SOCIEDAD › LA SANGRE ENCONTRADA EN EL DISCO RIGIDO SUSTRAIDO DE LA CABINA DEL TREN PERTENECE AL MAQUINISTA

La prueba de ADN complica al motorman

La sangre de Julio Benítez no sólo estaba en el disco rígido que apareció en su mochila, sino también en la gaveta de la cabina del tren, lo que lleva al juez a considerarlo autor del robo del video. En el juzgado también creen que el disco se dañó después del choque.

Los análisis de ADN confirmaron que la sangre hallada en la computadora y en el disco rígido de la cabina de adelante del Chapa 5, el tren chocado en Once el sábado pasado, pertenece al maquinista Julio Benítez, que conducía la formación. De esta manera, su situación queda aún más comprometida: el disco rígido apareció en su mochila y la prueba de la sangre lo sindica como quien sustrajo ese elemento vital de la investigación, que además terminó dañado. Por otra parte, los peritajes psicológicos definieron que el motorman tiene “tendencia a la simulación” y rasgos psicopáticos. Fuentes judiciales confirmaron que el juez Ariel Lijo amplió ayer la imputación de Benítez a “lesiones graves”, porque a una mujer herida en el accidente debieron extirparle el bazo, y mantuvo, además, los cargos por “estrago, sustracción y ocultamiento de prueba”.

La comparación de las muestras se hizo con sangre encontrada en la tapa de la computadora, pero también adentro, en la gaveta de la que se arrancó el disco rígido. Esto convence al juzgado de varias cuestiones:

- Que el disco se dañó después del choque, no por el choque.

- Quien arrancó el disco fue Benítez y, por lo tanto, también quien lo dañó.

- Esto es una prueba decisiva en el delito de sustracción de la prueba.

De acuerdo con los investigadores, la presencia de sangre en ambas superficies “evidencia que arrancó el disco después del accidente”, y que por eso fue encontrado, ensangrentado, en la mochila que Benítez cargó hasta el hospital donde fue atendido inicialmente. La misma evidencia permite a los investigadores concluir que quien dañó y retiró el rígido fue Benítez, lo que confirma la sustracción de prueba.

Lijo convocó ayer de nuevo a Benítez para ampliar su declaración. “Estuve tratando de recordar el episodio y no lo logré. No logré recordar nada”, dijo el maquinista. En la indagatoria, Benítez reiteró que no recuerda nada de lo sucedido, pero aclaró al juez: “Tenga por seguro que cuando recuerde algo se lo voy a hacer saber”. El maquinista se lamentó por los heridos del accidente y también se refirió al video dado a conocer el jueves, en el que se lo vio simulando dormir y tomando sol mientras manejaba una formación. Esas actitudes, aseguró Benítez ante el juez, que le valieron “una sanción”, fueron su respuesta a la difusión de los videos de otros conductores, durmiendo y cometiendo errores de manejo, que habían sido mostrados por el ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, meses atrás.

En su declaración, el maquinista Benítez dijo haber hecho esfuerzos por recordar qué sucedió en la cabina del Chapa 5 antes del choque contra la estación de Once, pero sin éxito. “Igual, el lugar en donde estoy no ayuda mucho. Ahí no se puede dormir”, declaró, en referencia a la alcaidía de los Tribunales de Comodoro Py, donde se encuentra alojado. Benítez, que declaró asistido por la abogada Valeria Corbacho, también se quejó de un malestar continuo: “Me está creciendo un dolor de cabeza que ni con calmantes se me está pasando”.

El maquinista se lamentó por las 99 personas que resultaron heridas por el choque. “Quiero expresar mi pesar por esta gente que sufrió el accidente, las personas heridas. Sobre todo por esta persona que me están comunicando a la que se le extirpó el bazo y las tres costillas rotas. Me apena mucho”, dijo Benítez.

El video difundido el miércoles pasado, que registró al conductor asegurando ante la cámara de la cabina que dormiría mientras manejaba y, luego, tomando sol mientras la formación avanzaba por las vías, también fue mencionado por el maquinista en la indagatoria. “Por ese video, yo recibí una sanción”, dijo. Luego, ensayó una explicación acerca de por qué, antes de realizar la mímica de que se disponía a dormir, había dicho a la cámara “Hola, Hugo (N de R: en referencia a la Unidad de Gestión Operativa Mitre Sarmiento, Ugoms), ¿andás bien? No lo merecés. Si andás mal, mejor. Tengo sueño, Hugo, me voy a dormir”, tal como puede observarse en el video difundido el miércoles. Ayer, ante el juez, Benítez explicó: “Lo dije a modo de protesta, porque hacía pocos días que había ocurrido lo de la difusión de dos videos de dos compañeros míos en los que se mostraba la cara en público, al igual que se exhibió mi cara ahora en los noticieros, siendo que a la cara de los otros compañeros que se mostraba que trabajaban correctamente se las pixeló”. Posteriormente, en el mismo video, explicó, se lo ve poniéndose gafas de sol, algo habitual “cuando hay mucho sol de frente”. “Y justo que había sol, hice el gesto que se ve (N de R: de levantarse la remera hasta la mitad del torso) porque soy blanco, y dije entonces ‘eso lo voy a aprovechar’. Porque entre estación y estación nadie lo ve a uno. Uno tiene que estar a la altura del tren para que a uno lo vean. Si no, invito a que se pidan las novedades del servicio de ese día, y se va a ver que visto desde afuera no hay ningún inconveniente con el servicio.”

El juez Lijo recibió además el estudio toxicológico, que arrojó que en la sangre de Benítez sólo fue encontrado diclofenac, un analgésico que tomaba por el dolor de muelas y del cual se encontraron comprimidos en su mochila.

Ayer, Lijo recibió también los peritajes psiquiátricos y psicológicos realizados por el Cuerpo Médico Forense, y que indicaron que Benítez tiene una personalidad “psicopática” y con “tendencia a la simulación”. Los estudios intentaron establecer si el maquinista efectivamente sufrió un estado de “ahogo” y falta de aire que adujo padecer al momento del accidente. En la primera indagatoria, Benítez aludió a “recuerdos borrosos” y un malestar difuso. De acuerdo con fuentes judiciales, la semana próxima el magistrado firmará el auto de procesamiento y definirá si Benítez sigue o no detenido.

Compartir: 

Twitter
 

El maquinista Julio Benítez declaró de nuevo ante el juez y dijo que sigue sin recordar.
Imagen: Télam
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.