ECONOMíA › LA JUSTICIA ALEMANA FALLO EN CONTRA DE UNA DEMANDA CONTRA ARGENTINA

El bonista que se creyó buitre

La demanda del tenedor de títulos de deuda argentina en default aplicaba los mismos criterios que los fondos buitre que litigan en Nueva York: la cláusula de pari passu, igual tratamiento, respecto de los que adhirieron al canje.

La Justicia alemana rechazó el reclamo que realizó un bonista minorista de ese país contra Argentina basándose en la cláusula pari passu. Es el primer planteo presentado por tenedores de bonos de deuda argentina en Alemania utilizando como argumento la violación de la cláusula de tratamiento igualitario. La interpretación del pari passu que rechazaron los magistrados germanos es la misma que convalidaron los jueces de Estados Unidos. En la causa de Nueva York, los fondos buitre encabezados por NML de Paul Singer reclaman 1330 millones de dólares. La Cámara de Apelaciones neoyorquina debe definir en las próximas semanas un mecanismo de pago para que Argentina subsane la “discriminación”.

La violación de la cláusula pari passu –en igualdad de condiciones– es el eje de la demanda de los buitres en Estados Unidos. Esos fondos especulativos sostienen que Argentina discrimina a los bonistas que eligieron no participar del canje respecto de aquellos que sí ingresaron. La Justicia les dio la razón y los buitres reclaman que para subsanar esa situación, y así estar en igualdad de condiciones, se les pague el ciento por ciento de los vencimientos adeudados desde que se realizó el canje en 2005. Para el gobierno argentino se trata de una interpretación forzada del pari passu y en cambio les ofrece las mismas condiciones de quita, reducción de intereses y prolongación de plazos que las presentadas en el canje. Todavía resta que la Cámara de Apelaciones determine un mecanismo de pago.

Estimulado por el éxito aparente de los buitres, el bonista alemán Stefan Laxhuber inició recientemente el primer reclamo por violación de la cláusula pari passu. Lo hizo ante la 7ª División Civil de la Corte Regional de Frankfurt am Main a cargo del juez Brücher. El demandante solicitó una medida cautelar similar a la que pretenden los buitres en Nueva York, básicamente que el juez ordene al país a que imparta una instrucción al Banco de Nueva York –agente de pago de la deuda– para que pague sus bonos a la par que realiza los pagos de la deuda reestructurada.

El reclamo de Laxhuber fue de-sestimado por el magistrado germano. El 14 de junio hubo una audiencia donde la jueza dio a entender que estaba inclinada a rechazar el reclamo bajo la teoría de la cosa juzgada, ya que el bonista alemán tiene una sentencia favorable por 1,5 millón de euros. Por eso el tenedor modificó su pretensión para incluir, además del reclamo contractual, otro por responsabilidad extracontractual. Esa segunda presentación estaba basada en la responsabilidad de Argentina al sancionar la ley cerrojo y no pagar sus bonos, por lo que dichos daños debían también ser pagados pari passu con la deuda reestructurada. A pesar de los giros legales que realizó, la jueza no dio lugar al reclamo y dictó sentencia rechazando el reclamo pari passu del demandante.

El miércoles pasado el Ministerio de Economía informó otro fallo favorable al país en Europa. La Corte de Apelaciones de Bruselas dictó una sentencia ordenando el levantamiento de un embargo que el fondo buitre NML de Paul Singer obtuvo sobre las cuentas bancarias de la misión argentina ante la sede de la Unión Europea y de la embajada argentina en Bélgica.

Mientras tanto, el caso en Estados Unidos tendrá una nueva sentencia en cualquier momento. La Corte de Apelaciones debe definir una fórmula de pago para la demanda por 1330 millones de dólares de los fondos buitre que no discrimine a quienes participaron de los canjes ni ponga en riesgo el funcionamiento del sistema financiero de Nueva York. Pero la disputa judicial en Nueva York no se resolverá en el corto plazo. Argentina ya solicitó al máximo tribunal de Estados Unidos (la Corte Suprema) que se expida sobre el fondo de la cuestión: si el país violó o no la cláusula de tratamiento igualitario. La definición del caso puede prolongarse por más de dos años.

Compartir: 

Twitter
 

Economía celebró el fallo. Lorenzino ya había informado de otro pronunciamiento similar en Bruselas.
Imagen: Télam
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.