SOCIEDAD › CON 600 POLICIAS, DRONES Y HELICOPTEROS, BULLRICH ALLANO LA VILLA 31 Y SECUESTRO TRES PISTOLAS

Un megaoperativo para levantar imagen

La ministra de Seguridad encabezó un megaoperativo en las villas 31 y 31 bis, en la anunciada guerra contra los narcos. Un ejército de policías fuertemente armados logró detener a 13 jóvenes, y secuestró 32 kilos de marihuana, pasta base y tres pistolas.

 Por Horacio Cecchi

“El objetivo no son solamente los allanamientos, sino también establecer un Cuerpo de Permanencia.” De esa manera y con el hashtag #BarriosSeguros, la ministra de Seguridad Patricia Bullrich, informó en su cuenta personal de Twitter sobre el megaoperativo que protagonizó rodeada por un haz de cámaras, y más de medio millar de policías armados, helicópteros, drones y móviles pesados para poner freno a las organizaciones de narcos que disputan territorio en la villa 31 y 31 bis. Bullrich ya tuvo su experiencia con los cuerpos de permanencia cuando salió a justificar la intervención de Gendarmería que baleó chicos de una murga del Barrio Rivadavia. El operativo consistió en 42 allanamientos, específicamente sobre la villa 31 bis y el barrio San Martín, más reciente. Los resultados, como suele suceder con los megaoperativos, fueron magros, si se tienen en cuenta las descripciones del monstruo al que se dice combatir: “13 detenidos, 32 kilos de marihuana, gran cantidad de pasta base, tres armas de fuego (dos de ellas de 9 milímetros), una granada y cuatro bombas molotov”, 762 gramos de marihuana por vivienda allanada. A guiarse por los gritos que le lanzaban a Bullrich los vecinos –del estilo “¡los verdaderos narcos están en Tigre!”–, la intervención ministerial fue negativa. De los resultados del primer operativo #BarriosSeguros surge una superproducción fotográfica y prensera que permitirá sentar las bases de nuevos allanamientos y más perejiles a disposición de la Justicia.

Guerra contra las drogas

El relato estrictamente policial dice que el año pasado, Francisco Fouz Acosta, Tarzán para los amigos, cayó detenido y con él la cabeza de Los Sanpedrinos, una de las tres bandas mencionadas que se disputan territorio en la 31 bis. En las últimas semanas, en ese sector, que es el que se encuentra más cerca de la estación de trenes San Martín y el barrio que lleva el mismo nombre, se produjeron enfrentamientos internos entre los sanpedrinos, y con los pertenecientes a la banda de la Casa del Pueblo, que trajo una muerte semanal de entre las propias filas, siempre estamos hablando de perejiles adolescentes y jóvenes.

El operativo de ayer fue ordenado por el juez federal 4 Ariel Lijo, quien investiga el “funcionamiento de organizaciones criminales dedicadas al tráfico de estupefacientes”.

“Hemos comenzado un plan llamado ‘Barrios Seguros’. El objetivo no son solamente los allanamientos de hoy (por ayer) sino comenzar un plan que ha sido exitoso en otras ciudades de Latinoamérica, como Río de Janeiro, Medellín y México –anunció la ministra Bullrich—. La idea es que haya barrios libres de droga, que no haya más violencia, para que se terminen las muertes”.

Precisamente desde México se cuestiona la estrategia ocupacionista de Bullrich. Hace menos de dos semanas, el representante de la oficina de la ONU contra la Droga y el Delito en México aseguró que “la guerra contra las drogas declarada hace 35 años se ha acabado”, y reconoció que el problema de las drogas no es un problema militar sino de salud.

Según el fiscal Jorge Di Lello, que participó también en el escenario fotográfico, durante el operativo hubo “algunos tiroteos” y agregó que la investigación también está vinculada a un enfrentamiento entre dos bandas. “El objetivo final es ocupar el territorio para garantizar el orden, la sanidad y la libre circulación. Ellos tienen el objetivo de sustituir al Estado, tienen una mano de obra permanente, fundada en la precariedad y necesidad de la gente que vive en la villa, y el control y la seguridad lo realizan ellos”, explicó Di Lello.

La descripción de Di Lello detalló todos los espacios en los que curiosamente el Estado se encuentra en deuda con las amplias comunidades de vecinos que habitan las villas de la ciudad, entre ellas, la 31, 31 bis y San Martín. Pero el método de suplantamiento, en lugar de consistir en activar esos vacíos, consiste en botas y garrote, un lema que blandió Estados Unidos y que ya las propias Naciones Unidas vienen cuestionando y defenestrando como acciones que sólo desatan millares de muertes jóvenes y que más que desarmar al supuesto enemigo, lo construyen.

El juez Lijo explicó a los medios que “estas bandas se valen de numerosos inmuebles en el interior de la villa, al punto tal que toman manzanas enteras, y así estructuran sectorizadamente los lugares de venta, de acopio y de ocultamiento de estupefacientes y de armas”.

En ese aspecto, el resultado logrado por los más de 600 policías, drones, helicópteros, camiones, contra un ejército enemigo fue de 13 jóvenes que no está probado que tengan vinculación con la investigación, apenas tres armas de fuego, de las cuales sólo dos son 9 milímetros, 32 kilos de marihuana y gran cantidad de pasta base ya preparada para unas 20 mil dosis de paco. “Los pibes detenidos son los que venden, no había ningún jefe narco ahí –dijo a Página/12, indignado, Daniel, que nació y vivió sus 25 años en la 31–. Nunca vi un operativo tan grande en la villa y no sirvió para nada. No encontraron nada.”

Si se trata de resultados, las fotos de la ministra Bullrich a la cabeza del operativo señalan hacia donde se apunta la mira.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

El operativo #Barrios Seguros empezó ayer con un megaallanamiento con magros resultados.
Imagen: Bernardino Avila
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.