SOCIEDAD › EL MAQUINISTA QUE EMBISTIó A OTRO TREN EN 2013 FUE CONDENADO A CUATRO AñOS Y TRES MESES

La tragedia de Castelar tiene condena

El motorman Daniel López, que conducía el chapa 1 que embistió al chapa 19, que se encontraba detenido, fue condenado por el Tribunal Oral Federal Nº 2 de San Martín. En la última audiencia, López pidió perdón a los familiares de las víctimas.

El maquinista Daniel Alberto López, conocido como el motorman de la tragedia de Castelar, fue condenado ayer a cuatro años y tres meses de prisión al ser considerado culpable por el choque de trenes ocurrido en 2013 en Castelar, donde 3 personas murieron y más de 300 resultaron heridas.

El Tribunal Oral Federal Nº 2 (TOF Nº2) de San Martín condenó a López por el delito de estrago culposo agravado por muerte y lesiones, y lo inhabilitó para conducir trenes durante diez años. El recuerdo de ese suceso “no me deja dormir, les pido perdón por el horror que padecieron”, dijo López antes de escuchar la sentencia en su contra. Al hablar por primera vez en el juicio por el incidente ferroviario del 13 de junio de 2013, el maquinista se dirigió a familiares y damnificados y les dijo que “antes no había podido” dar sus condolencias.

Pese a la condena, el maquinista no irá a prisión hasta que la sentencia quede firme. La fiscalía había pedido cuatro años y nueve meses de prisión para López, mientras los abogados de la querella solicitaron once años de cárcel.

El TOF 2, integrado por los jueces Daniel Cisneros, Daniel Petrone y Diego Leif Guardia, fijó para el 27 de mayo la fecha para la difusión de los fundamentos de la sentencia.

Gregorio Dalbón, abogado de la querella, dijo sentirse conforme por la pena impuesta a López y consideró que el fallo “sabe a éxito”. El letrado sostuvo que el veredicto abre el camino para “investigar si detrás de los maquinistas hay alguna cobertura gremial de la Unión Ferroviaria y La Fraternidad que los ampare”.

Asimismo, estimó que la sentencia contra el maquinista “es un buen precedente” para el juicio por la tragedia de Once.

López conducía el tren 3727, chapa 1, que a las 7.07 del 13 de junio de 2013 chocó contra otro, el 3725, chapa 19, en proximidades de la estación Castelar y provocó la muerte de tres pasajeros y heridas a más de 300. Los que viajaban en el chapa 19 fueron los que sufrieron las peores consecuencias, porque los vagones estaban repletos. En cambio, el chapa 1, tenía gente parada pero llevaba muchos menos pasajeros. Como consecuencia, el tren que conducía López abrió casi automáticamente sus puertas y los pasajeros pudieron bajar de inmediato, mientras que en el chapa 19 debieron esperar a que los socorrieran.

Según la fiscalía, no bien López partió de la estación Morón se topó con señales luminosas que indicaban que debía tener precaución y luego detenerse, y pese a ello continuó su marcha hasta impactar con el otro tren. En ese contexto, la acusación sostuvo que además avanzó con “permanente tracción y con ascenso de velocidad”, en tanto el peritaje técnico constató que los frenos estaban aptos. En ese momento, el delegado de la Unión Ferroviaria del Sarmiento, Rubén Sobrero, había asegurado a este diario que los frenos no estaban en condiciones y que “el motorman salió corriendo cuando vio que el tren no frenaba, por eso se salvó”. Sin embargo, el ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, aseguró que el tren estaba en perfectas condiciones y que había frenado en la estación anterior sin ningún problema.

Cuando se produjo el choque habían pasado un año y cuatro meses de la tragedia de Once, ocurrida el 22 de febrero de 2012, en la que murieron 51 personas y otras 700 resultaron heridas.

El choque de Castelar produjo una fuerte conmoción agregada a la tragedia misma por el efecto del impacto en Once.

Inmediatamente que se produjo el choque de Castelar las autoridades informaron que el tren que había embestido al que se encontraba detenido había sido recientemente reparado y tenía un sistema de frenos nuevo. También, inmediatamente hicieron públicos los datos que revelaban, a través del GPS de la máquina que conducía López, que se habían saltado cuatro señales de emergencia y que en lugar de ir aminorando la velocidad, la fue aumentando.

Compartir: 

Twitter
 

Los trabajos de rescate de las víctimas de la tragedia de Castelar. Arriba, Daniel López.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.