares a su cuenta en el Chase Manhattan Bank de Nueva York; TNS Gallup transfirió 92.322 a BNP Paribas, y en 2008 la firma Petrópolis Investment transfirió al exterior 2 millones de dólares. En ese período se registraron dos cuentas del JP Morgan Chase, a nombre de Carlos Avila.

El ejecutivo confirmó que durante ese período se desempeñó como responsable del Cono Sur, que incluye a Argentina, Uruguay, Chile y Paraguay. “En el caso de mi empleo en JP Morgan, nos enfocábamos en lo que se define como el sector de Ultra Altos Recursos, que son mínimos de cuenta de 25 millones de dólares líquidos (...) con un patrimonio no menor a 100 millones de dólares”, explicó al juez Casanellos. Arbizu indicó que el servicio que ofrecía la banca consistía en “ejecución de inversiones, todo lo vinculado con sucesiones hereditarias y a través de las sociedades off-shore ocultar la verdadera titularidad del dinero”. A las 13.30 se pasó a un cuarto intermedio de una hora. A la vuelta las preguntas del juez federal se focalizaron en el detalle de cada uno de los casos.

Arbizu respondió así como imputado de haber captado en su carácter de vicepresidente del JP Morgan fondos no declarados. Estas maniobras son las que Arbizu declaró haber hecho para otras empresas. “Lo que denuncié hace cinco años con el juez Torres sigue parado”, concluyó Arbizu. En la causa de Torres las pesquisas apuntan, entre otros hechos, a un giro por 30 mil dólares al Banco Itaú de Uruguay desde una cuenta del Banco JP Morgan Chase de Nueva York de Herrera de Noble.

Compartir: 

Twitter
 

Hernán Arbizu (a la izquierda) explicó las maniobras para sacar dinero del país.
Imagen: Télam
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.