SOCIEDAD › HAY 700 PORTEñOS CON DENGUE, ZIKA O CHIKUNGUNYA

Jueves, un día para el descacharrado

Casi 700 porteños fueron diagnosticados con dengue, zika o chikungunya durante el actual brote, aseguró el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, durante el acto de lanzamiento de una campaña que impone que todos los días jueves se instituya como “el día de la descacharrización”, una medida preventiva para combatir el mosquito vector.

Larreta, en el acto efectuado en la sede del club Ferro Carril Oeste, en Caballito, informó que “hasta hoy registramos 680 casos de dengue, nueve de zika y siete de chikungunya; la gran mayoría de pacientes que viajaron a regiones donde estas enfermedades son endémicas. “La manera más efectiva de enfrentar este brote es con el compromiso y la responsabilidad de todos los vecinos, contamos con la colaboración de cada habitante de la ciudad para que se asegure de no dejarle espacios o recipientes con agua estancada a los mosquitos en los que puedan reproducirse”, completó.

La campaña “supone tomar conciencia, de aquí en adelante, que todos los jueves de 18 a 18.30 todo el mundo dedique media horita a verificar si dentro de nuestra casa tiene recipientes con agua porque si queremos matar el mosquito, que es el transmisor del virus, tenemos que cortar cadena de reproducción, que es a través del agua”, dijo la ministra de Salud porteña, Ana María Bou Pérez.

“Queremos que sea tomado como un acto de conciencia, responsabilidad y solidaridad social porque si todos lo hacemos, no sólo nos cuidamos a nosotros mismos, sino a nuestros vecinos”, agregó. La funcionaria explicó que el descacharrado consiste en “mirar alrededor para reconocer los objetos que puedan contener agua, ya sean floreros, bases de macetas, botellas, cubiertas” y eliminar todo resto de ese líquido.

Bou Pérez reconoció que el actual brote de dengue en la ciudad “es superior al de 2009” por la cantidad de casos notificados, que ya suman 696 entre las tres enfermedades y todavía se espera otro pico para Semana Santa. Pero aclaró que la situación “no es más peligrosa” que la de hace siete años y todos los internados por la enfermedad –que la última semana contabilizaron 42– “están evolucionando bien”. “No es más peligroso, porque por suerte seguimos manejándonos con un solo serotipo de dengue (tipo 1), que es este que hace sentir muy mal al paciente, porque se sienten con muchos dolores articulares, náuseas y vómitos”, afirmó la funcionaria.

“Los pacientes a veces requieren internación para control, pero no es un dengue grave y todos está evolucionando bien”, dijo. En tanto, no se produjeron hospitalizaciones por casos de zika y fiebre chikungunya, las otras dos enfermedades transmitidas por el mosquito Aedes aegypti. “Nosotros venimos haciendo un mapeo desde diciembre, pero nunca hablamos de zonas porque la ciudad está toda afectada, más allá que algunas zonas tengan más casos que otras”, afirmó.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.