SOCIEDAD › TECNICOS Y AUTORIDADES DEL ESTADO RETOMARON EL CONTROL DEL F. C. SARMIENTO

Recibidos con brazos abiertos

Por primera vez desde las privatizaciones, una línea metropolitana de pasajeros corrió ayer bajo absoluta responsabilidad técnica y operativa del Estado. Los trabajadores recibieron a los funcionarios con expectativas elevadas.

El ferrocarril Sarmiento volvió a ser operado por el Estado. Las compañías privadas fueron desplazadas de la conducción y la empresa estatal Sociedad Operadora Ferroviaria (Sofse) se hizo cargo de correr los trenes. Se trata de la primera vez desde que se inició el proceso de privatizaciones a comienzos de los noventa que una línea metropolitana queda integralmente en manos del Estado. “Vamos a gestionar mejor que los privados”, afirmó ayer el ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo. Hoy se publicarán en el Boletín Oficial dos resoluciones, una con la instrumentación de la estatización y la otra implementando los cambios en las medidas de seguridad.

A medianoche del miércoles, técnicos e ingenieros de la Sofse se presentaron en los talleres de Castelar para supervisar el alistamiento de las formaciones. Desde el equipo de Interior y Transporte enfatizaron que fueron recibidos por los trabajadores ferroviarios “mejor de lo que esperábamos”. Dentro de las serias limitaciones que todavía presenta el ramal en materia de frecuencias y confort, los funcionarios que se hicieron cargo de la gestión operativa destacaron que ayer se suspendieron “solamente diez servicios, menos que el promedio”. Además, afirmaron que las nuevas medidas de seguridad para todos los trenes metropolitanos dispuestas el miércoles, como la reducción de la velocidad de ingreso a las terminales y la obligación de que el guarda acompañe en la cabina al motorman desde la penúltima estación, se cumplen.

“Convoco a los trabajadores a acompañar el proceso. Las inversiones que estamos haciendo fortalecen las fuentes de trabajo. Hace muchos años que no se ve un proceso de inversión en material rodante y vías como el que estamos llevando adelante desde el año pasado”, sostuvo Randazzo, quien volvió a apuntar contra las empresas desplazadas. “No descartamos estatizar más líneas. Si las empresas que operan los otros ramales no cumplen con sus obligaciones, se van a tener que ir”, reiteró ayer. Las mismas compañías que fueron desplazadas del Sarmiento, Emepa-Ferrovías y Roggio-Metrovías, son las que operan el resto de los seis ramales metropolitanos de pasajeros.

Las firmas que conforman la Ugoms recibían hasta ayer un monto fijo mensual equivalente al 5 por ciento de los 35 millones de pesos de gastos mensuales de explotación, más un porcentaje de las obras de infraestructura –desde cambios de vías y durmientes, hasta refacción de estaciones– que realizaban. De esa forma, su canon mensual por operar los dos ramales superaba los 5 millones de pesos. En las próximas semanas el contrato será nuevamente readecuado para que los pagos se limiten al Mitre.

“La medida no estaba pensada. Surgió después del accidente del sábado y tras haber constatado que decisiones tomadas en septiembre de 2012, vinculadas con la seguridad de los pasajeros y motorman, no estaban siendo cumplidos por las empresas”, explicó Randazzo. La empresa no realizaba todos los exámenes médicos obligatorios antes de tomar servicio a algunos conductores que esgrimían la existencia de un “acuerdo gremial”. “La gota que rebasó el vaso fue la filmación del motorman (Julio) Benítez en agosto que la empresa tenía en su poder y sólo lo apercibió. Deberían haberlo despedido”, insistió el funcionario. “Hace muchísimos años que el Sarmiento no recibía inversiones pero tampoco lo hacía el resto de los ramales y allí no se registran accidentes”, concluyó el ministro del Interior y Transporte.

“La estatización del Sarmiento la decidí yo, la Presidenta está en reposo absoluto. Uno tiene que tomar decisiones y estoy seguro de que ella me diría que la decisión es la correcta”, afirmó el ministro durante una entrevista radial. Ante la consulta, el funcionario afirmó que el vicepresidente a cargo del Ejecutivo, Amado Boudou, tampoco fue consultado.

Compartir: 

Twitter
 

“Vamos a gestionar mejor que los privados”, prometió el ministro Florencio Randazzo sobre el F. C. Sarmiento.
Imagen: Guadalupe Lombardo
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.